Tragedia en Once. Verónica


Verónica

Verónica en la foto que le tomé en Junin

de los Andes cuando nos fuimos de Mochileros juntos hace unos años.

Verónica


Hacía tiempo que no la veía o hablaba con ella.

Bastante cercanos en algún tiempo, la vida nos fue llevando por distintos caminos.

La última vez que habíamos estado juntos fue en el casamiento de mi mejor amigo.

Verónica sabía reírse. Eso me gustaba de ella. Siempre sonriendo aún cuando escuchaba mis ácidos comentarios.

Tenía 26 años. Quería hacer muchas cosas y le sobraba el tiempo para conseguirlo.

Sin embargo a un tipo se le ocurrió trabar las puertas y a otro se le ocurrió prender una bengala. Y a ella, coincidir en el lugar

donde estos tipos soltaron su maldad, egoísmo y pelotudez.

Verónica había ido a escuchar música. Nunca logró salir del boliche. Su hermano, que había ido con ella, pudo salir, pero al no encontrar a su hermana, volvió a entrar a buscarla.

Y tampoco pudo salir otra vez.

Ayer mi mejor amigo me contó que Verónica

y su hermano, fueron dos de los casi 200 muertos en el boliche de Once.

No se donde estarás ahora Vero, pero te mando un beso. Siempre recordaré tus sonrisas.

Hernán Pablo Nadal.

1 de Enero 2005

http://listao.blogspot.com

msn: hernannadal@hotmail.com

4 opinión por “Tragedia en Once. Verónica

  1. Anonymous

    Anoche brindé con mi gente por Veronica, su hermano, y todos los chicos que formaron parte de la desgracia. Me imagino que cada familia y grupo de amigos argentinos hizo lo mismo, y me imagino que esten donde esten estan bien.

  2. Anonymous

    Dios la bendiga y la tenga en su gloria, a ella y a su hermano y a todos los chicos que nos dejaron ese día

  3. Anonymous

    Que se puede decir ante tanto dolor? Ante tanto sinsentido….

    Que todo esto no quede impune, que no suceda más, que de ahora en adelante quienes tienen que controlar lo hagan, que aquellos que asisten a un recital o a donde sea, tengan un minimo de consideracion por la vida del otro al momento de decidir “festejar”, que quienes hacen negocio no lo hagan tambien con nuestras vidas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *