Stand Up Solidario

“Favorecer, a través del arte urbano, el cuidado y el sentido de pertenecía de las personas a Organizaciones de nuestra comunidad que realizan actividades que fomentan la salud, la educación y la inclusión social”.

FB_843X403_03

El día 15 de mayo llega Stand Up Solidario, todo lo recaudado será destinado a continuar con las acciones que se realizan en el Hospital Garrahan. Los artistas seran: • Cabito Massa Alcantara, • Pablo Fábregas, • Fernando Sanjiao, • Fernanda Metilli • Diego Fernandez

SaludArte, un proyecto de arte urbano de la asociación civil Siloé que desde el 2010 se implementa en hospitales, hogares de niños, de ancianos, centros de atención, merendero, entre otros, los cuales trabajan con diferentes grupos vulnerables de nuestra ciudad. Lugares que, enfocados en resolver emergencias, no cuentan con la posibilidad de atender el ambiente.

Por ese motivo Siloé busca generar una transformación estética para lograr vincular esos espacios con la salud, elbienestar y la inclusión social. A través del arte urbano, queremos que la visita diaria obligada de un niño al hospital, no esté relacionada con una pared oscura y maltrecha, sino con un payaso al que hay que visitar. Que la casa provisoria de un niño esperando a ser adoptado, tenga paredes que irradien alegría, o que la merienda se tome en un ambiente amigable y divertido.

¿Pensamos arreglar todo a través de la pintura? No, para nada. Creemos que se puede cambiar la energía de un lugar y hacer que las situaciones difíciles no estén acompañadas de ambientes hostiles, sino todo lo contrario. Creemos en el arte como herramienta y en la sociedad como beneciaria y bene­ciada.

Queremos cuidar nuestros espacios y mejorar la calidad de vida de todos los que se crucen con los murales en cada rincón de la ciudad. En colaboración con empresas y amigos de Siloe, ya se lograron pintar 480 m2 de mural en el Hospital “Prof. Dr.Juan P. Garrahan” y tenemos para este 2014 el desafío de comenzar dos murales en el Servicio Agustiniano y la Fundación El Pobre de Asís.

Los fondos recaudados en el día del evento permitirán seguir con este proyecto y realizar una escultura de un personaje del mural que se emplazaran dentro del Hospital “Prof. Dr. Juan P. Garrahan”

Más información: www.facebook.com/SaludarteSiloe



Políticamente incorrecto

 

Deberé decir, por prudencia, que no soy yo quién para escribir algo cómo esto. ¿Qué me creo?
En éste escrito, leerán ustedes universales políticamente incorrectas que me estuvieron dando vuelta en la cabeza los últimos meses… Y que si no las digo, estallarán. Empecemos:

Los niños:
Los niños, entiéndase por niños cualquier ser casi humano menor de 5 años. Ellos deberían tener prohibido viajar con la gente en los micros, aviones, trenes, etc. Son insoportables, como sus padres, que de tanto escucharlos ya no los oyen, condenándonos a todos los que tuvimos la prudencia de no molestar con nuestra descendencia al resto de la humanidad, a aguantar los llantos, los gritos, las patadas en el asiento, los mocos, los caramelos pegoteados en tu pantalón donde apoyolamanoparanocaerse….
Pero acá, nadie está diciendo que no viajen, no señor… Lo que se recomienda, es que lo hagan en un trailer, o una buena jaula en la bodega, donde queden aislados el tiempo que dure el viaje, quizás, junto a sus padres. O, de última (también de primera andaría) una inyección que los duerma profundamente durante un día o dos.

Las personas mayores:
Entiéndase por personas mayores a los que cariñosamente a veces, y otras no tantas, llamamos “viejos”. Los viejos deben entender, cómo diría un amigo, que no tienen tiempo para hacer las cosas tan despacio como las hacen. O sea, ¡Se les está acabando la vida!! ¡Apúrense! Y no… ellos hacen todo más lento. Caminan lento, hablan lento, compran lento, son lentos en el cajero automático, en la almacén, en la cola del super (Dios… tardan horas en sacar una calabaza y un cuarto de picada del chango), en el banco, en las veredas, para subir del Bondi, para bajarlo… Son lentos. Y no les tengo bronca eh… todo lo contrario. Me dan ganas de sacudirlos y decirles que se apuren, que vivan los pocos años, meses, semanas, etc que le quedan haciendo miles de cosas… que a ese ritmo la muerte lo va a estar esperando cuando baje del colectivo. Pero no hay caso, cuando terminé de hablar ellos recién se dieron cuenta que les hablaba….

Los que tienen perros en departamentos:
Señoras y señores, tener un perro tipo ovejero, doberman o rottweiler en un departamento de dos ambientes es una atrocidad. ¿Ustedes no se dan cuenta que el bicho sufre? ¿Y cómo lo demuestra el pobre animal? LADRANDO.
Ladran a cualquier hora, y desesperadamente. Ladran hasta despertar a todos, ladran hasta que sus dueños los sacan a la vereda, ladran conjugando su ladrido con la acústica del edificio y parece que te ladrarán al lado. Ladran asustando a los chicos chicos (que tampoco deberían vivir en un dos ambientes) y los chicos lloran porque ellos ladran y los asustan, y todo se convierte en un llanto lastimoso, histérico, que desciende desde el 7C donde el rottweiler comenzó a ladrar hasta el 2 A que lo escuchó la nena de dos años que se atusta mutto mamá con el guau guau, y la nene llora, y el bicho ladra, y yo me despierto de mi siesta dominguera y empiezo a las puteadas. Bajo al palier y empiezo a apretar todos los botones de portero mandando a la mismísima mierda al que me atienda, tenga o no, chicos o perros.

Los chinos del super:
Lo mío no es racismo, ni xenofobia, ni nada por el estilo. Si comprara en un super de… pongamos por caso, franceses, y los tipos mirándome hablaran en francés entre ellos y se rieran como los hacen los chinos de mi super, también me re calentaría.
Es una falta de respeto al cliente lo que hacen. Vienen hablando en español, y de repente, se comentan algo irreproducible y empiezan las risas… Y yo me empiezo a maquinar cosas como por ejemplo “ mirá, el gordito se compró un salamín, y las anchoas a las que les cambiamos la fecha de vencimiento el año pasado…jajajaja… que boludo”.
Y ahí empiezo a planear la venganza… y de golpe y porrazo voy y le pido “hilo negro”. El chino me mira fijo… ¿hielo? Pregunta…. ¡No, hilo! (pero lo pronuncio mal, apropósito). “Hielo negro no, hilo negro…” y lo miro mal… y el chino comienza a incomodarse…. Y empieza a hacer señas a alguien que está reponiendo latas, seguramente el que más sabe español… y finalmente cuando el ayudante aclara la situación, pregunto el precio del hilo negro y me retiro sonriendo y sin comprarlo.
Llego a casa y me preparo el mejor sándwich de salamín y anchoas vencidas. ¿El sabor? Sabe a victoria.

También me molestan los que toman mate dulce, los que no tienen la delicadeza de dejar el baño en condiciones para el que viene detrás, los que escupen a cada rato, los borrachos mala onda, los trapito que cobran más de lo normal, los que hablan por celular en el subte, y algunos otros que comentaré o comentará quién escribió esto en otra ocasión.

¿Por que no hay que trepar las rejas del Zoo?

Otra muestra más de la innovación en distintos aspectos de la vida.

En este caso, un zoologico tenía el problema que muchos de sus visitantes trepaban las rejas de las jaulas de los animales con el peligro que eso acarreaba.

Como los carteles tradicionales de advertencia no daban resultado intentaron con una variante humoristica.

No sabemos si dió mas resultado, pero al menos muchos se mataron de risa al leerlo.


Traducción: “Por favor mantengase seguro. No se pare, siente o trepe sobre las rejas de los animales. Si se cae, los animales pueden comerlo y eso puede hacer que se enfermen. Gracias.”


