“Si seguimos a este ritmo, necesitaremos más planetas para sustentarnos”

La actividad empresarial no puede seguir basándose en modelos ideados en el pasado, cuando se pensaba que los recursos naturales eran abundantes.
Ya no es posible un crecimiento sin límites ni condenar a gran parte de la humanidad a la pobreza. Hay que pensar en formas de compartir el planeta.

Éstos son los principales desafíos que todos enfrentamos según la visión de Ernst Ligteringen, presidente de Global Reporting Initiative (GRI), organización que tiene como misión desarrollar y difundir globalmente directrices para la elaboración de informes de sostenibilidad.

Ligteringen también considera como un avance que se establezcan nuevos mecanismos para la sostenibilidad, como el mercado de carbono. Así, las empresas pueden pasar a ser parte de la solución de nuestros problemas. Vea a continuación sus principales consideraciones.

Red Ethos de Periodistas: _ ¿Usted cree en la posibilidad de que las empresas sean sostenibles?

Ernst Ligteringen: _ Las empresas en sí no son sostenibles ni pueden serlo. Debemos hablar de la sostenibilidad del planeta, como si quisiéramos permanecer en este mundo por algunas generaciones más. Si analizamos los hechos, hoy nos hace falta un planeta y medio para sustentar nuestro modo de vida en la Tierra, que incluye producción, generación de energía, transporte y consumo, entre otros aspectos.

Hemos pasado los puntos críticos en el uso de recursos naturales a mediados de los años 80. Si seguimos al mismo ritmo, serán necesarios más planetas para sustentarnos. Y no los tenemos. Gran parte de la población mundial necesita mejorar sus condiciones de vida, pues vive en extrema pobreza. Por lo tanto, tenemos que pensar cómo compartir este mundo, para que haya vida decente para todos y también para las futuras generaciones. El concepto de sostenibilidad trata de esa cuestión.

Las empresas no pueden seguir basando sus operaciones en modelos ideados en el pasado, cuando pensábamos que los recursos naturales eran abundantes. Éstos son finitos y las compañías no pueden seguir creciendo ilimitadamente y produciendo con despilfarro. Todo esto tiene que cambiar y las empresas deben formar parte de la solución del problema. Necesitamos encontrar conjuntamente una manera sostenible de repartir el planeta. Las empresas son organizaciones poderosas y no encontraremos salidas si ellas no se convencen de que deben formar parte de la solución. Nadie pide que sean caritativas.

Red Ethos de Periodistas: _ ¿De qué manera las empresas pueden integrarse a este proyecto?

Ernst Ligteringen: _ Es necesario que entiendan que sólo serán exitosas si la sociedad también tiene éxito: para los negocios hacen falta clientes, empleados, una sociedad que sea sostenible. Mantener empresas en el futuro sólo será posible si se adoptan prácticas sostenibles. Tienen que pensar colectivamente cómo construir este mundo. El problema es que generalmente no son eficientes en acciones colectivas, dada su naturaleza competitiva. Hay pocos líderes. El desafío consiste en que aprendan a actuar en conjunto.

Las compañías de seguros, por ejemplo, ya notaron que los cambios climáticos perjudican su negocio. Algunas hasta conceden premios a quienes se esfuerzan por reducir los riesgos ambientales. El mercado financiero está empezando a tener en cuenta este aspecto. Sabemos qué riesgos nos acechan, pero nos resulta difícil actuar conjuntamente. Me temo que necesitaremos pasar por una gran crisis para encontrar el mejor modo de actuar.

REP: _ ¿Qué progresos observa usted en los últimos años?

EL: _ Hemos logrado algunos. Quizá el más significativo haya sido el mercado de carbono pues supone un mecanismo para manejar la sostenibilidad. Las firmas disponen de un medio para hacer buenos negocios y volver sostenible a este mundo. Se trata de un cambio importante.

Hace pocos años, la sostenibilidad era cosa de pioneros. Una de las primeras en Europa fue The Body Shop, a comienzos de la década del 90. En esa época nadie tomaba muy en serio tales iniciativas y se llegaba a hacer bromas sobre la cuestión.

REP: _ ¿En qué medida los buenos informes pueden ayudar a las empresas y la sociedad a detener el actual proceso de insostenibilidad?

EL: _ Producir informes públicos constituye una práctica de control que puede ayudar a empresas y mercados a cambiar su forma de pensar. Los informes de sostenibilidad destacan aspectos no tenidos en cuenta en los informes eminentemente financieros. Son verdaderos ejercicios no sólo de rendición de cuentas, sino también de aprendizaje.

Si consideramos que la sostenibilidad radica en cómo repartimos este mundo, podemos llegar a entender mejor en los informes qué resultados son buenos y cuáles son malos.
Además, los buenos informes son realizados dialogando con stakeholders (partes interesadas). Sobre esa base, las empresas pueden descubrir sus riesgos, sus oportunidades y las expectativas de sus stakeholders. Muchos presidentes de compañías tienen miedo de hacerlo. Sin embargo, hay que dialogar con empleados, clientes, inversores, con la prensa. Así se puede aprender que la sostenibilidad es una preocupación de todos. Todas las empresas que aplican estas prácticas sistemáticamente destacan lo que se aprende sobre el tipo de productos y servicios que serán necesarios en el futuro, y qué acciones son consideradas aceptables en el mercado por los stakeholders.

En noviembre del 2006, un artículo publicado en la primera plana del Financial Times sobre las seis mayores firmas de auditoría del mundo mostró que todas consideran que los modelos de informe financiero son obsoletos, pues el valor de las compañías se concentra en su mayor parte en activos intangibles, como su reputación y su relación con los stakeholders. En otros tiempos era más sencillo hacer un informe, porque se trataba de internalizar el lucro y externalizar los costos al máximo.

En cambio, lo que vemos hoy es una renegociación que considera que se debe externalizar los costos de hecho y que alguien debe asumirlos. Esto implica una evolución que seguramente proseguirá en los próximos años. GRI presenta esta discusión sobre el tipo de informe que es necesario y también sobre los métodos para llevarlo a cabo, cómo ser transparente en los resultados y cómo se puede aprender analizándolos.

REP: _ ¿Qué opina sobre la experiencia brasileña?

EL: _ Brasil tiene una excelente experiencia y un número considerable de empresas pioneras. Es un país con iniciativas interesantes en varios sectores, como el energético, el de producción de alcohol y los nuevos combustibles. En el sector financiero, cabe destacar el Nuevo Mercado Bovespa ISE, que considera estas cuestiones. Allí Brasil está innovando; y también hay una prensa que pareciera estar bastante interesada en todo esto.

Deja un comentario