La comercialización de la ayuda que me encantaría ver en la vida real…

(Vía @Lalomaisler) El 29 de Agosto Tales from the hood un site “anónimo” que trata temas referidos al desarrollo de fondos y las causas humanitarias desde un punto de vista distinto, desde el punto de vista quizás de lo que “debería ser” posteó Aid marketing I’d love to see…”. El site está en inglés y para los que yo somos medio tarzánicos para hablar la lengua inglesa, y gracias al traductor de la gran G es que les dejo esta perlita de (como dijo Jonás) “la literatura sobre marketing filantrópico y fundraising”, POR FAVOR, tomense 5 minutos para leerlo, VALE LA PENA.

La comercialización de la ayuda que me encantaría ver en la vida real:

Tus $ 20 no van a acabar con el hambre. Demonios, ¿sabes qué? Podrías dar incluso un millón de dólares y no acabarías con el hambre. ¿Sabes por qué? Porque las causas que generan el hambre son sistémicas y estructurales, no financieras. Hay suficiente alimento en el mundo ahora mismo como para todos, pero por desgracia la mayoría es propiedad de personas que no comparten con el resto. ¿Van a compartir? Nadie lo sabe. Sin embargo, tus $20 nos ayudan a seguir tratando de cuidar de las personas con muy poco. Hasta que los que tienen demasiado decidan compartir (si es que lo hacen). “

Vos no tenés ganas de hablar sobre condones. No son realmente nuestro tema favorito tampoco. Pero hablar de los condones es un infierno mucho mejor que hablar del montón de muertos por VIH / SIDA. Se ha probado una y otra vez que el medio más eficaz de prevenir la transmisión del VIH es el uso consistente y correcto del condón. Nop, la promoción de la abstinencia no funciona; lo hemos intentado pero no funciona (en serio, ¿funcionó en tu escuela secundaria? ¿No? no lo creo. No sé por qué alguien podría pensar que iba a funcionar). No, vos no tenés ganas de hablar sobre los condones, pero es mejor que entiendas que los condones salvan vidas. Tan simple como eso. ¿Qué otra razón necesitas para sumarte a este programa?”

Estamos seriamente cagados y desde arriba. De hecho, más de una vez. Todo el tiempo, en realidad. Responder a los desastres 100% del tiempo 100% correctamente es imposible. Vos ya sabes lo que es porque lo ves en la televisión: es un desastre. Vamos a la zona, la electricidad no funciona, no podemos comunicarnos, la situación es caótica, la logística es imposible… a veces es peligroso, a veces nuestra propia gente se enferma. Nunca obtenemos la información adecuada y suficiente para tomar buenas decisiones. A veces nos equivocamos. ¿Entonces por qué deberías seguir apoyándonos? Porque no importa lo mal que está la situación, vamos a seguir yendo a seguir ayudando a tanta gente como nos sea posible. Siempre seremos directos con vos acerca de cómo nos hemos equivocado y vamos a aprender de nuestros errores para que no los repita la próxima vez.”

Tu donación puede llegar a ayudar a los terroristas. Esa es una realidad que vivimos en el campo todos los días. ¿Cómo? Tal vez nos la van a robar a nosotros. Tal vez se la van a robar “nuestros beneficiarios”. Tal vez el gobierno anfitrión nos la confiscará a nosotros para luego dársela a ellos. O tal vez sólo tendremos que dársela a ellos, ya que ellos podrían ser lo legítimos beneficiarios, también. Sólo porque alguien piense que ellos te odian no significa que no puedas ayudarlos si vos sos capaz de ayudar y ellos lo necesitan.”

