¿Podemos evitar el Lázaro Báez de Macri?

Nacho Gonzalez Arrieta, autodefinido como “trabajador en medios desde los 14 años, conductor, musicalizador y operador en Fm, militante en las ideas de la libertad, libre pensador”, escribió hoy una nota con documentación denunciando falacias en las palabras de Mauricio Macri.

Macri y Caputo

Está claro quien miente: mientras nuestro Presidente dice que Caputo nunca ganó una licitación pública, sus empresas subsidiarias como SES S.A. (creada en 1991 para ganar licitaciones el menemismo) ganaron licitaciones y/o obtuvieron contrataciones.

La empresa SES S.A. tiene como accionista mayoritario a Caputo S.A., quien es dueño del 50 por ciento de la empresa. El presidente es el mismo en las dos compañías: Teodoro Argerich. Desde la llegada de Macri, Caputo pasó de tener contratos con el gobierno porteño por 120 millones de pesos a superar los 1200 millones de pesos.

Entre otros, ganó: una licitación en 2010 para el mantenimiento de edificios escolares por 12 millones de pesos, otra del mismo año para la construcción de pasos a nivel por 31 millones, otra de 2011 para el mantenimiento de espacios verdes por 145 millones de pesos. Las contrataciones siguen: el año pasado, ganó otra licitación por 43 millones de pesos por mantenimiento del microcentro.

El año pasado, también se quedó con la limpieza de las estaciones y los corredores del metrobús (otros 14 millones) y con el mantenimiento de los hospitales Moyano, Dueñas, Tornú y Ramos Mejía, entre otros, por 414 millones de pesos. Seis de las licitaciones fueron autorizadas por decreto. Las de los hospitales fueron denunciadas por el sindicato de Obreros de Maestranza (SOM), que consideró que se trataba de una “licitación manejada por el propio Caputo”.

La documentación de la Comisión Nacional de Valores en donde queda probada la relación societaria puede accederse en este link.

Caputo: ¿El Lázaro Baez de Macri?

Si hacemos lo mismo sería de necios creer que vamos a tener resultados distintos, si queremos ser una democracia moderna o tomar como modelo un Suecia debemos obrar en consecuencia y ser ciudadanos completos y no meramente votantes atrapados por la opción electoral.

Debemos trabajar en políticas de Estado para evitar que sigamos manejándonos por recetas que hemos comprobado solo sirven para enriquecer y hacer sombra en gobiernos electos. Esta es la idea de mi aporte con esta nota, que este gobierno que ha sabido dar marcha atrás con medidas pueda reflexionar sobre lo escrito y sentar bases para una república transparente, como merecemos los Argentinos

Sobre este tema, otra nota de Página 12, titulada “Un concursante demasiado cercano y exitoso”

¿Qué opinás?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *