Como los cambios en los medios de comunicación están cambiando el terrorismo

En la nota publicada en el diario británico The Guardian se analizan qué cambios se dan en el terrorismo internacional impulsados por los cambios que generaron los nuevos medios de comunicación.

En marzo de 2012, Mohamed Merah, un criminal de 23 años pasó las últimas 36 horas de su vida sobre una computadora en su pequeño departamento en la ciudad francesa de Toulouse. Fuera de su casa policías armados y periodistas esperaban. Merah volvió a calentar alimentos congelados en un horno de microondas y comprobó sus armas. Habló con los negociadores y describió cómo había viajado a Pakistán unos meses antes para recibir algún tipo de formación de una facción vinculada a Al Qaeda. También explicó, incoherentemente, por qué había matado a siete personas en una serie de tiroteos ocurridos en las dos semanas anteriores. Pero la mayor parte del tiempo, Merah trabajó en su ordenador.

Sólo unas pocas horas antes de ser asesinado por la policía después de un largo tiroteo, Merah terminó la edición de un clip de vídeo de 24 minutos. Era una recopilación de imágenes de la cámara GoPro que había unido a su armadura corporal antes de cada uno de sus ataques.

El Terrorista Mohamed Merah

Merah había filmado sus preparaciones, los ataques y sus escapadas. Sus tres primeras víctimas fueron soldados fuera de servicio, dos musulmanes y un católico. Los otros, un rabino y tres niños, habían muerto cuando él había atacado una escuela judía. Las imágenes mostraban cómo Merah había perseguido y capturado uno de esos niños: Miriam Monsonego, de ocho años de edad, quién había dudado cuando los otros corrieron, porque no quería abandonar su mochila. Merah la agarró por el pelo, volvió a cargar su arma y, a continuación, finalmente disparó a la niña en la cabeza.

Aproximadamente 24 horas después que la policía encuentrara a Merah y rodeara su edificio, se las arregló para deslizarse a través de un hueco en el cordón de seguridad. Él no tuvo la oportunidad de escapar. Sin embargo, se dirigió a un buzón de correos, depositó un paquete que contenía una memoria USB con el vídeo, y luego regresó a su casa a la espera de su propia muerte.

El paquete estaba dirigido a al-Jazeera, la cadena de televisión con sede en Qatar. Merah estaba seguro de que al-Jazeera transmitiría el material porque, según sus palabras, se mostraban constantemente “matanzas, bombas y cosas semejantes”. De hecho, al-Jazeera no mostró el video, ya que, según explicó la cadena en un comunicado, las imágenes de Merah no “añadían ninguna información” a la que ya era de dominio público y que de difundirlas romperían su código ético.

La decisión de la red hizo poco para disminuir la corriente de la terrible violencia que ha sido difundida por grupos militantes islámicos en los últimos años. Desde la muerte de Merah, el uso y la difusión de imágenes gráficas y violentas ha alcanzado un nivel sin precedentes. Gran parte de esto se debe a la aparición del Estado Islámico (ISIS), que lanzó su campaña para labrarse un enclave en el este de Siria y el oeste de Irak en el momento en que Merah estaba planeando sus ejecuciones. Pero muchos de estos hechos son el resultado de las potencialidades que las nuevas tecnologías que ISIS ha sido capaz de explotar.

Las nuevas tecnologías no sólo han hecho posible la producción de la propaganda con sorprendente facilidad – sino que también han hecho que sea mucho más fácil difundir estas películas e imágenes. Los videos de ISIS incluyen las ejecuciones de los trabajadores sociales y periodistas de occidente, soldados del gobierno sirio, presuntos espías y presuntos homosexuales, un piloto de Jordania, trabajadores migrantes cristianos, y muchos más. Algunos han sido decapitados, otros baleados, explotados, lanzados desde edificios altos o quemados vivos. Una muestra representativa se puede ver, por completo sin censura, con unos pocos clics en el dispositivo que guardás en tu bolsillo o en donde estés leyendo esto. Uno de esos vídeo aparece en el sitio web de un popular periódico británico después de un anuncio de vacaciones en familia. Las escenas de la matanza real se han eliminado, pero solo parcialmente.

A pesar de que representa sólo una fracción de la producción global de propaganda de Isis, este material ha tenido un impacto desproporcionado, tal como estaba previsto. Muchos de los clips tienen un doble propósito, inspirar a un grupo de personas, mientras que desagradar y aterrar a otros. Un video reciente comenzaba con la cobertura de noticias de televisión de las secuelas de los ataques en París en noviembre, que dejaron 130 muertos. A continuación, hacía la transición a imágenes de algunos de los hombres que fueron responsables, filmadas en Siria antes de la operación. Usando micrófonos de solapa, hacían amenazas contra el oeste y luego ejecutaban a los prisioneros con sus cuchillos. Otro video mostraba a un niño, posiblemente el hijo de un británico actualmente en Siria, detonando explosivos que destruyeron un automóvil en el que estaban sentados cuatro presuntos espías. Un tercer video reciente mostró un concurso donde participaban niños jóvenes que corrían a través de un laberinto para llegar a los cautivos, a quienes luego disparaban. La violencia representada en estos clips se está convirtiendo cada vez más barroca, la coreografía de la ferocidad cada vez más elaborada.

Como tal material comenzó a llegar a nuestras pantallas hace unos 18 meses,  muchos quedaron shockeados al ver que ISIS había explotado la tecnología de medios de comunicación modernos para fines de propaganda. Tal sorpresa nace en la expectativa de que una organización supuestamente “medieval” utilizaría medios “medievales”. El uso que el grupo hace de las redes sociales lo distingue de sus predecesores como Al-Qaeda. Pero los terroristas siempre se han aprovechado de las últimas tecnologías, ya sea, dinamita o las comunicaciones digitales. Y el uso que este grupo terrorista hace de las redes sociales y otras tecnologías de vanguardia, se suma a la larga tradición de las organizaciones terroristas de adaptarse rápidamente a los cambios.

La nueva ola de propaganda violenta ha provocado un gran debate sobre el papel de los videos de ISIS en la captación de militantes, así como el grado en el que los medios de comunicación son responsables de proporcionar a terrorismo con el “oxígeno de la publicidad”.

Sin embargo, ciertos elementos cruciales han recibido menos atención. Uno de ellos es la similitud producida por las nuevas tecnologías quienes han dado forma a los medios de comunicación y a las organizaciones terrorista estrategias similares. Un segundo elemento es el papel que pueden estar jugando – aunque sin pensarlo, y en contra de sus mejores intenciones – en la evolución de las de estrategias de medios de esos grupos terroristas que tanto aborrecemos.

En la víspera de los ataques del 9/11, Osama bin Laden dejó Kabul y se dirigió hacia el sureste hasta un remoto valle en el este de Afganistán. Entre el pequeño convoy de vehículos en el que viajaba, había un camión con equipo de telecomunicaciones que se había preparado unos meses antes siguiendo sus órdenes. Uno de sus jóvenes seguidores había equipado el vehículo con con receptores de televisión vía satélite y antenas de radio para controlar las emisiones. El objetivo de Bin Laden era seguir la cobertura de noticias de la operación que se estaba desplegando en los EE.UU. así como cada uno de los ataques en tiempo real.

La relación entre el terrorismo y los medios de comunicación tiene una larga historia. Los terroristas tienen como objetivo provocar miedo irracional entre un gran número de personas con el fin de influir en los políticos y así avanzar en sus objetivos. El terrorismo, en su forma moderna, tiene sus orígenes a mediados del siglo XIX – en la misma época que se produjo el crecimiento de los medios de comunicación masivo y la democracia. Sin los medios de comunicación, sólo un pequeño número de personas sabrían que un ataque ha tenido lugar, y sin democracia, los que ejercen el poder tendrían pocas razones para prestar atención a los sentimientos que provoca este tipo de violencia.

Atentado del 11 de Septiembre

El terrorismo continuó durante la primera mitad del siglo 20, aunque fue eclipsado por los grandes conflictos mundiales entre 1914 y 1945. Una nueva oleada de violencia terrorista se produjo en la época de la posguerra. Esto coincidió con la llegada de la televisión en Estados Unidos y en los hogares europeos. Muchos de los que luchaban contra los regímenes coloniales reconocieron inmediatamente las consecuencias de estos cambios. En 1956, el activista políticoy revolucionario argelino Ramdane Abane se preguntaba si era mejor matar a 10 enemigos en un barranco alejado “donde nadie hablará de lo sucedido” o “un solo hombre en Argel, algo que al día siguiente” será conocido por el público en países lejanos que podrían influir en los políticos.

En 1972, los miembros del grupo palestino Septiembre Negro atacaron a los atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Munich, los primeros juegos que fueron transmitidos en vivo y la primera en ser el blanco de un ataque terrorista. Las cámaras inevitablemente cambiaron su enfoque de los deportes a la crisis de los rehenes en curso. Durante la década siguiente, los secuestros y las tomas de rehenes se convirtieron en historias que generaron muchisima atención y grandes audiencias qué seguían el minuto a minuto.

Cuando Al-Qaeda fue fundada por Bin Laden y algunos otros extremistas veteranos en 1988, los medios de comunicación de masas en el mundo islámico y más allá todavía estaban dominados por los estados y las grandes corporaciones. Sólo éstos podían permitirse la infraestructura necesaria para producir materiales y difundirlos a millones de personas. La mayoría de las veces, los extremistas tuvieron que conformarse con panfletos, cintas de audio y, eventualmente, cintas de vídeo que pasaban de mano en mano, circulaban en mezquitas o que se vendían en tiendas especializadas. Aunque estos podrían tener un efecto movilizador potente sobre los que ya estaban dispuestos a la participación, aún no había forma efectiva para que los extremistas de llegar a un público más grande sin convencer de alguna manera a las autoridades estatales o las estaciones de televisión para emitir sus declaraciones o las noticias de sus actos violentos. Lo primero era inconcebible. Lo segundo, aunque lleno de dificultades, al menos, les permitió obtener algún tipo de mensaje que llegara a millones de personas.

Desde el principio, Bin Laden entendió la importancia de los medios de comunicación. Durante la guerra contra los soviéticos en Afganistán en la década de 1980, él ayudó a financiar y organizar los esfuerzos de propaganda de las facciones muyahidines afganas. También construyó su imagen pública invitando cuidadosamente a seleccionados cineastas para pasar tiempo con él durante sus raros viajes a las líneas del frente. Durante su estadía en Sudán desde 1991 hasta 1996, Bin Laden ordenó a un compañero de Arabia llamado Khalid al-Fawwaz que estableciera una oficina de prensa en Londres. Pero las declaraciones tediosas y detalladas por escrito, como “mensaje de Bin Laden 1996 a sus hermanos musulmanes en el mundo entero y especialmente en la Península Arábiga”, atrajeron poca atención. Emitidos sólo semanas después de que el líder de Al Qaeda había regresado a Afganistán, se suponía que esta llamada a la yihad para despertar a las masas de la Umma, la comunidad musulmana mundial. Su fracaso era manifiestamente evidente.

A finales de 1990, se abrieron nuevas oportunidades. Nuevos canales de televisión por satélite habían comenzado a extenderse por el mundo islámico en idioma local, lo que permitió a un número sin precedentes de personas ver el contenido que no habían sido examinados por funcionarios de gobierno. Estas redes pronto se hicieron muy populares. Al-Jazeera mostró el camino, pero era sólo una parte de un fenómeno más amplio. Estos canales mostraron imágenes de la violencia contra los musulmanes en lugares como Kosovo, Chechenia y Gaza. También trajeron animados debates televisados y, a menudo controvertidos a millones de hogares, cafeterías y oficinas.

Bin Laden, de vuelta en Afganistán, fue rápido para captar el potencial de las nuevas redes de satélite y por cable. En los años anteriores al ataque del 9/11, dio una serie de conferencias de prensa cuidadosamente coreografiadas a la prensa local y invitados globales, a pesar de los talibanes que tienen prohibida la comunicación con el público internacional. Los esfuerzos de Bin Laden, sin embargo, fueron principalmente orientados a las transmisiones al mundo islámico. Una serie de declaraciones grabadas en vídeo fueron enviadas por correo a las oficinas de Al Jazeera en Islamabad.

Pero, una vez más, estos videos no tuvieron el efecto de que Bin Laden pretendía. La cobertura de estos comunicados a menudo fue errante, como siempre había sido, determinado por los editores, que tomaron decisiones similares, y las producciones de Bin Laden se transmitieron sólo como extractos breves. Algunos se retrasaron durante semanas o meses, otros simplemente no se consideraron de interés periodístico en absoluto. Un mensajero de Al Qaeda en Pakistán entrevistado unas pocas semanas después de los ataques del 9/11 describen la frustración de Bin Laden en sus fracasos en la comunicación de su mensaje a una audiencia más amplia posible: “Cada vez que filmaba una nueva cinta, me dijo que lo importante mi misión era, y cómo en ese caso, los musulmanes del mundo por fin escucharían, y cómo debía distribuir la cinta a las personas adecuadas “.

Las lecciones para los extremistas estaban claras. Se necesitaban ataques espectaculares – eventos tan impactante que ningún editor de noticias pudiera ignorarlos. Pero las exigencias prácticas de planificación y ejecución de ataques de alto perfil requerían una importante inversión en capacitación e infraestructura. Los dobles bombardeos de las embajadas estadounidenses en el este de África en 1998, el intento de hundir un buque de guerra estadounidense en Yemen en 2000, y los ataques del 9/11 en sí eran todas las operaciones complejas. Se necesitaba un lugar estable y seguro desde el cual pudieran planificarse Contrariamente a la creencia popular, Bin Laden no operaba desde cuevas durante este período. Aparte de ser muy incómodo, esto habría impedido la mayoría de las formas de comunicación que requerían sus planes. En cambio, vivió con una familia extendida y muchos criados en una serie bastante extensa de cuarteles y campamentos. Estos últimos desempeñaron un papel vital, ya que ofrecían servicios de capacitación que atrajeron a cientos de reclutas potenciales. Lo mejor de estos reclutas, a menudo endurecidos en batallas locales, podrían entonces ser seleccionados para una instrucción avanzada.

A menudo se piensa que la existencia de estos campos condujo a los ataques, pero la verdad podría ser a la inversa. La necesidad de hacer algo que alcanzara a boletines de noticias de todo el mundo condujo a una estrategia de violencia espectacular, que a su vez implicaba que los campos fueran esenciales. De hecho, antes del 9/11, al-Qaeda concentró todas sus energías en facilitar dichas operaciones; la creación de células en el este de África, el Lejano Oriente, Europa y otros lugares. Cualquier deseo de tomar y mantener el territorio fue dejada de lado.

Aunque el objetivo de la organización era, en parte, movilizar, radicalizar e instigar a través de la difusión de una ideología, la autoridad dentro de al-Qaida seguía siendo centralizada y jerarquizada. Los grupos locales enviaban propuestas que luego fueron examinadas por Bin Laden o sus asociados. Esta estructura refleja la de la mayoría de las organizaciones de medios de esa época: un núcleo central, estrechamente controlado a cabo una serie de operaciones subsidiarias menudo a cierta distancia, todos comprometidos con la difusión de un mensaje particular a tantas personas como sea posible. No es casual que tanto los canales de televisión y las organizaciones terroristas se refieren con frecuencia a ellos mismos como “redes”.

Con los ataques del 9/11 Bin Laden tuvo éxito en donde otros grupos terroristas habían fracasado: capturó toda la atención de todo el planeta – en tiempo real. El propio Bin Laden, ubicado en ese momento en el este de Afganistán, sólo pudo escuchar los informes de los ataques en Nueva York y en Washington mediante el Servicio Mundial de la BBC. Pero él y sus seguidores señalaron a los ataques como una gran victoria.


 

Cuando los extremistas islámicos tomaron el control de Faluya, la ciudad iraquí occidental, a finales de 2003, establecieron campos de entrenamiento, búnkeres, centros de comunicaciones, depósitos de municiones, prisiones improvisadas y al menos un estudio de televisión. Este estudio, descubierto por los marines al recuperar la ciudad un año más tarde, fue equipado con cámaras de video y equipo de edición. En una pared salpicada de sangre habían colgado la bandera de la filial local de Al Qaeda, que era dirigida por un ex matón callejero de Jordania conocido como Abu Musab al-Zarqawi.

Zarqawi tenía poco tiempo para que el intelectualismo de los más viejos líderes de al-Qaida a los cuales debía lealtad. Había construido su reputación a través de una combinación de capacidad organizativa demostrada y salvajismo brutal. Este ex convicto tatuado, sin embargo, fue una de las primeras extremistas para reconocer y aprovechar la revolución digital.

La llegada del mundo de los medios digitales a mediados de la década de 2000 alteró drásticamente la forma en la que los terroristas operan. En pocos años, muchos de los problemas más difíciles de resolver simplemente desaparecieron.

El primer cambio importante consistió en la introducción de cámaras portátiles baratas y software de edición que requiere sólo habilidades básicas para crear contenido de aspecto profesional. Ya no era necesario algún tipo de equipo que cuesta decenas de miles de dólares, ni pilas de cintas de vídeo en blanco, ni máquinas de edición o grandes equipos de copiado. Tampoco había necesidad de redes de correos humanos para entregar físicamente el contenido a los medios de comunicación.

Los terroristas descubrieron que podrían cambiar radicalmente la forma de operar. Vieron que podían crear sus propios productos, diseñados para hablar directamente con las personas exactas a las que querían llegar y y luego transmitir esos mensajes s a través de Internet.

Otra cosa sobre la que Zarqawi y sus compañeros insurgentes podrían dejar de preocuparse era que sus materiales fueran considerados demasiado espantosos para transmitirse en televisión. En mayo de 2004 Zarqawi produjo un clip que muestra la ejecución de un Nicholas Berg, un joven contratista estadounidense que había estado trabajando en Irak. No se entregó a medios, sino que lo subieron sitio web militante. Si bien parece exagerado que lo hayan descargado medio millón de personas como ellos anunciaron, es claro que este material alcanzó una audiencia mucho mayor que cualquier otro material comparable – tales como el video del asesinato del periodista estadounidense Daniel Pearl en Pakistán 2002 – hubiera conseguido nunca. El clip de la muerte de Berg hizo que Zarqawi, previamente considerado una figura marginal, se convirtiera en uno de los militantes islámicos más prominentes del mundo.

Abu Musab al-Zarqawi

Zarqawi fue muerto por un ataque aéreo en 2006, y para ese momento las nuevas tecnologías de comunicación estaban siendo ampliamente explotadas por los extremistas y los insurgentes.
Internet permitía que este tipo de material fuera visto por una audiencia aún mayor.
Ellos lograban que el material filmado que muestra frecuentemente artefactos explosivos improvisados que destruyen los vehículos blindados de Estados Unidos y los sangrientos cadáveres de policías iraquíes, levantaban la moral de los que se oponen a la presencia de Estados Unidos y a los sucesivos gobiernos de Bagdad, al tiempo que socavaban la de los partidarios de ambos.

Esto fue sólo la primera fase de la revolución. Una serie de acontecimientos relacionados entre sí profundizó y amplió el cambio. Primero fue la miniaturización de las cámaras de vídeo hasta el punto en que se podrían combinar con los teléfonos móviles. Unos meses después de que Zarqawi muriera, Saddam Hussein fue ahorcado, supuestamente en secreto. Pero un teléfono móvil se utilizó para grabar en secreto un video de tres minutos de su ejecución.



En el pasado, habría sido fácil al menos restringir la circulación de este material. Pero ya no. El clip se filtró y, a través de Internet, fue visto por millones. Como señalaron expertos internacionales, las consignas sectarias claramente audibles que gritaban desarmaron la ciudadosa puesta en escena preparada por las autoridades locales y las de Estados Unidos quienes buscaban presentarlo como un acto de liberación nacional.

Más tarde vino el auge de los teléfonos inteligentes, lo que permitió que cientos de millones de personas en el mundo islámico – muchos de los cuales nunca habían disfrutado de acceso a Internet – para ver lo que quisieran, donde quisieran. Los teléfonos inteligentes también contribuyeron al crecimiento de redes sociales como Facebook.

Como siempre, los cambios tecnológicos se tomaron un tiempo para tener impacto. No fueron los yihadistas quienes primero explotaron estas innovaciones con eficacia, sino que fueron los seculares, activistas pro-democracia que participaron en la primavera árabe. Aunque gobernantes fueron depuestos por una multitud de manifestantes en Túnez y Egipto, la importancia de las nuevas tecnologíasse hizo más evidente para los militantes terroristas. Un ex extremista implicado en el asesinato del presidente Anwar Sadat en 1981 dijo a un reportero en El Cairo, casi exactamente 30 años después del atentando, que de haber existido Facebook, el asesinato del primer ministro egipcio no habría sido necesario. Su lógica era simple: si los medios de comunicación social hubieran existido para ofrecer una alternativa, y ,formas de movilizar partidarios y enviar un mensaje a los enemigos de una forma mucho menos riesgosa, no hubiera habido necesidad del asesinato de Sadat, que se llevó a cabo durante un desfile militar delante de decenas de cámaras de televisión con el objetivo de provocar un amplio levantamiento.

Bin Laden, nacido en 1957, y sus socios de su misma edad se encuentran entre los más lentos en aprovechar las oportunidades que estas nuevas tecnologías ofrecen. El primer grupo extremista en explotar plenamente la revolución digital fue ISIS, bajo el liderazgo de Abu Bakr al-Baghdadi, que nació en 1971. A finales de 2011, el grupo comenzó a enviar secuencias de ejecuciones de soldados del gobierno iraquí y de la policía a los teléfonos de antiguos camaradas de las víctimas. Estos mensajes multimedia tuvieron un efecto devastador aquellos que los recibían. Otros materiales, incluyendo una serie de cortometrajes producidos cuidadosamente con títulos tales como “el choque de las espadas” también comenzó a circular ampliamente. Todas las principales plataformas de medios sociales fueron explotados de diferentes maneras. La amputación de la mano de un presunto ladrón en Siria fue relatada en tiempo real por Twitter. Una de las innovaciones, señalada por el experto en terrorismo JM Berger, era una aplicación diseñada para Twitter llamada “El amanecer de buenas nuevas”, lo que permitió a ISIS la acumulación de grandes oleadas de retweets en torno a temas particulares.

Durante este período, cuando se trata de atacar objetivos occidentales, ISIS y otros grupos alientan a las personas a actuar en solitario. Esta estrategia, que algunos analistas llaman “yihad sin líder”, se basa en parte en las teorías desarrolladas en la década de 2000 por un militante estratega independiente conocido como Abu Musab al-Suri. Su adagio era que los activistas extremistas necesitan “principios, no organizaciones” y deben ser autorizados para actuar como individuos, guiados por los textos que pudieran encontrar en línea, sin pertenecer necesariamente a ningún grupo.

Suri expuso sus ideas sobre el nuevo estilo de violencia terrorista en un libro extremadamente largo titulado WUna llamada a una resistencia islámica global” que publicó en Internet poco después de los atentados de Londres de 2005. Desde entonces, los “lobos solitarios” asociados con sus enseñanzas se han convertido en una realidad. Los grandes atentados masivos, han sido sustituidos en gran medida por una serie de otras más pequeñas por agentes independientes que atacan de forma local. El apuñalamiento de un congresista inglés por una joven británica en 2010 y la muerte de un soldado fuera de servicio en Londres en 2013, son dos ejemplos de este tipo de ataques. Ninguno de los involucrados – un estudiante, un par de amigos – estaban vinculados a ninguna organización terrorista. Incluso los hombres que mataron a 12 personas en París en enero de 2015, en los ataques a las oficinas de la revista satírica Charlie Hebdo y un supermercado judía, tenían sólo tenues vínculos con grupos establecidos. Uno de ellos, Amedy Coulibaly, recibió la aprobación retrospectiva del Estado Islámico. Otro había tenído algún contacto con un clérigo vinculado a Al Qaeda varios años antes. (El bombardeo de la maratón de Boston en 2013 fue un ataque híbrido – los hermanos Tsarnaev no estaban conectados a una organización terrorista, sino que llegaron a un objetivo de alto perfil con la intención de causar bajas masivas.)