 

No, nos vas a obtener tu nombre en una placa en la entrada de la clínica. No vas a obtener una foto de “tu” vaca o cabra o pato, o lo que sea que apadrinas. No recibirás una carta conmovedora de un niño en un empobrecido pueblo del tercer mundo. Tu nombre no será “nombrado” en una gala de lujo. No vamos a asignar a un representante de recaudación de fondos especiales sólo para vos, para que te tenga en la marcación rápida de su teléfono y para que luche por encontrar respuestas a tus preguntas azarosas y fuera de lugar. Lo siento mucho. Eso no es lo que somos. “

Dentro de tres años a partir de ahora este lugar todavía va a ser una mierda. Era una mierda antes de la catástrofe, y lo va a ser aún más por un tiempo muy largo. Seamos honestos, si pudiéramos cambiar esa realidad lo haríamos, pero no podemos. Se necesita mucho tiempo para recuperarse de un gran desastre. Y durante el tiempo que se tarda en la recuperación, la gente va a necesitar refugio, agua, saneamiento, salud y alimentación. Sí, lo sabemos: se ve muy mal, parece que nada ha cambiado en estos seis meses desde el desastre. Y mientras que no se pueda medir con exactitud el número de personas que no murieron de disentería o de cólera o el número de personas se mueren de hambre o sufren desnutrición, podemos decirte que las cosas estarían mucho peor si no hubiéramos estado aquí haciendo nuestro trabajo con tu generoso apoyo. Gracias por eso. Y para que lo sepas, dentro de tres años esto todavía va a ser una mierda, y todavía vamos a estar aquí. “

Sólo la mitad de tu donación va “directamente a los beneficiarios.”Tal vez incluso menos que eso si contás nuestros programas de transferencias monetarias. ¿Por qué tan poco? Bueno, en primer lugar, para que lo sepas, el 50% es una tasa real de gastos bastante normal. Y en segundo lugar, nos gustaría dar más, pero no podemos. ¿Donaste online? Nos cuesta dinero mantener el sitio web y el banco nos cobra por las transacciones electrónicas. ¿Nos vas a mandar un cheque? Sip, nos cuesta dinero recibir uno de esos también. ¿Decís que nos elegiste porque siempre te damos la mejor información sobre nuestros programas? No creerías la cantidad de trabajo que nos lleva juntar esos informes (y que además tuvimos que pagarle a alguien para que lo haga!). Cuesta muchopublicarlos también. ¿Te encantan esas fotografías? Nos cuestan extra. ¿Decís que te gustamos porque trabajamos en los lugares más difíciles? Lo difícil es encontrar personas que quieran trabajan allí (incluso la gente local se muere de ganas de irse de allí), y ya conocés el dicho: “Paga manies y te darán monos…” O, ¿te gustamos porque desarrollamos capacidad local? Nuestro personal local necesita de los salarios, también.”

No hay finales felices aquí. Si te dijéramos lo contrario estaríamos mintiendo. Estas personas estaban sufriendo antes de que nosotros viniéramos, y van a sufrir mucho después de que nos hayamos ido. Las causas de su sufrimiento – las grandes causas – la mayoría están fuera del control de nadie. O por lo menos, más allá de nuestro control. Todo lo que podemos hacer, en realidad, es traer un poco de humanidad en una situación que nunca debería haber existido en primer lugar. Podemos mejorar un poco las cosas, podemos hacer que las cosas sean poco más soportables para algunos de ellos por un corto período. ¿Es suficiente? No. La necesidad va mucho más allá de lo que podemos abordar. ¿Será nuestra ayuda la última? No. En la próxima semana o el mes que viene estaremos de vuelta en el primer casillero. O tal vez van a estar todos muertos para ese entonces. Esperamos sinceramente que no sea así. Pero de cualquier manera, nuestro esfuerzo por ayudar todavía vale la pena, porque son seres humanos como nosotros, están sufriendo y tenemos la capacidad para hacer algo al respecto. Incluso si es sólo un poco.”

Sencillamente una joya. Como siempre y cada vez, un beso a las damas y un abrazo a los caballeros. Éxitos en todo lo que emprendan.

Deja un comentario