Artistas del Skate

Hacía rato no posteaba nada relacionado con deportes extremos que varios de mis lectores suelen disfrutar. Así que acá un video de William Spencer que convierte lo imposible en posible. Disfruten

 

 


Si querés recibir las actualizaciones de Listao en tu email hacé click aquí

Skate para dedos

Mini-skate

Aunque suene raro, destrás de las patinetitas éstas que parecen tan sólo un llavero destapador, está el futuro de los deportes extremos de escritorio (tomá!).

No creas que si te comprás una vas a escuchar a la conductora de los X-Games gritando como una desquiciada o  que vas a sentir la adrenalina de Travis Pastrana volando con su moto por el aire o que te van a llevar como un héroe al hospital si algo te sale mal. Nada de eso va a pasar, obvio.

Pero ojo; si en una previa de sábado a la noche sacás tu trashed TechDeck y sin preámbulos ni entrada en calor tirás un IMPOSSIBLE! saltando un vaso de ferné, tené cuidado: a las chicas las vuelve locas.


Surfeando una montaña a toda velocidad.

Si te gusta MDQ, Jackass y Quinta a fondo, te va a encantar este video.

La cosa es tan simple que asusta: Tomar tu table de Skate, subirse hasta lo más alto de una montaña y tirarse por la ruta que la recorre hasta llegar a la base. Eso sí, no hay que descuidar el aspecto personal, por eso los protagonistas de este video, hacen esta proeza vestidos de impecables trajes.

Para empezar a ver lo bueno van a tener que esperar 2.20 minutos.

Deportes Extremos



Algunos no escarmientan con los golpes recibidos en los deportes tradicionales y quieren experimentar nuevas emociones.

Este es el caso de Felix Baumgartner que se dedica a hacer saltos ilegales con su paracaídas desde los edificios más altos del mundo.

En este video, el australiano de 38 años, salta desde un edificio de 509 metros de altura en Taipei y aterriza en el techo de un estacionamiento de autos.

Hombres Pajaros

El sueño que el hombre tiene desde tiempos inmemoriales puede hacerse realidad con estos trajes especiales.

Debe sentirse una sensación de libertad increíble. Eso sí, el cagazo debe ser magistral también.