Cuando lo renovable es, también, económico

Una de las críticas más frecuentes que se le hacen a las energías limpias y/o renovables es que es son más costosas.

En mi opinión, para valorar el costo de una energía no se debería tener en cuenta solo el factor económico, sino también el impacto que el uso de esa energía tiene a futuro: el costo económico que asociado al incremento de los gases de invernadero se debería contar como parte del costo de las energías que los producen.
Es por eso que me llena de satisfacción cuando veo notas como la del enlace, en la cual el uso de energías limpias y renovables es, además, más económico y práctico.
Se trata de reemplazar los generadores diesel de las celdas celulares en lugares remotos por celdas fotovoltaicas y turbinas eólicas. Esto tiene un sinnúmero de ventajas económicas y prácticas, entre ellas:

  • Ahorro en combustible.
  • Menor contaminación e impacto ambiental.
  • No hay que viajar periódicamente a la celda para reaprovisionarla.
Lamentablemente todavía hay mucha gente que solo ve el lado económico de las cosas. La aparición de iniciativas como esta es extremadamente positiva, especialmente porque puede ayudar a cambiar la mentalidad de muchas personas respecto de las energías alternativas.
Ver el artículo original (en inglés) aquí.

Una opinión por “Cuando lo renovable es, también, económico

  1. Oscar

    Hola Hernán!

    Yo creo que el problema como bien lo mencionas, es derivado de la visión de corto plazo y ese estúpido sentido de que por que tiene un mayor costo de implementación inicial se convierte en un "gasto".

    No entienden que es mejor hacer una inversión fuerte una vez y reducir costos a mediano y largo plazo, en lugar de tener un "gasto" mínimo y "gastos" recurrentes por muchos años.

    Te mando un saludo desde Cuernavaca, México!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *