Guerra de weblogs en los EE.UU.: pedir perdón o festejar el triunfo de Bush, esa es la cuestión

El mundillo online sigue conmocionado por el resultado de las elecciones. Republicanos y demócratas continúan la batalla en la red, aunque en el mundo real, ya hubo un ganador.

Todo comenzó con James Zetlen, un joven de 20 años que se deprimió profundamente cuando ya era un hecho que George Bush se quedaba en la Casa Blanca. “Pasé de la pena, a la negación, la furia, la lastima, la resignación y la aceptación, en ese orden y muy rápido”, dijo. Acto seguido, abrió un sitio web, www.sorryeverybody.com , para pedirle disculpas al mundo por no impedir la victoria de Bush.

“Mucha gente sentía que tal vez podría haber hecho algo más para evitar el triunfo de Bush y se sentía responsable, ante el resto del mundo, por el resultado de la elección”, dijo. El resto es asunto conocido: publicó una foto de él mismo sosteniendo un papelito que decía: “Lo siento, mundo, lo intentamos –firmado: la mitad de Estados Unidos” e invitaba a otros norteamericanos a hacer lo mismo.

Mitad en broma, mitad en serio, la idea prendió rápidamente. Dos semanas, 50 millones de hits y más de 15.000 imágenes después, el proyecto resultó ser tan exitoso que ahora James está pensando en convertirlo en un grupo de lobby político.

“Tenemos que tener cuidado. No queremos usarlo para beneficio personal”, dijo el joven, un estudiante de neurociencia de la Universidad de Southern California. “Pero estamos pensando en transformarlo en un comité de acción política o en una entidad de caridad para intentar promover un discurso más civil”.

A juzgar por las respuestas que tuvo el sitio, James tiene mucho trabajo por delante. Más de las dos terceras partes de las imágenes que se recibieron, algunas de republicanos, fueron rechazadas por ser demasiado ofensivas. Otras eran de demócratas acusando a los votantes de Bush de ignorantes. “Hay mucha furia, la gente está muy agresiva, pero no vamos a aceptar presentaciones que resulten ofensivas”, dijo.

Como casi todo en la política norteamericana, una iniciativa política inevitablemente genera consecuencias a favor y en contra. En respuesta a Zetlen, nacieron varios sitios web a favor de los republicanos: notsorryeverybody.com, sorryeverybodymyass.com, kissmyamericanass.com y wearenotsorry.net, son algunos de ellos. Paralelamente surgieron un puñado de sitios web que apoyan la iniciativa de Zetlen, como apologiesaccepted.com. “La verdad es que estoy muy sorprendido”, dijo el joven. “Esperaba que lo usaran mis amigos, pero hubo gente que nos mandaba fotos y mensajes de todo Estados Unidos, del polo sur, de Sudáfrica, de China, de todas partes. Los mensajes del exterior, en general, nos apoyaban”.

Jay Rayner, un periodista británico y autor de la novela “The Apologist” (El que pide perdón), no se muestra tan sorprendido. El creó un sitio web, the-apologist.co.uk, para promover su libro sobre un hombre que se disculpa por todo lo que hizo mal y es nombrado el principal “pedidor de disculpas” de las Naciones Unidas. Su sitio generó más de 8.000 disculpas. “Internet es, verdaderamente, un vehículo único para pedir perdón”, dijo Rayner. “El sitio se convirtió en una especie de confesionario masivo donde todos escriben sin importar si la persona ala que uno le está pidiendo disculpas lee el texto o no”.

Sorryeverybody es uno de los muchos sitios que los demócratas abrieron en un intento por levantar la autoestima desde la derrota electoral. Uno tiene un “sello oficial” falso del partido demócrata con la cara de un bebé que llora. E otro varios canadienses le proponen matrimonio a los norteamericanos que quieran huir hacia el norte durante el segundo mandato de Bush. En una página típica de sorryeverybody.com los usuarios pasan de la beligerancia a la risa. A un hombre se lo ve sosteniendo un cartel que dice: “Perdón a todos. El centro de Mississippi no es todo rojo. Yo soy uno entre el 40 por ciento que votó por Kerry. Por favor, perdónennos”.

© The Guardian.

Traducción de Claudia Martínez.

Deja un comentario