El resultado es que, si el terrorismo es “teatro”, como dijo el académico Brian Jenkins en la década de 1970, la violencia extremista islámica ahora toma la forma de un flujo de eventos emergentes imprevisibles, relacionados entre sí que atraen la atención fugaz, en lugar de una serie de eventos atentados únicos de gran escala. La comunicación terrorista se lleva a cabo a través de múltiples canales en forma simultánea. La organización de las acciones terrorista es cada vez descentralizada. Una vez más, la estructura de los grupos terroristas, cada vez más diversos, fragmentados y dinámicos, refleja la estructura cambiante de los medios de comunicación cuya atención buscan.


Es difícil predecir lo que vendrá después. Ahora parece que ISIS, quien hasta ahora dependía casi exclusivamente de la “yihad sin líder” para los ataques en el mundo occidental, también está interesado en montar ataques espectaculares similares a los que realizados por Al-Qaida. Hemos visto ejemplos de ambas estrategias en los últimos meses.

El ataque en París el pasado noviembre fue perpetrado por hombres jóvenes de Bélgica y Francia descendientes de inmigrantes que se habían reunido en Siria en uno de los campos que ISIS ha establecido en los últimos 18 meses.

Pero la joven pareja que mató a 14 en San Bernardino, California, en diciembre no tuvo contacto previo con ISIS, y sólo prometió lealtad a su líder (en Facebook) minutos después de comenzado su ataque. Por eso decimos que hoy coexisten el “antiguo” terrorismo junto un “nuevo terrorismo” mucho menos estructurado.

Más allá de lo que nos depare el futuro, podemos estar seguros de que los extremistas violentos también recurrirán a las nuevas tecnologías de comunicación siempre que estén disponibles. Puede ser que no falte mucho hasta que un atacante individual, o un grupo terrorista, produzca una transmisión en vivo de un ataque, con imágenes transmitidas desde el punto de vista del asesino. La tecnología ya existe. Cuando esto ocurra, nos veremos obligados a decidir si vamos a verlo o no.

Ya estamos cerca. En septiembre del año pasado, un periodista y un camarógrafo fueron asesinados por un colega durante una transmisión en vivo de una entrevista en Moneta, Virginia. Aunque el canal cortó la emisión, Vester Flanagan también había usado una cámara de estilo GoPro para capturar imágenes del punto de vista del atacante, y luego publicó un vídeo de 56 segundos de los asesinatos en las redes sociales. Tanto Twitter como Facebook eliminarpn rápidamente el perfil de Flanagan, pero el uso que hizo de las redes aseguraron que un asesinato en los EE.UU. recibiera atención mundial. Los periódicos de todo el mundo mostraron imágenes de la matanza, todas capturadas del propio vídeo de Flanagan. Muchas publicaciones pusieron las imágenes en sus portadas. Muchas personas vieron inadvertidamente las imágenes como resultado de la función de reproducción automática en las plataformas de redes sociales. Las fotos fueron vistas por muchos, muchos más.

Un elemento que llama la atención acerca de los ataques de París en noviembre es que los asesinos no llevaban cámaras, o aparentemente no hicieron cualquier otro intento de generar contenido que podría ser utilizado para dar a conocer sus acciones. Esto simplemente puede haber sido un descuido, una decisión táctica o estratégica deliberada, una consecuencia de su intención de morir en el asalto – o puede haber sido una reacción, posiblemente inconsciente, al nuevo entorno mediático en el que operan los terroristas.

Las imágenes más poderosas de los ataques de Charlie Hebdo vinieron de un transeúnte. Un vecino utilizó su teléfono para capturar los momentos en los que los hombres armados ejecutaron a un policía herido en el pavimento frente a las oficinas de la revista. Estas imágenes, también, se transmitieron, al menos en parte. En cuanto a los ataques de noviembre en París, tres clips han sido vistos por varios millones de personas. Uno de ellos era un extracto de imágenes de CCTV en un bar. Fue obtenida por el Daily Mail y transmitido por varios medios de comunicación. Mostraba a un hombre armado cuando trataba de dispararle a una mujer. Otro material que llegó a millones en todo el mundo fue el video que mostraba a los asistentes al concierto aterrorizados y a algunos gravemente heridos, tratando de huir del lugar durante el ataque. Tal vez el más memorable de todos fue el video de la multitud en la sala de conciertos Bataclan en los momentos en que se escucharon los primeros disparos. Fue filmado por un miembro de la audiencia. Muchas de las personas que aparecían en él estarían muertas en cuestión de horas.

Todo este material debe su existencia a las acciones de los que fueron atacados directamente o indirectamente. Esto sugiere una perspectiva profundamente inquietante. Los atacantes París pueden no haber hecho ninguna provisión para la captura de imágenes de sus operaciones debido a que no las necesitaban. Ellos, o más probablemente sus comandantes, sabían que podían confiar en cambio en una existencia masiva y sin precedentes de cámaras, y nuestro apetito aparentemente insaciable de compartir las imágenes que los terroristas producen haciendo el trabajo por ellos.

 

¡Cuidado!

Este artículo fue escrito por Jason Burke, autor de “La Nueva Amenaza”

La Nueva Amenaza

El Riachuelo de Marina Aizen

Como tantos otros, he pensado muchísimo sobre la problemática del Riachuelo. Conozco cientos de sus problemas de complicada resolución. Y diariamente soy parte de la discusión de cómo encontrar caminos para llevar adelante la lucha para que los responsables de que se tomen las medidas necesarias avancen y que la opinión pública no se olvide y presione para eso. Sin embargo en este libro encontré una nueva mirada diferente sobre esa cuenta pendiente de nuestro país.

Contaminados - Marina Aizen
Contaminados – Marina Aizen

Marina muestra un riachuelo diferente. Cuenta de su gente de su lucha y de sus alegrías. Muchas de su páginas me sorprendieron, otras me hicieron repensar lo que se sabía y otras me entristecieron.

Es muy difícil quedar al margen de esta historia oscura cuando se lee este libro. Sus aguas nos atrapan como un agujero negro. Nos absorbe por sus detalles y con sus lágrimas. Marina es una excelente periodista y escritora que utiliza sus armas más poderosas para meternos en esta historia que sirve de muestra del entramado que forma nuestro país.

Si alguien quiere entender Argentina tiene que entender las tribulaciones del riachuelo. El gran secreto oculto. La verdad tapada frente los propio ojos. El problema ambiental más serio de la Argentina a cinco minutos del lugar más rico de Argentina. Somos lo que hacemos. Somos lo que decimos. Pero sobretodo somos lo que callamos. Somos lo que no queremos que nadie sepa sobre nosotros. Y el riachuelo nos duele porque nos expone a todo eso.

Y este libro de Marina Aizen nos lo muestra.

Marina Aizen
Marina Aizen

¿Cómo creían en 1977 que sería Buenos Aires en el año 2000?

Mi amigo Oscar Duque me pasó este artículo de 1977. Es la visión del presidente del Consejo de Planeamiento Urbano de esa época. Si bien ya pasamos el año 2000 hace rato, es interesante reflexionar sobre como pensaban que sería el futuro. Encontrar que cosas hemos logrado y que cosas son tan diferentes.

¿Como viviremos los porteños?
¿Como viviremos los porteños?: Así veían en 1977 la ciudad de Buenos Aires del futuro lejano del 2000

Lo más importante es, a mi modo de ver, pensar como queremos que sea Buenos Aires en 2050 y que estamos haciendo, hoy, para que nuestra visión se haga realidad.



Polémica: Ley de Tierras, periodismo y pueblos originarios

¿Cómo reflejan los medios oficialistas y los opositores el debate sobre el proyecto de Ley de Tierras? ¿Qué tan profundo es el debate sobre las contradicciones de un modelo productivo que elige ocultar sus debilidades y que silencia la voz de algunos actores muy importantes? A estas preguntas intenta responder Darío Aranda en una nota publicada hoy en Página 12.

 

Campesinos

Medios de comunicación “independientes” y opositores, de un lado. “Militantes” y oficialistas, del otro. En ese maniqueísmo se ha transformado buena parte de los grandes medios de comunicación. Ambos denuncian, y silencian, según sus conveniencias económicas y políticas.

El proyecto de ley para regular la venta de tierras a extranjeros se suma a la lista de ejemplos que deja en evidencia a los grandes medios. El primer grupo publica editoriales y otorga espacios a quienes se oponen a regular la extranjerización porque, afirman, se estaría por “violar” la Constitución nacional. Desde la otra vereda se resalta el proyecto de ley como una gran cruzada nacional, casi presentada como si fuera la reforma agraria.

Es llamativo que, salvo excepciones, los periodistas de los grandes medios no consulten a un actor fundamental del territorio: campesinos y pueblos originarios.

Dirigencia política y formadores de opinión invisibilizan a los sectores populares de la Argentina rural. Influyen el desconocimiento o la discriminación de clase (o un poco de ambos). O, quizá, se los evita porque campesinos y pueblos originarios son quienes más claramente pueden dejar al descubierto que la extranjerización de tierras no es un problema central de Argentina, sino que el origen de sus pesares está en el modelo extractivo que es política de Estado, y donde agronegocios, megaminería, forestales y petroleras (sólo sus caras más famosas) cuentan con permanente apoyo mediático y gubernamental.

Pocos pueden oponerse a legislar sobre la venta de tierras a extranjeros. Mucho menos se opondrán quienes impulsan el actual modelo agropecuario, porque una ley de ese tipo no afecta ningún interés de los ganadores del modelo.

Regular la extranjerización de tierras no combate el corazón de la injusticia rural: la concentración de la tierra. Datos duros del INTA: el 2 por ciento de las explotaciones agropecuarias controla la mitad de la tierra del país. Mientras que el 57 por ciento de las chacras cuenta sólo con el 3 por ciento de la tierra.

Empresarios y gobiernos extranjeros no necesitan comprar tierras de Argentina para explotarlas según su necesidad.

El gobierno de Río Negro firmó en octubre de 2010 un acuerdo con China para sembrar 240 mil hectáreas. El gobierno de Chaco firmó un acuerdo en febrero último con un “fondo inversor” de Arabia Saudita para que explote 200 mil hectáreas del Impenetrable.

También son extranjeros, y no verán afectados sus intereses, empresas mineras, petroleras y forestales que controlan amplias extensiones de territorio nacional.

El principal problema de campesinos e indígenas no es la extranjerización, sino el modelo agropecuario. En 2001 se sembraron en Argentina 10 millones de hectáreas con soja. En 2010 se llegó al record de 19 millones de hectáreas, el 56 por ciento de la tierra cultivada.

El Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI-Vía Campesina) estima un piso de 200 mil familias rurales expulsadas por el avance sojero. Las topadoras suelen estar al servicio de empresarios que –la gran mayoría de las veces– son argentinos.

El Plan Estratégico Agroalimentario (PEA) planifica la política agropecuaria para los próximos nueve años. Y logró lo que ninguna otra iniciativa kirchnerista había logrado: obtuvo el apoyo (o al menos la ausencia de críticas) de medios opositores y también de medios oficialistas.

El PEA impulsa aumentar la producción granaria un 60 por ciento en los próximos nueve años. Llama la atención que los periodistas que durante la 125 tanto cuestionaron la sojización ahora no hayan alertado sobre el aumento de desalojos, desmontes y del uso masivo de agrotóxicos que provocará lo pautado en el PEA. Una premisa básica del periodismo es no ocultar la realidad. Los “daños colaterales” de la “Argentina líder agroalimentaria” (eslogan del PEA) recaerá sobre los sectores populares del campo argentino. A pesar de ello, la gran mayoría de los periodistas de grandes medios publicitan el PEA como un hecho auspicioso y, como de costumbre, ignoran a campesinos y pueblos originarios.

Cambió el diseño de LaNación.com

LaNación volvió a cambiar su diseño enfocándose ahora en un layout mucho más visual y con mucha preponderancia de las conexiones con redes sociales como Facebook, Twitter y GooglePlus, además de los tradicionales comentarios de sus lectores que están aún más destacados.

 

Lanacion.com

 

Además de las redes sociales tomaron la importancia de la personalización y en cada una de las notas de opinión incorporaron en un lugar muy destacado las fotos de sus autores, muchas de las cuales están incluso en la home del sitio.

¿Qué te parece el cambio?





Si querés recibir las actualizaciones de Listao en tu email hacé click aquí

 

“Vienen por las putas”

Los periodistas militantes cuando saltó lo de Schoklender acuñaron “vienen por los pañuelos”. ¿Ahora dirán “vienen por las putas”?

 

Gallo

Darío Gallo

Jefe de redacción del diario Libre

(@dariogallo)

30/07/11 10:32

ACLARACIÓN: Hasta el momento tengo un gran respeto por Eugenio Zaffaroni. Espero, que las acusaciones que se le imputan no sean verdaderas, ya que sentiría una gran desilusión.
Su comportamiento durante su vida profesional y sus posturas frente a temas claves para la sociedad me hacen dudar de su culpabilidad.

El tweet citado, refleja la postura de un periodista que pone en debate el modo en que se construyen ciertas historias y se da respuesta por la prensa oficial. Esto, por supuesto, es motivo de debate y eso pretendí al publicarlo aquí.

Saludos,

Al pan, pan. Y al oro, Gioja

Cada vez es más complicado para ellos tapar lo que resulta obvio. La autincriminación de Barrick Gold bloqueando la Ley de Glaciares en San Juan para evitar que se realice el inventario es contundente.

El diario HOY, de La Plata, publica un artículo sobre el tema titulado “La megaminería, un oscuro negocio que crece” que los invito a leer

Piratas-de-la-Barrick

Gobernadores que representan a las empresas

“Tienen que dejarse de joder con la minería”. La frase del gobernador elector de La Rioja, Luis Beder Herrera, evidencia que quienes deberían proteger los derechos de la mayoría de los ciudadanos muchas veces “cruzan de vereda” y protegen otros intereses. “Es el único recurso que tenemos. No nos vengan a decir cómo manejar nuestro medio ambiente, menos desde Buenos Aires, que hacen campañas hablando de lo que no saben y uno no puede meter ni un pie en el río porque se le quedan las uñas”, señaló, en referencia al Riachuelo.

Otro de los representantes es José Luis Gioja, gobernador de San Juan, quien abiertamente defiende el accionar de Barrick Gold en su provincia. En medio de la dificultosa discusión de la ley de Glaciares, con el guiño K fueron varias las provincias que avanzaron con sus propias legislaciones para regular la minería con el argumento de que los recursos son provinciales y, por ende, son las provincias las que deben administrarlos: Santa Cruz (la provincia de los Kirchner), San Juan, Salta, La Rioja y Jujuy. Lógicamente, esas normas eran más permisivas que la sancionada por el Congreso. “Eso no tiene lógica. La ley que prevalece es la nacional. En la discusión jurídica, los gobernadores tienen todas las de perder”, advirtió Hernán Giardini, de Greenpeace.

Para más info leer el artículo completo aquí





Si querés recibir las actualizaciones de Listao en tu email hacé click aquí

Búsqueda laboral: Redactor Activismo Online para Greenpeace

Greenpeace busca un redactor (periodístico / marketing directo) para manejar el contenido de sus comunicaciones dirigidas al público masivo durante 1 año.

ciberactivistas

  • Licenciado o estudiante avanzado de Ciencias de la Comunicación Social, Marketing, Letras o carrera afín. Preferentemente UBA.
  • Proactivo y flexible.
  • Orientado a resultados.
  • Capacidad de trabajo en equipos multidisciplinarios.
  • Un año, al menos, de experiencia en redacción periodística o de marketing.
  • Buen nivel de inglés oral y escrito (suficiente para comunicarse con colegas extranjeros y para comprender textos).
  • Conocimientos básicos de edición de código HTML. (Edición de texto, incorporación de links e imágenes)
  • Conocimientos básicos de herramientas de edición de imágenes. (Cambiar tamaño de imagen, agregar texto)
  • Preferentemente: Conocedor de nuevas tecnologías (marketing online, comunidades digitales, nuevas herramientas electrónicas).
  • Comprometido con causas ambientales y/o sociales .
  • Enviar CV incluyendo pretensiones salariales a hnadal@greenpeace.org


 

 


Si querés recibir las actualizaciones de Listao en tu email hacé click aquí

Vale Tv, un ejemplo desde Venezuela

Mucho se habla de los medios de comunicación en Venezuela. Hoy les traigo información de VALE TV un canal de documentales de la República Bolivariana de Venezuela.

Ahora que tenemos una nueva ley de radiodifusión en Argentina que permite el surgimiento de nuevos canales de televisión sin fines de lucro es interesante ver el ejemplo de estos colegas venezolanos.


VALE TV se entiende a sí mismo como un canal de televisión del conocimiento. No se trata solamente de producir y difundir contenidos, sino de hacerlo bajo un esquema que garantice independencia editorial, pluralidad, excelencia estética, audiencias, autogestión y continuidad financiera.

Bajo este modelo, VALE TV ha logrado posicionarse como una alternativa cultural, entretenida y plural en el mercado de la televisión abierta venezolana entre los sectores socioeconómicos menos favorecidos, derribando el mito según el cual la TEC en América Latina no tiene mercado porque sólo interesa a las élites culturales

De la misma forma, la estación, cuya operación es financiada gracias a un plan mixto de comercialización institucional de sus espacios (60%) y mecenazgo (40%), es ejemplo vivo de que se pueden diversificar las fuentes de financiamiento para la cultura y la educación.

VALE TV opera como una televisora cultural, con una programación basada ciento por cierto en el género documental. En su pantalla, tienen cabida todas las expresiones del saber y el quehacer humano, en función de la búsqueda del conocimiento y la articulación de las ciudadanías que conforman el mosaico social.

 


Con una propuesta programática basada en el respeto al ser humano, la pluralidad y la inclusión, la pantalla del canal es una ventana abierta a la difusión de valores y la puesta en contexto de los hechos más relevantes de la actualidad local e internacional que interesan y afectan la vida diaria de sus televidentes.

En el presente VALE TV ocupa el tercer lugar de sintonía entre los canales regionales de señal abierta del área metropolitana de Caracas, y el sexto lugar entre todos los canales nacionales, según cifras de AGB Nielsen Media Research de Venezuela.

El 86,13% de la audiencia de la televisora se concentra en los estratos de menor nivel socioeconómico, D (34,13%) y E (52%) según parámetros locales. En cuanto a género, 54,42% son mujeres y 45,58 hombres; y por  edad el 81,12% de quienes sintonizan VALE TV tienen de 25 años en adelante, mientras que el 18,88% oscila entre 4 y 18 años.

VALE TV ofrece al televidente contenidos relevantes a su vida, con una estética minimalista y un lenguaje sencillo. Como expresa una de las promociones del canal: “Defendemos lo que se parece a ti porque también se parece a nosotros”.
Claves del modelo VALE TV

La consolidación de VALE TV como canal de conocimiento es el resultado de un proceso que se ha armado sobre la base de prácticas de gestión, que incluyen:

–       Especialización programática con entretenimiento
–       Financiación mixta: mecenazgo/ingresos propios
–       Recurso humano en permanente formación
–       Producción propia
–       Independencia gerencial
–       Medición certificada de las audiencias

o       Especialización programática con entretenimiento

La oferta programática de VALE TV la componen exclusivamente documentales. Género versátil y en constante revisión, el documental posee la ventaja de transmitir informaciones y conocimientos diversos a diferentes públicos, mediante la creación de atmósferas y discursos que recrean la realidad y acercan al telespectador a múltiples miradas.

Esta elección distingue a VALE TV del resto de las experiencias de televisión en Venezuela.

En líneas generales, la pantalla del canal es entendida como un espacio para estimular la curiosidad y facilitar herramientas para la puesta en contexto e interpretación de  los conocimientos e informaciones que se difunden desde la escuela, los otros medios de comunicación y la práctica social cotidiana. En una frase, se trata de reducir la incertidumbre que caracteriza a la globalización.

o       Financiación mixta, mecenazgo e ingresos propios

La estrategia bautizada “pantalla corporativa”, fue iniciada hace cinco años,  y se sostiene sobre la credibilidad y coherencia conceptual exhibida por el canal, y los cuidados estándares técnicos y estéticos que caracterizan su programación.  Lo que le ha permitido al canal introducirse en el mercado de la televisión y la publicidad comercial con un esquema propio y original: Publicidad institucional de responsabilidad social.

La meta de este esquema mixto de mecenazgo y recursos propios, en el mediano y largo plazo, es lograr cubrir los gastos operativos del canal con recursos propios y destinar los ingresos por mecenazgo a inversiones para ampliación y actualización tecnológica de la señal.

o       Recurso humano en permanente formación

VALE TV es a la vez una empresa y una escuela. Con una plantilla fija de 28 personas, conformada en su mayoría por jóvenes universitarios entre 18 y 25 años, la dinámica laboral está diseñada para que el recurso humano se forme en la práctica.

Esto se logra mediante una política basada en:
–       Selección de personal con acento en su potencial de crecimiento y no en habilidades adquiridas.
–       Rotación por las diferentes áreas de operación del canal.
–       Independencia creativa
–       Responsabilidad compartida en la toma de decisiones.

o       Producción propia

En el curso de su existencia, VALE TV ha pasado progresivamente de ser exclusivamente una emisora de contenidos a una productora. La limitada oferta de contenidos locales e iberoamericanos disponible, motivó al canal a crear su propia unidad de Producción.

En esta área el éxito ha radicado también en definir claramente los objetivos y establecer estrategias específicas para poder satisfacer las necesidades de contenido del canal, maximizando el uso de recursos limitados.
Con esto en mente, se estableció como política la producción exclusiva de contenidos locales, en formatos que van del corto al largometraje.

o       Medición certificada de las audiencias
A pesar de no tener fines comerciales, la medición certificada de las audiencias, ha sido una práctica sistemática en VALE TV.

Desde sus inicios en 1998, estuvo claro que el esfuerzo de diseñar una programación cultural y plural dirigida a los sectores sociales de menores ingresos, allí donde la educación formal necesita más aliados, se perdería sino se evaluaba la recepción de esa oferta.

Con esto en mente, se recurrió a una firma especializada para hacer registros periódicos  de share y raiting, a la manera de las televisoras comerciales,  con el objeto de definir el perfil del televidente de acuerdo con su situación geográfica, nivel de ingresos, edad y sexo.

Asimismo se mantienen abiertos canales de comunicación directa con los televidentes, a través de correo electrónico, y redes sociales como YouTube, Facebook y Twitter.

Estos conocimientos han servido para configurar el índice de satisfacción del televidente, identificar los atributos de marca de VALE TV y definir los usos, en función de los cuales se estructura la programación y se establecen las estrategias de comercialización institucional del canal.


 


Opinando sobre Twitter

Twitter

La revista Debate publicó un artículo sobre el uso del Twitter en Argentina especialmente por la comunidad política. He sido uno de los consultados y acá está mi breve aporte al tema.

La importancia del ida y vuelta
Hernán Nadal (@hernannadal), director de Movilización Pública de Greenpeace Argentina, explica que Twitter les permite comunicarse “en forma directa, gratuita y en tiempo real con sus voluntarios, donantes y ciberactivistas”. Y en ese ida y vuelta también reciben “ideas, sugerencias y críticas, y eso nos ayuda a mejorar las campañas”. Con la campaña de las lámparas incandescentes por ejemplo “notamos que la gente no entendía tan claramente la relación entre las lámparas y el cambio climático, y empezamos a trabajar sobre esa línea para optimizar el mensaje”. El Centro de Información Judicial (@cijudicial), se incorporó a la red “sin mucha expectativa” según cuenta su directora periodística María Bourdin (@mariabourdin). Luego de un tiempo, notaron que “existe en Twitter muchísima demanda de la información que nosotros producimos, fundamentalmente por parte de periodistas y abogados”. “En nuestra cobertura de la causa de escuchas ilegales en la Ciudad de Buenos Aires -completa Bourdin-, optamos por publicar anticipos de la información en Twitter antes que en la página y alcanzamos picos de entre 100 mil y 120 mil visitas en minutos. El objetivo inmediato es profundizar el enlace y, sobre todo, el intercambio de mensajes con el resto de la sociedad.”

Para leer el artículo completo hacé click aquí

Ipad, Kindle, Google Editions y el futuro del libro

Con el surgimiento de las plataformas electrónicas para poder vender y distribuir libros electrónicos se ha desatado una competencia entre los proveedores de aparatos y una lucha con las editoriales para definir el precio de los libros virtuales.