Votar esta noticia en Menéame


Monólogo de Tato Bores y Santiago Varela. (Autor de los monólogos de Tato desde 1989)

Tato fue uno de los humoristas argentinos más reconocidos y sus programas fueron el paradigma del humor político en la televisión. Aquí uno de sus monólogos más recordados.

Monologos de Tato Bores
Monologos de Tato Bores

Señores: cuando allá por 1960 puse la jeta por primera vez delante de los orticones, no existía la televisión color, no existía Maradona, no existía el Austral – es decir, el Austral tampoco existe ahora pero es otra historia -, no existía el control remoto, no existía el yogur descremado, pero si, sí existía Don Alvaro; si señores, si: Don Alvaro, el papa de la nena! Si bien Don Alvaro empezó a curtir gabinete como Ministro de Industria allá por el año `55 en la “LIBERTADORA”, que no tiene nada que ver con la Copa Libertadores, porque recién con Arturo Frondizi se convirtió en Ministro de Economía.

Porque le voy a decir mas: antes de Don Arturo Frondizi no existía el Ministerio de Economía; dicen los memoriosos que para aquellos años había un poco de guita en el tesoro y entonces con un Ministro de Hacienda tipo Serelco, alcanzaba!. Con la mishiadura aparecieron los Ministros de Economía.

Lo que no queda muy bien claro es si la mishiadura trajo a los Ministros de Economía o si los Ministros de Economía trajeron la mishiadura! Lo que pasa es que hace 30 años que tenemos las dos cosas.

Por aquellos años, Don Alvaro Alsogaray se mandó la famosa frase “HAY QUE PASAR EL INVIERNO”. Y pasaron y pasaron los inviernos, y las primaveras aparecieron y aparecieron – lo único que no apareció fue la guita -; y también por aquellos años `60 comenzaron los planteos militares a Don Arturo Frondizi.

En realidad el primer planteo fue el 8 de julio de 1958 pero en dos años le enchufaron 30 planteos!; y aquí con Don Alfonsín tuvimos dos planteos con los muchachos de la pomada, calcule lo que habrán sido 30 planteos!.

La cuestión es que los muchachos, al final, lo rajaron, y cuando el general Poggi estaba ya listo para asumir como presidente apareció José María Guido – también conocido como “JOSE DONDEMEPONGO” -, pego un Per Saltum, entro a Tribunales, juro como presidente ante la Corte Suprema, se coló por un intersticio en una puerta de la Casa Rosada, se sentó en el sillón, y cuando Poggi se dio vuelta le dijo “ACATAA!”

La cuestión es que Don Guido trajo a otro prohombre de la economía: Don Federico Piñedo que dijo que hay que hacer las cosas rápido y se mando en un solo día una devaluación del 21% y mando el dólar a la astronómica suma de 99 pesos moneda nacional de curso legal. (Chicos: si ustedes no saben lo que es eso – la moneda nacional de curso legal – pregúntenle al abuelo, pero no lo hagan llorar demasiado, por favor!).

La cuestión es que Don Piñedo se las tomó ofendido por las criticas que despertó esa devaluación y entonces apareció de vuelta Alvaro II, que viene a ser como “HIGHLANDER II”, “TIBURON II”, “ROCKY II”, una cosa así. Como el tema de “HAY QUE PASAR EL INVIERNO” estaba gastado, Don Alvaro invento otra cosa: invento el “EMPRESTITO PATRIOTICO NUEVE DE JULIO” llamado también “LOS BONOS DE ALSOGARAY”. Los que se los quedaron, la verdad, se ganaron mucha guita; los que no nos los pudimos quedar, pa’ que’ le via’ contar! Es otra historia…

Mientras tanto los militares, que no tenían nada que hacer, se pusieron a jugar a los soldaditos entre ellos: hicieron una raya y dijeron: “COLORADOS DE ESTE LADO, AZULES DE ESTE OTRO LADO, GANA EL QUE TIENE MAS TANQUES”.

Nosotros, los civiles, que no teníamos arte ni parte en el asunto, porque únicamente ligábamos una bomba que nos reventara la casa, estabamos tranquilos porque tanto azules como colorados decían que todo lo hacían por el bienestar de la gente y por la salvación de la patria; de donde se deducía que la salvación de la patria estaba en manos del que tenia mas tanques, comprende?

La cuestión es que en el año `63 le toco el turno de vuelta a un presidente constitucional y apareció Don Arturo Humberto Illia, uno de los pocos Cordobeses nacidos en Pergamino que se conocen.

Don Arturo Humberto Illia nombro como Ministro de Economía a Don Eugenio Blasco que muere en el cargo y entonces mi gran amigo Juan Carlos Pugliese asume como Ministro de Economía – empieza, mejor dicho, su carrera como Ministro de Economía suplente en todos los gabinetes radicales -.

Pero como las cosas buenas duran poco tiempo, antes de cumplir los tres años los muchachos de la (haciendo el signo de una insignia militar en el hombro izquierdo con los dedos índice y mayor de la mano derecha) viñeta le dan el raje a Don Arturo Humberto Illia y designan, en elecciones limpias, y por u-na-ni-mi-dad – 3 votos – a Don Juan Carlos Ongania.

El hecho de que Don Juan Carlos Ongania en la época del enfrentamiento entre azules y colorados haya sido azul – y legalista – y después se convirtió en golpista – y de hecho, colorado – es porque a veces, la gente, des-ti-ñe.

La cuestión es que a Don Arturo lo rajaron porque decían que era muy lento, que era una tortuga. Ahí tuvimos un cacho la culpa todos porque los sindicatos, la C.G.T. le tiraba tortugas en Plaza de Mayo, los medios en contra, los periodistas en contra, los humoristas le hacíamos chistes – éramos una manga de boludos que pa’ que’ le via’ contar -; porque el problema no era que Don Illia era lento: el problema es que los que vinieron después fueron… fueron rápidos, y fuimos derecho pal’ cara…melo, fuimos, pero bah, pero rápido!

Claro, no todo fue negrura en aquellos años porque en el `66 hubo avances: porque después de la “NOCHE DE LOS BASTONES LARGOS” cerraron todas las facultades y entonces todos los investigadores, científicos, matemáticos, laburantes de las neuronas avanzaron: avanzaron hacia la frontera y se las tomaron y no volvieron nunca mas. Después, apareció algún premio Nobel que volvió: a saludar a la familia y se las volvió a tomar, total…!

Para 1969 el Ministro de Economía era Adalbert Krieger Vassena que había mantenido el dólar mas o menos estable; pero de pronto apareció Don José María Dagnino Pastore y, como el dólar ya estaba a 350 mangos, le arranco dos ceros porque invento el peso ley 18188 – íntimamente llamado “EL PESO LEY” – Don Juanca, en aquellos años – Juan Carlos Ongania – pensaba quedarse 20 o 30 años, pero apareció el “CORDOBAZO”, el “ROSARIAZO” y el país se movió como un “FLANAZO”. O sea que para los finales de 1970 los muchachos (haciendo de nuevo el signo de una insignia militar en el hombro izquierdo con los dedos índice y mayor de la mano derecha) le dieron las gracias por los servicios prestados a Don Juanca I y después designaron en elecciones limpias y por unanimidad a Roberto Marcelo Levingston.

Roberto Marcelo Levingston es el único presidente en toda la historia argentina desde 1810 hasta la fecha que cuando lo designaron no lo conocía ni el loro! Vea, en las redacciones, no sabían como se escribía el nombre! No había una foto de él! Cuando, a la noche, en la sexta apareció “LEVINGSTON PRESIDENTE” la gente preguntaba “PERO EL PRESIDENTE DE QUE PAIS SERA ESTE BUEN SEÑOR?” Y porque para colmo, cuando lo designaron el estaba en la Junta Interamericana de Defensa en Washington! Así que aquí estabamos como los indios que se golpean el codo: en bolas, y a los gritos!

Por fin, Don Levingston apareció y dijo “SOY EL PRESIDENTE” y se sentó en el sillón a esperar ordenes. Lo que pasa el problema fue que mientras estaba esperando las ordenes empezó a jugar un jueguito que decía: “PESE A TODO, YO SOY EL PRESIDENTE”.

Don Lanusse, que era el inmediato superior, no le gusto nada la cosa, pero roce va roce viene Don Levingston lo destituye a Lanusse, Lanusse escucha eso, caza el tubo y lo destituye a Levingston, y como donde manda Teniente General no manda General de Brigada Levingston volvió rápidamente al anonimato.

Cansado ya de echar presidentes – había echado dos – Don Lanusse penso: “PARA PENSAR COMO YO, NADIE COMO YO”. Entonces agarro y se nombro presidente sin dejar el cargo de Comandante en Jefe. Astuto el hombre! Y enseguida invento una cosa que se llamo el G.A.N.: “GRAN ACUERDO NACIONAL”.

Y lo mando al Coronel Cornicelli a verlo a “PUERTA DE HIERRO” a mi gran amigo Juan Carlos Can… Juan Carlos no (risas), Juan Domingo, Juan Domingo (aplausos), Juan Domingo Cangallo y le dijo que si entraba en el G.A.N. le devolvía todos los sueldos del `55 hasta la fecha.

El viejo dijo “LO PRIMERO ES LO PRIMERO”, cazo la mosca, lo dejo al gobierno con el G.A.N. y con las ganas. Y entonces Don Lanusse se chivo y se mando la famosa frase que “EL VIEJO NO VOLVIA PORQUE NO LE DABA EL CUERO”. Pero como el viejo debajo de las arrugas todavía le quedaba un cacho de quiero… de cuero, volvió para mostrarlo en vivo y en directo y formo un frente cívico que se llamo “FRE.CI.LI.NA.”. Pero como la Frecilina tenia nombre de antibiótico lo cambiaron por “FRE.JU.LI.”. Escuche, Frecilina, Frejuli, Frejupo, son todos remedios del mismo laboratorio! Vienen en píldoras, en inyectables, en supositorio, úselo como le de las ganas!

La cuestión es que en aquellos años ’73 apareció “LA NUEVA FUERZA”, un partido político inventado por mi gran amigo Alsogaray que tenia como candidato a presidente a mi gran amigo Julio Chamizo, el que quiere acordarse, que se acuerde!

La cuestión es que el 25 de mayo de 1973 asumió el tío, no este, otro tío, el tío, el tío Hector J. Campora, y como el eslogan era “CAMPORA AL GOBIERNO, PERON AL PODER”, los muchachos del bombo rápidamente renunciaron a don Hector. Renuncio el presidente, renuncio el vicepresidente, renuncio el presidente provisorio del Senado Díaz Vialisi, una cosa ahí, que se yo lo que hicieron.

La cuestión es que quedo como candidato a Presidente de la República el presidente de la cámara de Diputados Raúl Lastiri, que casualmente era yerno de López Rega!. La cuestión es que Lastiri – conocido también como “JOSE CORBATA” porque tenia un montón y le encantaban – llamo a elecciones y gano por unanimidad la formula “MENEM-MENEM…”, digo, no, la formula “PERON-PERON”. Peron se muere y de estar mal pasamos a estar peor porque viene Isabelita y lo trae a Celestino Rodrigo que se manda el famoso “RODRIGAZO” que nos deja a todos con el tuje pal’ norte!

La moral de la historieta es que Don Celestino, que yo sepa cabe destacar, y que yo sepa, fue el único Ministro de Economía, que se comió canas por cuestión de su gestión como ministro, cosa que no le ha pasado a ningún otro ministro de economía, nunca mas, se han salvado todos, la verdad es que es un misterio, que no se por que! (a su libretista) Como seguía esto? (el libretista le sopla, y Tato sigue). Ah!, si.

Después de Celestino Rodrigo, después de Celestino Rodrigo apareció Tony Cafiero, si, si, si, Tony Cafiero, el del “SI”, el del “SI LO HUBIERA SABIDO NO LLAMABA A PLESBICITO”! Y después de él apareció Mondelli – que Isabel decía “NO ME LO TOQUEN AL GORDITO”

Cuando se murió Peron – es una acotación que le voy a hacer yo – estaba laburando en este canal, me llamaron para decirme “VAMOS A PARAR UN POCO CON LOS PROGRAMAS HUMORISTICOS, HAY QUE HACER DUELO”, y yo pense que estaba bien para que lo suspendan un par de semanas (silencio durante algunos segundos, y luego risas)…

La verdad es que no lo suspendieron un par de semanas, lo suspendieron un par de años! Porque después vinieron los muchachos del `76 de vuelta y la siguieron… Porque en aquel entonces eran largos los duelos, comprende?! Y así llegamos, a la época del proceso, de los Ministros de Economía, era José Alfredo Martínez de Hoz, y el proceso lo voy a pasar por alto porque, la verdad que, no, mejor no recordarlo, cierto?

Por eso hice un Per Saltum y aparecí en la democracia, en 1983, con Alfonsín, Grinspun, Sourrouille, el Austral, el desagio, Juan Carlos Pugliese II, el bolonki, y Jesús Rodríguez casi como Jesús termina crucificado.

Mientras en estos tiempos la hiperinflación y los empresarios le apretaban el gañote a Don Raúl Alfonsín, apareció Carlos Saúl I, primer presidente electo que decía que tenia el equipo formado, listo para salir a la cancha y ganar por goleada! Don Raúl, que quería quedarse 6 años, ni un día antes, ni un día después, no le quedó mas remedio que tirar la esponja y de paso le tiro el gobierno por la cabeza a la patilla mas gorda de América, Carlos Saúl I.

Y aquí estamos señor. 30 años. 30 años bancándose 16 presidentes y 37 Ministros de Economía que se la pasaron diciendo “ESTA ES LA CRISIS MAS GRANDE QUE ESTA SUFRIENDO EL PAIS”, “HAY QUE REDUCIR EL GASTO PUBLICO”, “HAY QUE LABURAR MAS”, “HAY QUE INVERTIR EN EL ISPA”.

Mientras tanto, quiere que le diga una cosa?, mire, este peso moneda nacional (sosteniendo el billete de un $mn en la mano, con otros billetes –un $ley 18188, un $argentino, un Austral– sobre la mesa) le arrancaron dos ceros por este otro peso ley 18188; a este le arrancaron cuatro ceros por este otro peso argentino, y como si esto fuera poco le sacaron tres ceros mas por este peso… por este Austral. O sea que extirparon, le extirparon nueve ceros a este pesito de acá delante.

Y como este Austral equivale a mil millones de pesos moneda nacional, y como en aquel entonces se compraba con 83 $mn un dólar, este Austral equivale a DOCE MILLONES DE DOLARES… (risas, mezcladas con silencio, lagrimas e ironía), lo cual parece un chiste, si no fuera una joda grande como una casa…

Y yo todavía (aplausos), yo todavía tengo confianza, tengo confianza, por eso le digo a los políticos y a los funcionarios – no a todos los políticos ni a todos los funcionarios porque hay que preservar las instituciones – algunos políticos y algunos funcionarios que están ahí viéndome, si siguen haciendo las cosas que están haciendo yo voy a tratar de estar acá todo el tiempo posible para seguir jodiendo! Y para cuidarlos también…

Y para preservarlos de la maquina de cortar boludos; porque si pusiéramos la maquina de cortar boludos dentro de la maquina del túnel del tiempo, y se pusiera a cortar boludos históricos con retroactividad… otra hubiera sido la historieta hoy! Historieta que como país, no creo que nos merezcamos – esto lo dice mi libretista Santiago Varela… yo… no estoy tan seguro! Un cacho de culpa tenemos también…! -.

Por eso les digo, mis queridos chichipios, seguir laburando, vermouth con papas fritas, y… (aplaudiendo dos veces, levantandose y terminando el monologo como todos los domingos)

GOOD SHOW!!!”