Jansenson recorre 30 años de trayectoria en “Evocaciones”

El jueves pasado vimos al gran Mago/Showman Jansenson. Nos gustó mucho.

El teatro Siranush le da un marco bellísimo a un excelente espectáculo que nos lleva a pasear por una serie de emociones diferentes.

Jansenson tiene la capacidad de hacernos reír y hacernos llorar. Fui con mi hijo de 11 años y ambos vivimos esta experiencia de una manera particular. Por eso los invito a que vayan a ver este show. Porque hay muchos grandes ilusionistas que hacen trucos excelentes. Pero lo que hace Jansenson es magia real. Magia del corazón. 

Mago Jansenson
Mago Jansenson

Pero mejor les dejo sus palabras para que conozcan su visión.

Como mago, siento que tengo la responsabilidad de mostrarle a los públicos del mundo que es posible vivir de esta forma en este mundo, de recordarles cómo se puede, cómo se hace, cómo se siente. Las herramientas que utilizo sobre el escenario, los trucos propiamente dichos, son el punto de partida, como lo es el asombro, para que la mente contaminada entre en cortocircuito y se desconecte por un tiempo, para dejar operar a las emociones más profundas y más nobles, que generalmente están aletargadas, olvidadas, escondidas en nuestro interior. Destrabar la puerta detrás de la que mantenemos encerrados nuestros sentimientos, nuestra vulnerabilidad, nuestra capacidad de creer, de confiar, de entregarnos a lo desconocido, lo misterioso.

 

El show “Evocaciones” recorre 30 años de trayectoria de Jansenson en 120 minutos. Antes de estrenar su próximo espectáculo, hacia fines de 2015, Jansenson invita a un recorrido por sus mejores composiciones: efectos e historias que lo acompañan desde sus comienzos en el mundo del ilusionismo, a los 9 años, los encuentros con sus maestros, Charly Brown y René Lavand, los viajes por el mundo, los momentos de alegría y de tristeza, y finalmente el tiempo presente, con un par de pre-estrenos del nuevo show.