A continuación traduzco una nota publicada en New Yorker donde se analiza el futuro de este negocio.

—————-

En la mañana de enero un 27 de enero, Steve Jobs esta listo para aparecer en el Centro Yerba Buena para las Artes, en el centro de San Francisco, para develar el nuevo dispositivo de Apple, el IPAD. Aunque la especulación sobre el dispositivo había sido intensa, muy pocos en el público sabía aún cómo se llamaba o que haría exactamente, y había mucha expectativa en la sala.

Steve-Jobs

Cientos de periodistas e invitados, incluyendo a Al Gore, Yo-Yo Ma, y Robert Iger, C.E.O. de la de Disney, esperaban a que aparezca Jobs. El sistema de sonido había estado tocando un popurrí de canciones de Bob Dylan, de a poco se fue silenciando y las luces se encendieron en el escenario y Jobs apareció ante el aplauso de la multitud.

En las semanas anteriores, la industria del libro había estado llena de un desacostumbrado optimismo y, en algunos círculos de la industria editorial, se habían referido al dispositivo como “la tabla de Jesús.” La industria estaba desesperada por un salvador. Entre 2002 y 2008, las ventas anuales habían crecido sólo 1,6 por ciento, y los márgenes de beneficio se reducían. Al igual que otras industrias con problemas, los editores habían recortado los gastos, habían despido editores y publicistas, y dandole menos posibilidades a escritores desconocidos.

La gran esperanza de la industria era que el IPAD llevaría libros electrónicos a las masas-y conseguiría que sean rentables. Aunque las ventas de ebooks representan sólo un estimado de tres a cinco por ciento del mercado, sus ventas aumentaron un 177% en 2009, y se prevé que con el tiempo pasará a representar entre veinticinco y cincuenta por ciento de todos los libros vendidos. Sin embargo, los editores estaban preocupados de que al ofrecer precios más bajos diezmaran sus ganancias. Amazon ha estado comprando muchos libros electrónicos de los editores a unos trece dólares y los vende por 9,99 dólares, teniendo una pérdida en cada libro con el fin de ganar cuota de mercado y fomentar las ventas de su dispositivo de lectura electrónica, el Kindle.

A finales del año pasado, Amazon declaró un estimado de ochenta por ciento de todas las ventas de libros electrónicos se hizo a ese precio, parecía que establecería que U$S 9,99 como el precio de un libro electrónico. Los editores fueron presa del pánico. David Young, el presidente y C.E.O. de Hachette Book Group EE.UU., dijo: “La gran preocupación es el hecho de la fijación del precio en $ 9.99. Si se trata de permitir que se arraigue en la mente del consumidor de que un libro vale diez dólares, en mi opinión se acabó el juego para este negocio. “

En el Centro Yerba Buena, Jobs dijo que “Amazon había hecho un gran trabajo”, con su Kindle. “Vamos a pararnos en los hombros e ir un poco más lejos.” Probablemente hubiera sido más exacto que dijera que planea pararse en el cuello de Amazon y presionar hacia abajo con fuerza, mientras los editores aplaudían. La decisión de entrar en el negocio editorial ha sido un cambio para Jobs, quien hace dos años, dijo que el negocio de los libros era insalvable. “No importa lo bueno o malo es el producto, el hecho es que la gente ya no lee”, dijo. “Cuarenta por ciento de las personas en los EE.UU. solo leyeron un libro o menos el año pasado.” Pero si la lectura de libros tenia baja prioridad en la lista de cosas que el IPAD podía hacer, era no obstante, algo incluido en la lista, lo que significa que Amazon se había convertido en un competidor. “Hay una gran tensión entre Apple y Amazon y Google,” un asesor de Jobs. “Steve expresa desprecio por todos, a menos que los controle”. Una fuente de Apple dijo: “Él piensa que Amazon es estúpido, y ha cometido un terrible error al insistir en que los libros deben tener un precio de 9,99 dólares.”

En el escenario, Jobs dejó en claro que presentaría a Amazon y a su director ejecutivo, Jeff Bezos, un serio desafío. Le dijo a la multitud que cinco de los “seis grandes” editoriales habían comprometido a vender sus libros electrónicos a través del Apple’s iBooks Store, que abriría en abril. Y dijo que Apple, a través de su iTunes y las tiendas de Apple, tenía acceso a ciento veinticinco millones de tarjetas de crédito, lo que haría más fácil para los consumidores a comprar libros por impulso. El IPAD era claramente un dispositivo más versátil: podría proporcionar color y audio y vídeo, mientras que el Kindle podría mostrar sólo el texto en blanco y negro.

Después de la presentación de Jobs, los invitados fueron conducidos a un edificio contiguo para probar el IPAD. Entre ellos se encontraba Carolyn Reidy, presidente y CEO de Simon & Schuster. Con una amplia sonrisa, Reidy dijo: “Es fabuloso! Yo quiero uno! “. Dijo que esperaba que este nuevo dispositivo pusiera a los libros digitales en frente de ciento veinticinco millones de personas. “Además crearía un competidor de Amazon y proporcionaría una herramienta para elevar el precio de los libros por encima de diez dólares.

Jobs, se detuvo en una de varias mesas con montones de iPads para hablar con Walt Mossberg, columnista de tecnología del Wall Street Journal. En el escenario, Jobs, demostró cómo Apple vendería libros. Para eso seleccionó “True Compass” de Edward Kennedy y clickeó en el icono de “comprar” con un precio 14,99 dólares a su lado. ¿Por qué, preguntó Mossberg, los consumidores “pagarían a Apple 14,99 dólares cuando pueden comprar el mismo libro en Amazon por $ 9.99?”

“No será el caso”, dijo Jobs, “El precio será el mismo.” Mossberg le pidió que explicase. ¿Por qué Amazon aumentaría los precios, cuando los consumidores estaban comprando tantos libros? “Los editores pueden retener sus libros en Amazon,” dijo Jobs. “Son infelices.”

Kindle

Al día siguiente, un viernes, John Sargent, el C.E.O. de Macmillan, un conglomerado editorial que incluye Farrar, Straus & Giroux y St. Martin’s Press, voló desde Nueva York a Seattle para reunirse con Amazon. Macmillan es el más pequeño de los seis grandes editores, que producen el sesenta por ciento de todos los libros vendidos en los EE.UU. Al igual que sus compañeros, Macmillan depende en gran medida en Amazon, que vende aproximadamente el catorce por ciento de sus libros de comercio y la gran mayoría de sus libros electrónicos. Pero Sargent estaba decidido a forzar a Amazonas a cambiar la forma de hacer negocios. Tradicionalmente, los editores de libros han vendido a las tiendas, fijando el precio al por mayor de a un cincuenta por ciento del precio de tapa. Los autores reciben regalías de aproximadamente un quince por ciento del precio de tapa.

Aunque esta situación no es ideal, se ha mantenido, más o menos sin cambios, desde hace décadas. Los libros digitales, ahora han puesto a todo el sistema en tela de juicio. Si no hay libro físico, ¿que es lo que determinaría el precio? La mayoría de los editores acuerdan, en dar a los autores una regalía del veinticinco por ciento, y comenzar una larga serie de negociaciones sobre los precios con Amazon. Durante meses antes de la visita de Sargent, los editores habían hablado de la imposición de un “modelo de agencia” para los los libros digitales. Bajo este modelo, el editor se consideraría el vendedor, y un vendedor en línea como Amazon podría actuar como un “agente”, a cambio de una tarifa del treinta por ciento. Y sin embargo, ninguno de los editores pensaba que podía actuar solo, y si se presentaba una demanda conjunta a Amazon corrían el riesgo de ser acusados de fijación de precios y colusión.

En Seattle, Sargent se reunió con Russ Grandinetti, el vice-presidente a cargo de contenido de Kindle, y le dijo que si Amazon no aceptaba el modelo de agencia, Macmillan limitaría la publicación de sus libros electrónicos. Sargent estaba dando un ultimátum: Amazon había construido su negocio sobre la variedad, y si Macmillan retiraba sus libros ya no podía decir que era la librería mejor surtida del mundo.

Amazon no reaccionó como esperaba Sargent. Antes que el bajara del avión, de regreso en Nueva York, la empresa había dejado de vender todos los títulos de Macmillan. Pero, como insinuó Jobs, otras cuatro grandes editoriales-Simon & Schuster, HarperCollins, Penguin, y Hachette-estaban planeando en silencio seguir el ejemplo de Sargent. En la tarde del domingo, Amazon dio marcha atrás y anunció en su página web, “Vamos a tener que ceder y aceptar los términos Macmillan porque ellos tienen un monopolio sobre sus propios títulos, y nosotros queremos ofrecerle a usted, incluso a precios que creemos que son innecesariamente altos para los libros electrónicos. “

Este fue un comunicado un tanto críptico. ¿No todas las empresas tienen el monopolio de sus propios productos? Y los editores lo interpretaron de diversas maneras. Un ejecutivo dijo que Amazon capituló con el fin de demostrar que “la fijación de precios está fuera de su control”, es decir, culpar a los editores por los precios más altos. El jefe de la otra casa, dijo, “Amazon estaba furioso. Cambiaron porque pensaron que si todos los editores retiraban sus libros el negocio de Amazon estaría muerto. “Cualquiera sea la explicación, el anuncio de Amazon era una buena noticia para los editores. John Sargent había dicho que las negociaciones con Amazon eran “como un juego de ajedrez” y parecía haber ganado el gambito de apertura.

A pesar de que las tácticas de Sargent habían funcionado, los editores no parecían estar seguro de que fueran sostenibles. “No estoy seguro de que el« “modelo de agencia sea lo mejor” me dijo uno de los directores de una importante casa editorial. Los editores percibirían menos dinero de esta manera, cerca de nueve dólares por libro, en lugar de trece, la otra opción era poco atractiva ya que implicaba ceder parte de los beneficios a fin de establecer un precio mínimo. “Amazon nos obligó”, dijo un editor. “Ellos decidieron hacer algo irracional-perder dinero con el fin de obtener un monopolio. Eso fue destructivo para los editores, distribuidores y autores. “

La industria editorial vive en un estado constante de preocupación por su posible desaparición. Las preocupaciones de los editores acerca de Amazon son una reminiscencia de sus preocupaciones sobre Barnes & Noble, quien en los años ochenta empezó a producir sus propios libros, causando gran ansiedad a los editores pero sin embargo no afectó mucho a su negocio. A diferencia de Barnes & Noble, sin embargo, Amazon genera más de la mitad de sus ingresos, que suman cerca de veinticinco mil millones de dólares al año, mediante otros productos distintos de los libros. Muchos editores creen que Amazon ve los libros como una mercancía para vender lo más barato posible, y a los editores como algo prescindible. “No olviden,” dice el jefe de una editorial “que Bezos ha declarado que el libro físico y las librerías están muertas.”

Amazon.com abrió sus puertas en Seattle, en julio de 1995. Aunque las ventas crecieron rápidamente se necesitaron siete años para generar un beneficio, y los analistas crearon el deporte de predecir su colapso. Bezos no se inmutó por las críticas. Cuando Charlie Rose, en 2009, le pidió que describiera su talento excepcional, él dijo que el estaba enfocado en el largo plazo y tenia la voluntad de “ser mal entendido.” Al igual que otras compañías que tuvieron éxito en Internet, Amazon hizo hincapié en ganarse la confianza de los consumidores. “Nuestra visión”, dijo Bezos muchas veces, es ser “la empresa más centrada en el cliente en todo el mundo” Parte del atractivo para los consumidores eran los bajos precios; Amazon vendía libros, en especial best sellers, por poco más del precio mayorista, o incluso con pérdidas. Bezos creía que a largo plazo, tener precios más bajos ampliaría la cuota de mercado de Amazon, y con esto el precio de sus acciones, y sus beneficios.

Amazon tuvo un efecto profundo en los negocios editoriales, creando un lugar donde los clientes confiaban en poder encontrar libros que ya no se están promoviendo en las tiendas.  Con Amazon, “la gente puede encontrar libros del catalogo que no están en las tiendas”, dice David Young, de Hachette. “Eso hace que los autores no estén esperando y rezando para que sea expuesto en un estante.” Carolyn Reidy, dice que a través del e-commerce en un plazo de tres meses normalmente venden dos mil quinientos títulos de Simon & Schuster que no están disponibles en las librerías.

