135 años de cambio climático en 30 segundos

La NASA y la Administración de Océanos y Atmósfera norteamericana (NOAA, por sus siglas en inglés) publicó un estudio donde muestra que el 2015 fue el año más caluroso por lo menos desde 1880, y que nunca antes había habido un margen tan amplio entre récords interanuales de temperatura.

2015: El año más caluroso de la historia
130 años de cambio climático en 30 segundos

Los nuevos datos son “significativos”, al ser el segundo año consecutivo en el que se baten todos los récords de calor desde 1880, cuando comenzaron los registros, según destacaron ayer los científicos Thomas Karl, de la NOAA, y Gavin Schmidt, director del instituto Goddard de la NASA.

“No es algo sin precedente. Ya se habían registrado récords consecutivos en diferentes años, como 1940 y 1941, así como 1988 y 1989, entre otros”, apuntaron los científicos, y alertaron que “si se alcanzara un nuevo récord de temperaturas en 2016, entonces sí se marcaría un importante precedente”

La Agencia Espacial además agregó que el estallido de temperaturas registrado en los últimos 35 años ha experimentado un fuerte aumento en el siglo XXI, pues 15 de los 16 años más calientes registrados corresponden al nuevo siglo.

En este video se puede ver la evolución del calentamiento de la Tierra, recorriendo los cambios de temperatura a partir de 1880 y llegando a 2015. Los colores naranja representan las temperaturas que son más cálidas que el promedio y los azules representan las temperaturas más frías que la línea de base.

 

Investigación: Las empresas petroleras sabían las causas del cambio climático en los 70´s pero lo negaban

Una nueva investigación realizada por el sitio ganador del Premio Pulitzer InsideClimate News, sugiere que casi todas las principales compañías multinacionales de petróleo y gas eran conscientes del impacto de los combustibles fósiles en el cambio climático desde la década de 1970. 

Las petroleras conocían sobre el Cambio Climático desde los 70´s. Y no negaron

Revelaciones anteriores de InsideClimate News y el diario Los Angeles Times habían revelado que los científicos de Exxon sabían sobre el cambio climático ya en 1977, y durante décadas Exxon ocultó sus propias conclusiones de los efectos que la quema de combustibles fósiles provoca, generando el calentamiento global, alterando el clima y derritiendo el hielo del Ártico.

Ahora, los documentos internos obtenidos por InsideClimate News revelan que toda la industria del petróleo y el gas tenía un conocimiento similar. De 1979 a 1983, el grupo comercial de la industria de petróleo y gas del American Petroleum Institute realizó un grupo de trabajo para supervisar y compartir la investigación del clima. Los miembros del grupo incluyen científicos de alto nivel e ingenieros no sólo de Exxon, sino también Amoco, Phillips, Mobil, Texaco, Shell, Sunoco, Sohio y Standard Oil de California y del petróleo del Golfo, los predecesores a Chevron.

Los documentos muestran que ya en 1979, el grupo de trabajo sabía que dióxido de carbono en la atmósfera iba en constante aumento.

El grupo de trabajo incluso había considerado investigar cómo introducir una nueva fuente de energía en el mercado global, dada la investigación sobre el impacto de los combustibles fósiles en el calentamiento global.

Pero en 1983, el grupo de trabajo se disolvió, y para finales de 1990, el Instituto Americano del Petróleo puso en marcha una campaña para oponerse al Protocolo de Kyoto, que fue adoptado por muchos países para reducir las emisiones de combustibles fósiles, pero nunca fue ratificado por los Estados Unidos.

 

Helsinki trabaja para que en 10 años no existan los autos particulares

La capital de Finlandia busca generar un sistema de transporte que integre todas las formas de autos compartidos y transporte público en una red de pago único que en teoría haría obsoleta la idea de poseer un auto propio.

Helsinki ha anunciado planes para transformar su red de transporte público existente en una “red de movilidad on demand” integral, para el año 2025 – que, en teoría, sería tan buena que nadie tendría ninguna razón para poseer un coche.

La ciudad pretende trascender el transporte público convencional al permitir que la gente compre la movilidad en tiempo real, directamente desde sus teléfonos inteligentes. La esperanza es proporcionar a los pasajeros una gran variedad de opciones tan baratas, flexible y bien coordinadas para competir con la idea de poser un auto propio no solamente en el precio, sino en la conveniencia y facilidad de uso.

Autos compartidos en Finlandia
Autos compartidos en Finlandia

Este servicio estará a cargo de los operadores de transporte, a través del cual el ciudadano común puede comprar todo lo que quiera con un click. Esto no sólo implica el transporte público dentro de la ciudad, sino también compartir el viaje en auto, un taxi, un billete de tren o tarifas de estacionamiento en el centro de la ciudad.

Seguramente Finlandia no espera tener un país libre de autos particulares, ya que mucha gente, sobre todo en el campo tiene autos y querrá tenerlos en el futuro. Pero está claro que la movilidad urbana necesita ser repensada completamente en una época donde la gente y los vehículos pueden (Y lo estarán muy pronto) conectados todo el tiempo. Si bien los usuarios aún conservan las expectativas de movilidad personal arrastradas por un siglo de propiedad privada de automóviles, esta iniciativa finlandesa busca al menos romper con la tradición acumulada por décadas y buscar una alternativa basada en las posibilidades tecnológicas y culturales actuales.

Fuentes:

¿Por qué Perú y Namibia si, y Argentina no?

Hay muchas formas de demostrar como podemos construir DESARROLLO sin dinero. Sí. Hay países que mejoran la calidad de vida de sus habitantes y que tienen mucho menos potencial económico que la Argentina: Perú y Namibia son un claro ejemplo.  Ninguno de estos dos países tiene las bendiciones naturales y territoriales que nosotros tenemos. Perú tiene una gran dispersión y aislamiento con poblaciones en villorrios a lo largo de toda su extensión y Namibia recibe el azote de la desertificación impulsada por el cambio climático.

Perú está en plena implementación del Programa Nacional de Electrificación Rural (PNER) que implementado por el gobierno llevará electricidad con paneles solares a cada población rural del total de su territorio. El plan comprende el período  2013 y 2022. Está claro que hoy vivimos un momento excepcional. El estadio tecnológico y los costos en disminución cada año permiten a los gobiernos atacar problemáticas antes inviables para países con los condicionamientos territoriales como es el caso del Perú. El panel solar libera a los pobres de la imposibilidad de tener energía.

Namibia 

En el caso de Namibia, desarrolla una activa política de educación para enfrentar las adversidades que le toca en el cambio climático. Como señala un artículo de la DW, El Ministerio de Medio Ambiente y Turismo creó una organización juvenil para todo el país llamada Namibian Youth Coalition on Climate Change (Coalición Namibia de Jóvenes contra el Cambio Climático). Con su accionar y ciento de ONGs  experimentan con nuevas variedades de plantas útiles en mini-huertos improvisados en sacos; ayudan a instalar paneles solares en los poblados o instruyen a otras personas sobre el riego por goteo. El artículo cuenta que en el caso de la Organización de Educación Medioambiental del Desierto del Namib (Namib Desert Environmental Education Trust, NaDEET), trabaja desde el 2003 con niños en edad escolar en pleno desierto del Namib. Les enseñan lo necesaria que es la protección medioambiental para que luego ésta forme parte de su vida cotidiana. Para ello, NaDEET invita a clases enteras de colegiales a pasar una semana en el desierto. Entre las cosas que aprenden se destaca el problema más acuciante en Namibia: el ahorro de agua. Pero también cómo disminuir la producción de gases de efecto invernadero y de basura. A través de juegos y competiciones se intenta hacerles comprender la importancia de la naturaleza. Este programa educativo para generar conciencia en los niños es la mejor inversión para el futuro. 

¿Cuál es el motivo por el que en nuestro país no se aplican estas técnicas para mejorar la calidad de vida de la sociedad? ¿Cuánto facilitaría la lucha contra la pobreza extrema difundir la instalación de paneles solares a poblaciones que solo conocen la luz durante el dia? ¿Cuánto mejorarían nuestros problemas urbanos y de contaminación con niños preparándose para ser ciudadanos verdes? 

No estaría mal un poco de educación verde y energías renovables para todos y todas.






Los 7 máximos responsables del cambio climático mundial

La Revista New Scientist publicó un estudio de Damon Matthews de la  Concordia University  (Montreal, Canada) donde plantea que  EE.UU., China, Rusia, Brasil, India, Alemania y el Reino Unido fueron responsables de más del 60 por ciento del calentamiento global entre 1906 y 2005.

En este mapa se puede ver que aporte hizo cada país al cambio global de temperatura. (El promedio global por país es de 0,004%)

Países responsables del cambio climático

Mapa donde se ve claramente quienes son los mayores responsables mundiales del calentamiento global

 

Pero como toda presentación de datos estadísticos, hay otra forma de mirar la información.

En este mapa, se puede ver la el impacto de cada país de acuerdo a la cantidad de habitantes. Y ahí la cosa cambia también. Si bien nuestro país y nuestra región en el primer gráfico no aparecen demasiado relevantes, se ve en el segundo que tenemos camino por mejorar.

Cambio-Climático-Por-Población
Cantidad de cambio Climático Generado en base a la población de cada país

 

Para conocer más datos sobre el estudio y conocer su metodología pueden entrar al artículo original aquí

 


Si querés recibir las actualizaciones de Listao en tu email hacé click aquí



Compartir

Evidencia clara del cambio climático

Aunque parezca mentira hay personas que aún no comprenden la dramática situación que está pasando nuestro planeta por culpa del cambio climático. Y algunos incluso, niegan su existencia, o la relación entre el cambio climático y la actividad humana.

Por eso, esté gráfico publicado por el diario Washington Post, me parece muy ilustrativo.

9 de los 10 años más calurosos de los que hay registro ocurrieron desde 1998. Sin embargo, lo más significativo se ve cuando se toman las estadísticas organizadas por décadas.

cambio-climatico

La fuente de los datos es World Meteorological Association. 

 


Si querés recibir las actualizaciones de Listao en tu email hacé click aquí

¿Querés salvar el medio ambiente? Comete un bicho

 

¿Querés salvar el medio ambiente? Comete un bicho

¿Querés tener una dieta sustentable y amigable con el medio ambiente? Entonces tenés que probar comer insectos.

El ganado ocupa actualmente tres cuartos de las tierras disponibles para agricultura, siendo además una de las principales fuentes de misiones de gases de efecto invernadero.

Pero hasta ahora nadie podía comparar el impacto ganadero en comparación con lo que requeriría equipararlo con una producción de insectos que pudiera reemplazar este consumo.

Dennis Oonincx, un graduado de la Wageningen University, calculó el impacto ambiental de la producción de gusano de harina. Midió el uso de terreno, necesidades energéticas, y las emisiones de gases de efecto invernadero. Sus resultados fueron publicados en este link en PLoS ONE.

Cuando se trataba de la utilización del suelo y el efecto sobre los gases de efecto invernadero, los gusanos de la harina derrotan facilmente a la producción de leche, carne de cerdo, pollo y carne de res. Los gusanos de la harina sólo necesitan el 10 por ciento de la tierra necesaria para producir una cantidad equivalente de carne de res, incluidos los terrenos necesarios para cultivar cereales y forrajes. (los gusanos de la harina se alimentan de granos y zanahorias sin problemas)

Pero tuvieron que usar más energía para producir un kilo de proteína de gustano que lo para obtener proteína comestible de la leche o el pollo. Aunque las pequeñas criaturas empataban con carne de cerdo o carne de res. Esto puede deberse a que los gusanos de harina necesitan calor para crecer. Más de la mitad del consumo de energía de los bichos fue para calefacción a gas y luz eléctrica. La otra mitad fue para producción y transporte de zanahorias y cereales.

Sin dejarse intimidar, Oonincx y sus colegas concluyeron que los gusanos de harina “producen mucho menos gases de efecto invernadero y requieren mucho menos tierra que pollos, cerdos y vacas. Como la disponibilidad de tierras es la limitación más estricta para producir alimentación en forma sostenible para toda la población mundial, este estudio muestra claramente que gusano de la harina debe ser considerado como una alternativa más sostenible a la leche, al pollo, al cerdo y a la carne de res. “

¿No estás muy convencido? Sin embargo, en los Países Bajos, por lo menos un restaurante ha contado con gusanos de harina como parte de su buffet de insectos en el pasado.

Fuente: NPR

¿Te animás a probar?

 

 


Si querés recibir las actualizaciones de Listao en tu email hacé click aquí

Primer millón de personas salvando el Ártico

En menos de un mes logramos que más de un millón de personas conozcan y se sumen a la campaña por la defensa del Ártico.

Save the arctic

 

Es una gran impulso para esta lucha y ahora subimos el objetivo a 2 millones. Obviamente si estás leyendo esto y no firmaste te pido que lo hagas ahora en www.salvaelartico.org 

Comparto también estos dos videos de las acciones que realizamos hace pocos días contra Shell, empresa petrolera que planea destruir este ecosistema tan vulnerable en búsqueda de petróleo.


 

 

 

Cloud computing ayudaría a la reducción de la huella de carbono

A los beneficios obvios de la computación en nube (gran escabilidad, reducción en costos de administración, disponibilidad mejorada) Microsoft espera sumar otro:  menor huella de carbono. Un nuevo estudio llevado con apoyo de Microsoft sugiere que pequeñas empresas pueden reducir las huellas de carbono casi en un 90% cambiando su infraestructura a alternativas basadas en la nube.

El argumento tiene sentido ya que estas pequeñas empresas suelen tener servidores con capacidades superiores a sus necesidades reales, conllevando a un gran desperdicio (un servidor en inactividad puede utilizar 50-60% de la energía que un servidor en su máximo funcionamiento consumiría).

Las ventajas para grandes organizaciones con 10.000 o más empleados son menores ya que suelen tener sus servidores desempeñándose a su máxima capacidad, haciéndolos más eficientes. Pero inclusive en estos casos, el estudio asegura que la utilización de cloud-computing puede reducir la huella de carbono en un 20 a 80%, dependiendo de la carga de trabajo. Sugieren que si cada una de las compañías estadounidenses que tienen entre 100 y 10.000 empleados cambian su servicio de email a una alternativa en la nube, el ahorro en emisiones de carbono sería equivalente a retirar  100.000 de pasajeros de las carreteras.

Los Data Centers son actualmente grandes consumidores de energía y un cambio a la computación basada en la nube haría que consuman aún más. Sin embargo, su gran eficiencia sería un gran beneficio ante el uso del cloud- computing.


Fuente: ars technica

Publicidad de auto eléctrico Nissan Leaf

Osos Polares

Los impactos del cambio climático son tan evidentes que ni las empresas automotrices pueden negarlo. En este caso, Nissan muestra los beneficios que su nuevo auto eléctrico tienen en el medio ambiente por su no emisión de gases de efecto invernadero.




‘Home’, la primera película que se estrena al mismo tiempo en YouTube y en el cine

Home, una película para sensibilizar sobre el problema del deterioro medioambiental del Planeta, se ha estrenado simultáneamente en el canal de vídeos YouTube y en las salas de cine, donde se puede ver a precio de coste.

Para YouTube se trata de una oportunidad de explorar un nuevo campo, justo cuando el popular sitio de internet de intercambio de archivos audiovisuales propiedad de Google busca atraer publicidad y tener rentabilidad. De hecho, YouTube acaba de lanzar recientemente XL (www.youtube.com/XL), una versión del portal pensada para facilitar la visión de películas.

Home, la película del productor cinematográfico Luc Besson y Yann-Arthus Bertrand sobre el declive de la Tierra, está disponible para los países de habla hispana, inglesa, francesa, rusa, portuguesa y alemana. La película de 90 minutos de duración y coproducida por EuropaCros y Elzévir Films, estará disponible en YouTube durante 10 días.

La película se puede ver también en los cines de más 180 países así como en 80 pantallas gigantes de televisión ubicadas en sitios públicos como Times Square en Nueva York, los Campos de Marte en París o Trafalgar Square en Londres, por televisión (más de un centenar de canales), por internet en alta definición y en cuatro idiomas (YouTube y Google), en DVD (4,99 euros) y en salas de cine.

Exceptuando Estados Unidos, donde serán organizadas numerosas proyecciones públicas, los propietarios de cines aceptaron participar en la operación y propondrán entradas a “precio de costo”. La actriz mexicana Salma Hayek prestó su voz al mismo en la versión española de la película. Glenn Close y Jacques Gamblin lo hicieron respectivamente en inglés y francés.

FUENTE: EL PAIS

MÁS INFORMACION (EN INGLÉS): WEB OFICIAL

Un himno al planeta

HOME es una oda a la belleza del planeta y a su delicada armonía. A través de los paisajes de 54 países capturados desde el aire, Yann Arthus-Bertrand nos lleva en un viaje único alrededor del planeta, para contemplarlo y entenderlo. Pero HOME es más que un documental con mensaje, es realmente una película magnífica.

Sus espectaculares planos nos muestran la Tierra – nuestra Tierra – como nunca la hemos visto antes. Cada imagen nos enseña los tesoros de la Tierra que estamos destruyendo y todas las maravillas que todavía podemos conservar. “A vista de pájaro son necesarias menos explicaciones “. Nuestra visión se hace más inmediata, intuitiva y emocional. HOME no deja impasible a ninguno de los que la ven, despertando en todos nosotros la conciencia necesaria para cambiar el modo en que vemos el mundo. (HOME abarca los principales temas ecológicos a los que nos enfrentamos y muestra cómo todo en nuestro planeta está interconectado.)
Sinopsis

En los 200.000 años que llevamos los hombres sobre la Tierra hemos roto el equilibrio que durante casi cuatro mil millones de años de evolución se había establecido en el planeta. El precio que debemos pagar es alto, pero es demasiado tarde para ser pesimistas: la humanidad dispone apenas de diez años para invertir la tendencia, darse cuenta del grado de espolio de la riqueza de la Tierra y cambiar su modelo de consumo.

Un proyecto de la gente

Al acercarnos planos únicos de la Tierra y compartir con nosotros sus preguntas y preocupaciones, Yann Arthus-Bertrand pone una primera piedra para el mundo que, juntos, debemos reconstruir. La película HOME tiene la intención de cambiar la percepción de la gente para que seamos conscientes de los movimientos tectónicos en acción, incitándonos a la movilización.

Tenemos un impacto mayor sobre la Tierra del que ésta puede soportar. El consumo es excesivo y agotamos los recursos naturales. Desde el aire resulta fácil ver las heridas de la Tierra.

HOME simplemente nos muestra nuestra situación actual, transmitiendo al mismo tiempo que existe una solución. El lema de la película podría ser “Es demasiado tarde para ser pesimista”. Hemos llegado a una encrucijada: es necesario tomar importantes decisiones para cambiar el mundo. Todos sabemos ya lo que dice la película, pero nadie quiere creérselo. Así que HOME, añade más razones de peso a los argumentos de las organizaciones medioambientales para que afrontemos, con sentido común, la necesidad de cambiar nuestro consumista modo de vivir.

Un evento mundial

Más que una película, HOME será un evento global: por primera vez, un film se estrenará el mismo día en más de 50 países.

El 5 de Junio de 2009, Día Mundial del Medio Ambiente ha sido la fecha simbólicamente escogida para este estreno simultáneo, en todos los formatos: cine, TV, DVD e Internet. El objetivo del director Yann Arthus-Bertrand, del distribuidor Luc Besson y de François-Henri Pinault, presidente y director general de PPR, patrocinador oficial de la película, es llegar a la audiencia más amplia posible, convenciéndonos a todos sobre nuestra responsabilidad individual y colectiva sobre el planeta.

