Salta está a punto de autorizar un desmonte en Reserva Mundial de Biosfera

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia de Salta está a punto de autorizar el desmonte de 1.670 hectáreas en una finca ubicada en un área de Selva de Yungas que la UNESCO incluyó en el 2000 como “Reserva Mundial de Biosfera”.
Las 1.670 hectáreas de Selva de Yungas que la firma “Los dos ríos” está solicitando desmontar para realizar actividades de agricultura pertenecen a la finca “Abra Grande y Abra Chica”, que tiene una superficie de unas 26.000 hectáreas, de las cuales cerca de 6.500 ya fueron desmontadas en los últimos años para cultivos.
El proceso de diseño e implementación del Proyecto de Reserva de Biosfera de Yunga fue el resultado de un acuerdo entre Gobiernos de las Provincias de Salta y Jujuy y la Administración de Parques Nacionales (APN), contando con el apoyo de la Universidad Nacional de Salta, la Universidad Nacional de Jujuy y el Instituto de Geografía de la Universidad de Buenos Aires; y de Organizaciones No Gubernamentales como Greenpeace, la Red Yaguareté y la Fundación Pro yungas.
Esta región tiene suma importancia desde el punto de vista de la conservación, ya que alberga cerca del 50% de la biodiversidad nacional, ocupando el segundo lugar después de la selva misionera
Se estima que en la región habitan aproximadamente 3.000 especies de plantas vasculares, de las cuales unas 230 son especies arbóreas. Gracias a su clima húmedo y cálido, en las Yungas crecen palos blancos y amarillos, urundeles, cebiles, lapachos y cedros.
Es el territorio de 89 especies de mamíferos, como el gato montés, el puma, el coatí y el yaguareté -una especie que se encuentra en peligro de extinción- y de 297 especies de aves, como el lechuzón negro y el águila poma.
La posible autorización del desmonte de 1.670 hectáreas de Selva de Yungas dentro de los límites de la Reserva Mundial de la Biosfera implicará el incumplimiento por parte de nuestro país de acuerdos internacionales y una grave amenaza para la biodiversidad.
La misma se enmarca en un claro proceso de aceleramiento de la entrega de permisos de desmontes por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia de Salta, que en los últimos cuatro meses convocó a audiencias públicas para autorizar desmontes que suman 155.855 hectáreas de bosques nativos, más de la mitad de lo que se desmonta por año en todo el país.
Por este motivo resulta imprescindible la rápida aprobación por parte de la Cámara de Senadores del proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos.
Dicho proyecto de ley, que ya cuenta con media sanción, es un instrumento de política ambiental nacional fundamental, cuyo objetivo es regular las actividades productivas mediante la realización de un ordenamiento territorial, con el fin de lograr la protección del medio ambiente a partir del uso sustentable de los bosques nativos, tras una evaluación de las unidades presentes en cada provincia.
La norma establece diez criterios ecológicos y categorías de conservación que apuntan a planificar las actividades forestales, agrícolas y ganaderas evitando la fragmentación y degradación del bosque nativo, y prioriza cuidar a los bosques que actualmente ocupan y utilizan comunidades indígenas y campesinas.

Deja un comentario