Bezos había ideado una manera más eficiente de comprar libros. Y, con la llegada de los libros electrónicos, comenzó a pensar en maneras de reemplazar el papel por completo. Los e-books tienen ventajas innegables para los editores. No habría más devoluciones, gastos de depósitos, gastos de impresión, ni gastos de envío. El obstáculo era que nadie sabía cómo debían ser leídos. Las pantallas de las notebook no eran suficiente, y para muchos los teléfonos celulares eran demasiado pequeños. Los e-books permanecían como un nicho de mercado, en su mayoría abandonados por los editores comerciales de gran tamaño.

A finales de 2007, Amazon lanzó el Kindle, que presentó un simulacro decente de páginas impresas y de forma inalámbrica podría descargar un libro en sesenta segundos. Arthur Klebanoff, el co-fundador y C.E.O. de RosettaBook, una editorial de libros electrónicos, dice que, una vez que el Kindle estuvo disponible a Amazonas le tomó noventa días desde su lanzamiento para generar más ingresos de mi catalogo que el que estaba recibiendo de todas mis otras plataformas de distribución combinadas”. En la actualidad hay aproximadamente tres millones de Kindles en circulación, y Amazon ofrece más de cuatrocientos cincuenta mil libros electrónicos. Si el mismo libro está disponible en papel y en soporte sin papel, Amazon.com asegura que el cuarenta por ciento de sus clientes elige la versión electrónica. Russ Grandinetti, el vice-presidente de Amazon, dice que Kindle ha impulsado las ventas de libros. “En promedio,” dice él, “los usuarios de Kindle compran 3,1 veces más libros que lo que hacían doce meses atrás”

Sin embargo, los editores también reconocen la similitud entre la estrategia de Amazon y la de iTunes. Un editor dijo: “Conseguir una cuota de mercado, viniendo desde atrás es muy difícil. El juego de Bezos al igual que el de Jobs, es conseguir el dispositivo de distribución y recibir ochenta a noventa por ciento de las ventas a través del dispositivo, y así lograra ganar el juego. “

La analogía con el negocio de la música sólo llega hasta ahí. Lo que iTunes hizo fue sustituir el CD como la unidad básica del comercio: en lugar de verse obligados a comprar un álbum entero para conseguir la canción que realmente quería, se podía comprar sólo la pista. Pero nadie, con la posible excepción de los estudiantes, va a querer comprar un solo capítulo de la mayoría de los libros. La verdadera preocupación de las editoriales es que el bajo precio de los libros digitales destruirá las librerías, que son sus principales clientes. Agobiadas por el alquiler, los gastos de electricidad y otros, las librerías tradicionales tendrán dificultad para competir con las de los vendedores en línea. Roxanne Coady, quien es propietaria de R. J. Julia Booksellers, una librería independiente en Madison, Connecticut, dice: “La venta de libros es una torta que cada vez se reparte entre mas. Para nosotros, la primera parte en tomar algo son las cadenas, después es la gente que cada vez lee menos, otra parte es Amazon. Y ahora se suman las descargas digitales. “

Según la Asociación Americana de Libreros, el número de librerías independientes se ha reducido de 3.250 a 1.400 desde 1999; los independientes ahora representan sólo un diez por ciento de las ventas en tiendas. Las cadenas como Barnes & Noble y Borders representan aproximadamente el treinta por ciento del mercado, y grandes superficies como Target y Wal-Mart, junto con clubes como Costco, representan el cuarenta y cinco por ciento, a pesar de que suelen ofrecer muchos menos títulos. Como resultado, los editores, como los estudios de Hollywood, se encuentran bajo una enorme presión para crear más libros, más éxitos como “Twilight” y menos novelas nacionales o libros valiosos sobre la pobreza o la política comercial.

Las librerías, especialmente las independientes, ayudan a resistir esta tendencia al defender los autores en los que creen los empleados. “En una librería, hay un elemento fortuito que participan en la navegación” Jonathan Burnham, el vice-presidente y editor de Harper Collins, dice “Las librerías independientes son como un centro comunitario. Caminamos y conocemos a las personas que trabajan allí y nos gusta escuchar sus recomendaciones de lectura.”

Pero el costo de mantener personal bien informado y espacio en las tiendas contribuye al aumento de los precios, que muchos consumidores no están dispuestos a pagar.  Un best-seller de tapa dura que se vende a diecisiete dólares en Amazon.com comúnmente se vende por hasta veinte y ocho dólares en una librería. Un consejero de Apple, dice, “Internet pone a todo a disposición mucho más barato. Comparo las librerías a las tiendas de video hace diez años. Ahora uso Netflix o puedo descargar películas “. Los compradores de libros, comprensiblemente, quieren tanto la conveniencia de la página Web y la intimidad de la tienda. Pero esto obliga a los editores a ejecutar esencialmente dos negocios a la vez: un editor tradicional que vende libros encuadernados a las tiendas y un comercio electrónico que vende libros electrónicos en línea. “Creo que los consumidores, como los editores, están viviendo en universos paralelos”, dice Burnham. “Los consumidores están educados a tener una multiplicidad de opciones. Todavía quieres ir a una librería, mientras que también quieren que todo esté disponible. “

Tim O’Reilly, fundador y C.E.O. de O’Reilly Media, que publica alrededor de doscientos e-books por año, piensa que el modelo de los editores de edad “es fundamentalmente erróneo”. Ellos no hacen estudios de mercado, tienen pocos datos sobre sus clientes, y no tienen experiencia en ventas directas. Con la posible excepción de Harlequin Romance y libros de bolsillo Penguin, los lectores no tienen ninguna relación particular con cualquier editor determinado; en los libros, el autor es el nombre de marca. Para atraer a los consumidores, los editores tienen que construir un solo sitio, una web colaborativa para vender libros electrónicos, una idea de que Jason Epstein, la ex directora editorial de Random House, empujó durante años sin éxito. Pero, incluso dejando de lado las dificultades de aprender a manejar un negocio al por menor, el mismo sitio se enfrentaría a problemas de protocolo dignas de el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas-si Amazon no acusa a los editores de fijación de precios en primer lugar.

La tienda de libros digitales parecía proporcionar una solución que ayuda a explicar por qué cinco de los seis grandes editores firmaron sin dudarlo mucho. El único impedimento era Random House, la mayor de las seis grandes. Markus Dohle, presidente y CEO, dijo que compartía la preocupación por el precio de los libros electrónicos, pero creía que los editores de forma se apresuraron en concretar acuerdos con el modelo de agencias -con Apple o Amazon. “La transición digital tomará de cinco a siete años”, dijo. “Para mí no es una cuestión de una semana, o cien días”.

Dohle, de cuarenta y un años, hizo su carrera como ejecutivo el sector de impresión de Bertelsmann AG, la compañía matriz de Random House, y se mudó a los EE.UU. en 2008. Él cree que, como un outsider que ve los desafíos de la industria con más claridad. “Si usted quiere tomar la decisión correcta para el futuro, el miedo no es un consultor muy bueno”, dijo. Antes de aceptar “un cambio significativo en el modelo de negocio”, el explica que quiere tomarse un tiempo “para hablar con todos nuestros grupos de interés”, incluidos los autores, agentes y libreros. “Para nosotros en la industria editorial”, dijo, “Amazon ha sido el cliente de más rápido crecimiento. Creo que es una gran compañía.” Él da la bienvenida a la entrada de Apple en la publicación electrónica, pero dice:” Si haces un trato con Apple empleando el modelo de agencia, entonces significa que tienes que hacer ofertas de la agencia con todos los demás vendedores de libros digitales “

Shatzkin Miguel, el C.E.O. de Idea Logical, una firma de consultoría de medios, cree que Random House está esperando para conseguir un mejor trato. Lo mismo ocurre con muchos de los colegas de Dohle. Pero Shatzkin, que escribe un blog sobre la industria editorial, también tomó nota que, al mantener el statu quo- venderle libros electrónicos de Amazon a un precio de tapa dura y dejar que Amazon tome las pérdidas Random House estará sacando el máximo partido de sus ventas a corto plazo y los beneficios. “Random House va a recaudar más dinero por cada e-libro vendido que sus competidores, mientras que el público pagará menos por cada uno de los libros de Random”, escribió.

Dohle también ha resistido la práctica de retrasar el lanzamiento de libros digitales que se ha convertido en algo común entre otras editoriales. Esta no es una idea nueva; los editores desde hace mucho tiempo han retenido libros de bolsillo para fomentar las ventas de los de tapa dura, y en los DVD de películas a menudo aparecen un año después de los estrenos cinematográficos. Pero hacer esto puede ir los intereses de los editores y autores. El 11 de enero, HarperCollins publicó la edición de tapa dura de “Game Change”, por John Heilemann y Halperin Marcos, y el libro digital no salió a la venta hasta el 23 de febrero. La primer edición de plazo de tapa dura fue de setenta mil ejemplares, y se agotó poco después de su estreno, y durante casi tres semanas las librerías de todo el país no tenía copias en stock. Los autores y la editorial fueron privados de ingresos, y los lectores potenciales encontraron otros libros para comprar.

Russ Grandinetti de Amazon piensa que estas estrategias son erradas. “No funcionará”, dice. “Con el tiempo, la gente leerá lo que quieran. Cuando un libro sale, los autores necesitan toda la publicidad que puedan conseguir. Poner una barrera arbitraria y mantenerlo fuera de las manos de alguien que podría difundir ese trabajo es un mal negocio para el autor. Por no hablar de la frustración para el cliente. “

De acuerdo con Grandinetti, los editores están haciendo las preguntas equivocadas. “La verdadera competencia no es, en nuestra opinión, entre el libro de tapa dura y el libro electrónico”, dice. “TV, películas, navegar por la Web, los videojuegos es los que compite por el tiempo de la gente valiosa. Y si el libro no compite pensamos que con el tiempo la industria se verá afectada. Vea los puntos de precios de bienes digitales en otros medios. He leído un periódico en Internet en esta mañana, y no me costó nada. Mira el precio de las películas de alquiler. Mira el precio de la música. En muchos aspectos, enseñarle a un cliente a pagar diez dólares por un libro digital es un gran logro. “

Según Grandinetti, los ejecutivos de las editoriales, al igual que los de otros medios de comunicación, están cometiendo el mismo error que las compañías de ferrocarriles tuvieron hace más de un siglo: ellos pensaban que estaban en el negocio del tren en lugar del negocio del transporte. Para prosperar, según él, los editores tienen que reinventar el libro como un entretenimiento multimedia. David Rosenthal, el editor de Simon & Schuster, dice que su compañía está compitiendo “para integrar audio y video y otras características de valor añadido en los e-books. Podría ser un autor hablando de su libro, o un clip de una película que toca el tema del libro. “Las grandes editoriales están trabajando en otros proyectos similares, experimentando con música, video clips de noticias, y animación. Los editores esperan que los consumidores estén dispuestos a pagar más por las nuevas características añadidas. El IPAD, dice Rosenthal, “ha abierto la posibilidad de que ya no estamos tratando con un libro estático. Esto nos brinda enormes posibilidades “.

La pregunta sobre si los consumidores acostumbrados a pagar 9,99 dólares por un libro electrónico estarán dispuestos a pagar $ 13.99, o más, independientemente de los extras, aún está abierta. Tim O’Reilly, editor del libros digitales, ha encontrado que cuanto menor sea el precio de los libros más se vende. La empresa O’Reilly’s vende libros electrónicos como aplicaciones para el iPhone por $ 4,95, y dice que ellos generan “un volumen mucho mayor” que lo que se pierde de ventas de libros tradicionales.

Jason Epstein cree que los editores tienen una oportunidad de oro. El modelo de agencia, dice, es realmente otra forma de consorcio que él ya propuso hace una década: “Los editores estarán vendiendo libros digitales directamente a la IPAD. Están utilizando el IPAD como una especie de almacén universal “. Al hacerlo, crean oportunidades para reducir los costos de nómina y gastos generales. Epstein dijo que los e-books también podría restaurar la autonomía editorial. “Cuando me fui a trabajar para Random House, los editores se fueron”, dijo. “Teníamos un gerente de ventas y representantes de ventas, un contador, un publicista y un presidente. Fue un enorme éxito. No necesitamos dieciocho capas de ejecutivos. La digitalización hace posible que esto pase de nuevo, y es inevitable. “

Amazon parece creer que en el mundo digital ni siquiera se necesiten editores. En diciembre, el autor de Simon & Schuster, Stephen Covey vendió los derechos exclusivos a Amazon de dos de sus libros más vendidos “Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva” y “Principios de Liderazgo.” Los libros fueron vendidos en Amazon por RosettaBooks, y Covey consiguió más de la mitad de los ingresos netos. Un editor dijo: “Lo que hizo por nosotros fue confirmar que Amazon se ve tanto como un competidor como minorista. Tienen aspiraciones de ser un editor. “

Un estrecho colaborador de Bezos fue contundente: “Lo que Amazon realmente quería hacer era hacer que el precio de los libros electrónicos fuera tan bajo que la gente dejara de comprar libros de tapa dura. El siguiente paso sería saltear a los editores e ir derecho a los autores. ” El año pasado, de acuerdo con varios agentes literarios, un alto ejecutivo de Amazon pidió referencias sobre editores para contratar. Su programa Encore ha comenzado a publicar libros de autores cuyas obras atraen buenas críticas en Amazon.com. Y en enero ofreció a los autores que venden los derechos electrónicos directamente a Amazon una regalía del setenta por ciento, siempre que estuvieran de acuerdo con los precios de entre $ 2.99 y $ 9.99. Esta oferta, según un ejecutivo editorial furioso, dijo, pretende “enfrentar a los autores contra las editoriales.”

Grandinetti reconoce que Amazon ha tratado de hacer más negocios directos con los autores: “Estamos constantemente buscando maneras en que podemos hacer las cosas más eficazmente”. Sugiere además que no se trataba de algo nuevo. “Hay una larga historia de los libreros en el negocio editorial”, dijo, mencionando Barnes & Noble. Además señaló que los principales editores, venden libros directamente a los consumidores en sus sitios Web. “Parece como si estuvieran en nuestro negocio, así que es un argumento extraño el preocuparse por esto en la otra dirección”, dijo. Pero las ventas de las editoriales a través de sus propios sitios web son insignificantes, y aunque el programa de publicaciones de Barnes & Noble antagoniza con las editoriales, no era una amenaza para una devaluación mayor de sus productos. O’Reilly cree que los editores tienen buenas razones para estar ansiosos. “Amazon es a un competidor con visión de futuro, poderoso y despiadado”, dice. “No creo que hayamos visto un negocio tan competitivo desde el surgimiento de Microsoft.”

Por el momento, la entrada de Apple en el mercado del libro le dio a las editoriales una moratoria. Un estrecho colaborador de Bezos, dijo, “Amazon estaba pensando publicar directamente, hasta que paso lo de Apple. Por ahora, era una amenaza suficiente que Amazon se viera obligado a negociar con los editores. “

Al pedírsele que describiera su principal preocupación, Carolyn Reidy, de Simon & Schuster, dijo: “En el mundo digital, es posible que los autores publiquen sin editores. Por lo tanto, nos corresponde a nosotros demostrar nuestro valor a los autores todos los días. “Pero los editores han sido lentos en adoptar tecnologías nuevas que puedan ayudar a los autores. Andrew Savikas, vicepresidente de O’Reilly Media-presidente de iniciativas digitales, se sorprende de que los editores lo han hecho poco para crear las aplicaciones digitales de sus libros. “Nada impide a los editores crear aplicaciones para poner los libros en iPhones”, dijo. “Hay cincuenta millones de iPhones en el mundo. Eso es una gran base de clientes” Los editores consciente de sus presupuestos también han reducido la edición y comercialización y otros servicios que prestan a los autores, que ha dejado un vacío para que otros puedan llenar. Soluciones de Autor, una empresa de auto-publicación en Bloomington, Indiana, tiene noventa mil clientes-autores. Para los libros que atraen a los del mercado, la compañía se ha asociado con editoriales como Arlequín para liberarlos a través de los canales tradicionales, pero con más derechos generosos.

Jane Friedman, quien se desempeñó como presidente y C.E.O. de HarperCollins, empresa que dejó en 2008 para crear Open Road Integrated Media, una empresa de libros digitales. Ella planea adquirir los derechos electrónicos para backlists, conseguir nuevos autores (con cincuenta por ciento de reparto de beneficios), y forman una división de auto-publicación. “Los editores tienen miedo de que un minorista que pueden reemplazarlos”, dijo Friedman. “Un autor necesita un editor para la crianza, edición, difusión y comercialización. Si los editores están reduciendo en la comercialización, que es la queja más grande que los autores, y Amazon se queda con en el ochenta por ciento del mercado de libros electrónicos, ¿para qué necesitas la editorial?

Los editores sostienen que las empresas digitales no entienden el proceso creativo de los libros. Una importante editorial dijo sobre Amazon “Ellos no saben cómo piensan los autores. No está en su ADN. “Ni Amazon, Apple, Google, ni tiene experiencia en el reclutamiento, la crianza, la edición, comercialización de los escritores.

Buena editores encuentran y cultivan a los escritores, algunos de los cuales inicialmente no prometen mucho comercialmente. También dan anticipos sobre derechos de autor, sin la cual la mayoría de los escritores de ficción no podía permitirse el lujo de investigar para escribir nuevos libros. La industria produce más de cien mil libros al año, de los cuales el setenta por ciento  no produce el dinero que sus autores han recibido; a un lado de las declaraciones, los anticipos de regalías son en gran medida el mayor gasto de las editoriales. Aunque los críticos sostienen que la publicación de libros tradicionales se queda demasiado dinero de los autores, en realidad, los beneficios obtenidos por el porcentaje relativamente pequeño de los autores cuyos libros ganan dinero va a subvencionar esencialmente a escritores con menos éxito comercial. El sistema es ineficiente, pero permite una clase de escritores profesionales, que de otro modo no podría existir.

Madeline McIntosh, presidente de Random House para las ventas, operaciones y digital, ha trabajado tanto para Amazon y para editoriales, y encuentra notables diferencias entre los dos. “Creo que nosotros, como industria, conversamos mucho”, dijo refiriéndose a los editores. “Esperamos que haya un diálogo abierto. Es una cultura de los almuerzos. Amazon no juega en esa cultura. “Tiene” una disciplina increíble de responder a las preguntas mirando a las matemáticas, mirando los números, mirando los datos. . . . Eso es un choque cultural bastante grande con la cultura de textos y almuerzo-impulsada por la persuasión, una cultura orientada al autor. “

La mayoría de los editores desconfían de Amazon. No dará detalles acerca de los hábitos de los clientes, o el número de Kindles vendidos, o lo que cuesta hacer un Kindle. Ni siquiera revelará el porcentaje de sus ingresos representa la ventas de libros, diciendo solamente que las películas, música y libros, representó cincuenta y dos por ciento de sus ventas en 2009.

Los editores dicen que las negociaciones con Apple fueron menos polémicas. Había discusiones sobre el precio de los libros electrónicos, con los editores que querían el precio máximo fijado en diecisiete dólares y Apple insistiendo en quince.”Una vez que Apple decidió que iba a aceptar el modelo de agencia”, dijo una editorial, “fueron muy duros: Lo tomas o lo dejas.” Pero con la gente de Apple “había una sensación mucho más agradable que con lo que hizo Amazon. Dijeron que iban a compartir algunos datos de los consumidores sobre la compra de libros electrónicos. No tenemos datos de Amazon. “

Los editores tienen otro aliado que se ha convertido recientemente: Google, a quien no hace mucho tiempo veían como una amenaza mortal. En octubre de 2004, sin el permiso de los editores y autores, Google anunció que, a través de su programa Google Books, escanearía todos los libros publicados, que estarían disponibles a través de su motor de búsqueda. La comunidad editorial se indignó, alegando que Google estaba robando el trabajo de los autores. Un consorcio de editores, junto con el AuthorsGuild, presentó una demanda, que sólo se resolvió en el otoño de 2008, cuando Google acordó pagar  ciento veinticinco millones de dólares a los autores y editores por la utilización de su material con derechos de autor. John Sargent, quien fue parte del equipo de negociación de las editoriales dijo que el acuerdo es un logro muy grande. “El más grande jugador en el juego de internet acordó en que para tener el contenido tiene que tener una licencia para el producto y pagar por ella, y que el titular de los derechos se ocuparán de controlar el contenido”, dijo. el acuerdo es aprobado en última instancia por los tribunales de EE.UU., Google abrirá una tienda virtual de libros, llamado Google Editions, a mediados del año, según Dan Clancy, el ingeniero que dirige  Google Libros, y que también estará a cargo de Google Ediciones.

Clancy dijo que la tienda de libros electrónicos, a diferencia de los de Amazon o Apple, será accesible a los usuarios en cualquier dispositivo. Ediciones Google permitirá a los editores fijar el precio de sus libros, dijo, y aceptará el modelo de agencia. Habiendo ya digitalizados doce millones de libros, incluyendo títulos fuera de impresión, Google tendrá una selección mucho más grande que Amazon o Apple. También habrá más libros electrónicos disponibles y se dará  “la inmensa mayoría” de los ingresos a la tienda, dijo Clancy. Sugirió que al tratar de dominar el mercado de Amazon y Apple estaban tomando un enfoque equivocado al negocio en línea. “Esto es más parecido a un ecosistema abierto, donde las tiendas tradicionales podrán participar del futuro digital del libro”, dijo. “Estamos muy a gusto con una amplia gama de minoristass, mientras que la mayoría de los otros jugadores les gustaría tener un espacio menos competitivo,  porque les gustaría a dominarlo.”.

Por ahora, muchos editores creen que han ganado la partida de ajedrez que comenzó Sargent. “Tenemos tres gigantes compitiendo ahora”, dijo el CEO de una editorial. “Entonces uno de ellos no nos pueden obligar a hacer nada a menos que los demás lo acepten.” Las primeras ventas del IPAD son prometedoras: Apple dice que más de trescientos mil fueron vendidos el primer día, y los analistas han asegurado que entre cinco y siete millones se venderán este año. Y una docena de otros dispositivos de lectura digital se encontraban en exhibición en el Consumer Electronics Show, en Las Vegas, en enero, proporcionando una mayor competencia para el Kindle.

Los editores tienen otra razón para la esperanza. La recesión ha cambiado la forma de pensar de las empresas de Silicon Valley, sacudiendo su fe en la publicidad como su única fuente de ingresos. YouTube ha empezado a cobrar por algunas películas independientes, en un esfuerzo por competir con Netflix, y sus directivos saben que para tener éxito debe tener el contenido producido profesionalmente para que los anunciantes y los consumidores estén dispuestos a pagas. Dado que las empresas digitales comienzan a cobrar por los contenidos, se está dando un encuentro con los viejos medios que buscan formas de cobrar por lo que producen. Los incentivos para viejos y nuevos medios para formar asociaciones parecen converger.

“Finalmente, Apple se focaliza en el negocio de dispositivos no de contenido”, dijo una fuente de Apple. “Steve Jobs quiere asegurarse de que la gente de contenido sean sus socios. Steve es de la escuela Yo gano / Tu ganas. Jeff Bezos es de la escuela de Yo gano / Tu pierdes “. Trabajos recientemente se reunió por separado con el New York Times, Wall Street Journal, y los ejecutivos de Time Inc. para demostrar el potencial del IPAD de hacer dinero para los periódicos y revistas. Jobs, que tuvo un trasplante de hígado el año pasado y ha luchado contra el cáncer de páncreas, ha comenzado a pensar en su legado, dijo una fuente con información privilegiada. “Está en un apuro para crear en los próximos dos años lo que él pudo haber estado pensando en los próximos diez años. Lo que lo mantiene en marcha es su visión. Nada va a detenerlo, salvo la muerte. ” La misma fuente dijo que Jobs estaba satisfecho con su defensa de los editores:” Él siente que es su campeón “.

Por el momento, Jobs es el mejor aliado de las editoriales. “Steve esta muy orgulloso que Macmillan le pusiera una pistola en la cabeza de Amazon”, dijo el informante. Pero en el largo plazo Apple y Google no serán necesariamente mejores socios que Amazon. Un día, ellos también se quejarán de la engorroso del proceso de publicación, o un precio excesivo. Apenas unos días antes que la IPAD salió a la venta, el 3 de abril, hubo rumores de que Apple podría ofrecer una lista de best-sellers por $ 9.99. Apple acordó el modelo de agencia por sólo un año, y, como los editores son muy conscientes, Jobs tiene una historia, con la industria de la música y televisión, de luchar para reducir los precios. Un editor dijo: “Tal vez Apple va a querer volver en un año y morder nuestras cabezas.” El IPAD incluso puede hacer posible que Amazon llegue a nuevos consumidores. Apple ofrece ahora cerca de sesenta mil libros electrónicos, muchos menos que Kindle y Amazon ha lanzado una aplicación que le permite vender libros electrónicos en el IPAD. No importa donde los consumidores compren los libros, pero creen que los medios electrónicos deben costar menos. Al preguntársele sobre los esfuerzos de los editores para subir los precios, un agente literario escéptica dijo: “Usted puede tratar ponerse alas y desafiar la gravedad, pero al final se vendrá abajo”.

Tito, Ricardo Fort y LaNacion.com

Primero Tinellizaron la televisión, pero yo no me preocupé porque no era parte de la tele.

Después tinellizaron la política, pero no me importó porque yo no era político.

Más tarde fueron los diarios, pero yo no me asusté porque yo era periodista…

Ahora están golpeando mi puerta.

Blogueros y Twitteros, agarrense, porque su Timeline y sus post se llenaran piñas mediáticas entre el muñeco inflado y su guardaespaldas, que me acabo de enterar es la nueva estrella de la farándula argentina.

¿A que viene esta irrespetuosa versión del poema de Martin Niemoeller que hice? A la sorpresa que me encuentro al entrar a Lanacion.com y descubrir que una de las noticias principales del día es una entrevista con Tito. Ojo, no se trata de un reportaje inedito al lider comunista yugoslavo, sino una exclusiva al guardaespaldas de Ricardo Fort.


Tito Fort
El Guardaespaldas de Fort y La Nacion.com


¿Donde quedaron los días en los que los redactores de La Nación buscaban realizar proezas literarias y periodísticas para deleitar a los niños bien del Jockey Club? ¿Donde quedó esa aristocracia argentina que gustaba de ese diario de proporciones gigantes que solo podía ser leído en una mesa con la tranquilidad que tienen los que poco tienen que preocuparse por ganarse el mango con el sudor de la frente?

Más allá de su clara línea ideológica, cuya coherencia me parece de lo más respetable que tienen, siempre ha promovido cierto periodismo de calidad y de excelencia. Por supuesto que publicar entrevistas a Tito es mucho más digno que publicar las editoriales del amigo de los genocidas del proceso, Mariano Grondona.

Sin embargo, y cayendo en la frase hecha, la culpa no la tiene el chancho sino el que le da de comer. ¿Por qué? La nota en cuestión es la más leída del día en el portal del diario. Si entre todas las opciones que nos da Internet terminamos prefiriendo leer lo que piensa este muchacho es porque tenemos una sociedad con el bocho bastante frito.

Pero para terminar el post con algo positivo, le voy a regalar una idea para nota a La Nación. Hace bastante días hubo un conflicto con los trabajadores de la fábrica de Fort, y pocos medios dieron cuenta de eso. Sería interesante conocer en profundidad como viven, cuales son las condiciones de trabajo, que reclaman los empleados del tipo que más exhibe su riqueza por todos los canales de la TV Argentina.

Los invito a uds a dejar en los comentarios ideas para los redactores de La Nación.

¿Qué es twitter para los argentinos?

¿Para que usamos Twitter los argentinos? ¿Qué importancia le damos a esta nueva herramienta?

Intentando responder estas dudas, armé este video donde algunos reconocidos twitteros de Argentina, (entre los que me colé), exponen su mirada local sobre la explosión que se está dando en el país y en el mundo.

Gracias a @Vanis, @ivanis, @atilo, @pablobullrich y @wiemeyer

Creative Commons License
¿Que es Twitter? by Hernan Nadal is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 2.5 Argentina License.
Based on a work at www.listao.com.ar.

Me levanté temprano un domingo y participé del DELM



DELM
Participando de DELM



En el diario Tiempo Argentino, el periodista Gabriel Giubellino publicó una crónica sobre esta reunión de gente “entusiasta” que nos reunimos un domingo a la mañana a charlar sobre la tecnología y sus implicancias en la sociedad.

Agradezco a @p0nja, quien organizó el evento por la invitación y el honor de haber compartido el panel con Gerry Garbulsky y Guillermo Movia.


Henry Jenkins en Argentina

Henry-Jenkins

Hoy por la mañana se presentó en  en Flacso, Henry Jenkins, entre una audiencia de comunicologos, docentes, semiologos e interesados varios en el tema de la convergencia mediática que en estos dias crece al ritmo de los nuevos medios y la Web 2.0.

Ante mi pregunta de como estos conceptos de creación participativa e inteligencia colectiva se aplican a la movilización política y mi pedido de ejemplos de organizaciones sociales que trabajan con movilización pública que piensen de este modo, esto es lo que me respondió.

Le recomiendo a todos que visiten su blog.

Finalmente la Corte Suprema decidirá sobre la Ley de Medios

El máximo tribunal declaró admisible el recurso extraordinario presentado por el Poder Ejecutivo para que se aplique la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La norma se encuentra suspendida por una medida cautelar de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza. La Corte giró el caso al Procurador General, Esteban Righi, para que emita un dictamen.

Ley-de-Medios

En su reunión de acuerdo celebrado esta mañana los ministros del Máximo Tribunal, por unanimidad, dieron curso favorable a la tramitación del planteo del gobierno y lo remitieron al Procurador General de la Nación, Esteban Righi, para que emita su dictamen.

El caso que llegó a la Corte fue impulsado por el diputado mendocino Enrique Thomas (Peronismo Federal), que puso en tela de juicio el proceso de sanción de la ley y consiguió una medida cautelar que suspendió la aplicación de toda la norma.


Ante la Justicia de Mendoza, Thomas señaló supuestas violaciones reglamentarias en el trámite parlamentario. La jueza Olga Pura de Arrabal le dio la razón y dictó una medida cautelar que paralizó la aplicación del nuevo marco legal, íntegro, para los medios audiovisuales. Su fallo señalaba “la política acelerada que se ha impreso, tanto a la sanción de la ley como a los actos implementados para hacerla efectiva”.

Esta mañana, Damián Loretti, ex vicedecano de la facultad de Ciencias Sociales de la UBA y ex director de la carrera de Comunicación Social, señaló que la Coalición por una Radiodifusión Democrática solicitará que se utilice el recurso de “amicus quriae”, en el que a través de una audiencia pública las partes interesadas puedan dar a conocer su posición. “La suspensión de la ley trae serios perjuicios a quienes no están contemplados en la norma y nosotros queremos reivindicar ese derecho contemplado en distintas acordadas de la Corte en casos de ‘interés relevante’ para la sociedad”, afirmó el académico.

Según explicó el procurador del Tesoro Joaquín Rocha esta mañana, luego de que Righi envíe su dictamen, “la Corte tendrá que resolver sobre el mantenimiento o no de la suspensión de la ley”. El funcionario admitió que ni la Corte ni el Procurador tienen un tiempo determinado para pronunciarse, aunque estimó que Righi “se tomará una semana o 10 días para analizar el recurso; y luego, la Corte, tendrá un tiempo igual”.

“En Mendoza se decidió sobre una cuestión abstracta. Se presentó un diputado que dijo que el procedimiento era irregular. Por ejemplo, si se presenta un empresario y dice que esto lo perjudica, se aplicaría una medida solo para ese caso pero no se generaliza como esta pasando. Si la Corte se manifiesta, esto tendrá influencia en todos los tribunales del país”, expresó Da Rocha.

Roque

Dalton

ROQUE

Por Eduardo Galeano
Hace treinta y cinco años, Roque fue asesinado mientras dormía. 
Yo soy uno de sus muchos dolientes. 
Fui su amigo, y lo sigo siendo. 
Su asesinato me dolió, y me sigue doliendo. 
La impunidad me indignó, y me sigue indignando. 
La impunidad estimula a los criminales, y los militantes que matan para castigar la discrepancia no son menos criminales que los militares que matan para perpetuar la injusticia. 
Aquí va mi abrazo, de muchos brazos, a los familiares de Roque, a sus amigos, a sus compañeros, y a las muchas y muchos que no lo conocieron pero lo aman amando las palabras que nos dejó.


(Hoy, 10 de mayo, se cumplen 35 años del asesinato del poeta salvadoreño
Roque Dalton.)

Publicado hoy en Pagina 12.

Días sin Crítica

Crítica de la Argentina apareció el 2 de marzo de 2008 y pintaba para más.

No porque desde la tapa, con fondo rojo, anunciaba que el dire era Jorge Lanata; ni por el “gran-lanzamiento-gran” que tuvo a celebrities e intentos de celebrities trasnochando en la Facultad de Derecho; ni porque agotó “en un 95% su tirada inaugural”; ni porque después de tanto alboroto inicial “en Florida, a las tres de la tarde, vendían el diario a nueve pesos”; ni siquiera porque “cuando se terminó de imprimir el número uno en el taller, todos los obreros gráficos pararon para aplaudir”; tampoco porque “en sus primeros seis minutos de vida –la edición digital- recibió 460 comentarios”.

El diario prometía mucho más por todo eso junto y porque intentaba, cuando no independencia política, innovación periodística. Lo mejor fue, para mí, la grilla que permitía ir viendo cómo se armaba el diario del otro día y los blogs, que de la mano de “Fumado” y “La peleadora”, lograron por primera vez hacer una contratapa online.

Lo cierto es que Lanata había anticipado el final al segundo día. En la edición de lunes (la misma en la que se pueden encontrar todas las frases entrecomilladas del primer párrafo), Jorge cerró su columna advirtiendo: “ayer comenzó, verdaderamente, la construcción de este diario. Sólo podemos hacerlo juntos”. Un año después renunció y dijo que se había desprendido de las acciones (aunque parece ser que nunca estuvieron a su nombre). Por entonces, acusaron al diario de no respetar los derechos de autor de una fotografía histórica. Luego, de robarse una investigación. Meses más tarde, so pretexto de no tener pauta estatal, dejaron de pagar sueldos. Y hoy el diario no-ta-más (caput, c’est fini).


Nota: Donde dice “Intentá acceder más tarde” debería decir “este diario no pudo cumplir con el convenio salarial acordado dos meses atrás y luego de varios paros parciales sus trabajadores dijeron BASTA”.

Volver, ni a palos.

Yo lo vi.

Quizá vos también lo viste, o te lo contó algún amigo.

Si no tenías idea de esta campaña de Volver para dar lástima hasta la deshidratación por la crueldad de la Ley de Medios, tampoco creo que pudieras haberlo notado de otra forma. A pesar de su nostalgia, utilizando el miedo como estrategia empática para con sus televidentes, apelando a la memoria y al pasado (técnica utilizada también por el Gobierno K -recuérdese la frase de CFK en la que dijo, cargada de angustia y repudio, nos secuestran los goles-), difícil es notar algo de todo su discurso plasmado en la realidad.

Hoy, Volver renovó su imagen institucional y anunció novedades en su programación como la emisión de 099 Central o las películas La Puta y la Ballena y XXY. Lo único que veo es que Volver sigue en pantalla y el Grupo sigue aumentando sus precios, y mintiéndole a la gente sobre la realidad. Y este spot, sólo puede producir un revoltijo pútrido de desaprobación en el estómago.

Nota sobre Activismo 2.0 en La Razón


Nuevamente participo de una nota en La Razón sobre las posibilidades que brinda la Web 2.0 para el activismo social. Este artículo es muy similar al publicado en Clarín hace unos días.


Hernán Nadal, director de Nuevos Medios y Movilización Pública de Greenpeace Argentina sí cree en el potencial del ciberactivismo. Pero lo ve como una segunda pata, que suma y no reemplaza: “A nivel global, es un complemento de la militancia original. Las estructuras tradicionales, sobre todo en Argentina, rechazan la participación. E Internet lo permite. Si los partidos políticos entendieran eso pueden cambiar la manera de acercar gente y debatir. Pero necesitan reformular la estructura del poder. ¿Y cuánto se quieren abrir a la participación, realmente?”.