¡DESDE EL 5 DE JUNIO TODOS TENEMOS UNA CITA CON EL PLANETA!

VER LA PELICULA HASTA EL 14 DE JUNIO AQUI:

www.youtube.com/homeprojectES


“MAKINGS OF” DE LA PELICULA

MAURITANIA

NEW YORK

GABON

EASTER ISLAND

THE ARCTIC

KENYA

THE ARCTIC AND THE INUNITS

BRAZIL

KENYA, KILIMANDJARO

LOS ANGELES

ICELAND

El cambio climático ya está entre nosotros

Artículo publicado en “Ambiente y Medio”, newsletter de Sergio Federovisky

El cambio climático es “inequívoco” y lo demuestran las observaciones científicas de aumento de la temperatura del aire y del océano, de la fusión generalizada de nieves y hielos y del incremento del promedio mundial del nivel del mar, de acuerdo al informe de síntesis del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de la ONU, cuyos científicos ganaron el premio Nobel de la Paz en 2007.

Además, el calentamiento está provocado por el hombre, y sobre todo por el modelo de desarrollo del último siglo, muy dependiente de combustibles fósiles. Los datos científicos lo demuestran: las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero por efecto de actividades humanas han aumentado, desde la era preindustrial, un 70% entre 1970 y 2004, según el IPCC.

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 2005 excedían ya los valores de los últimos 650.000 años. Los escépticos que organizan el simposio de marzo aseguran que “nuevas evidencias muestran que el dióxido de carbono no es un gas de efecto invernadero muy poderoso”, pero los expertos del IPCC han probado que el CO2 es el gas de efecto invernadero de origen antropogénico más importante, y sus emisiones aumentaron un 80% entre 1970 y 2004.
Son evidentes los numerosos efectos del cambio climático en todos los continentes. Once de los doce años de 1995 a 2006 han sido los más cálidos de los registros de temperaturas observadas, desde 1850, y este aumento “está distribuido por todo el planeta y es mayor en latitudes septentrionales altas”, afirman los más de 2.400 expertos del IPCC. Las temperaturas del hemisferio norte durante la segunda mitad del siglo XX fueron las más altas de los últimos 1.300 años.

Las cifras hablan por sí solas: el nivel del mar ha aumentado 3,1 milímetros anuales entre 1993 y 2003, los hielos marinos árticos han disminuido en un 2,7% por decenio y los glaciares de montaña y la cubierta de nieve ha descendido en un 7% en el hemisferio norte desde 1900. Las corrientes atmosféricas cambian y la temporada de ciclones tropicales y huracanes en el hemisferio norte ha aumentado desde 1970, según los datos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM). En España las borrascas no han entrado este invierno por el Atlántico, sino que llegan a través de frentes procedentes del centro de Europa y de Siberia, otra anormalidad relacionada con el cambio climático.

Algunas pruebas sobre el cambio climático

  • Agua

Los sistemas naturales de nieve, hielo y terreno congelado, incluido el permafrost, ya muestran alteraciones, como por ejemplo un aumento del número y la extensión de lagos glaciares y más avalanchas de rocas en regiones montañosas por la pérdida de glaciares. Las más de 29.000 series de datos obtenidos de 75 estudios recogidos por los científicos de la ONU muestran que ha aumentado la escorrentía de los ríos, se han adelantado las fechas de caudal máximo primaveral en numerosos ríos alimentados por glaciares y por nieve y se han calentado ríos y lagos de muchas regiones.

La tendencia es que cada vez haya una menor disponibilidad del agua y aumenten las sequías en latitudes medias, y que haya más personas expuestas a un mayor estrés hídrico. Como ha publicado esta semana ‘Nature’, la Antártida también ha registrado un aumento de temperaturas. Además, los cambios en los sistemas árticos y antárticos provoca la llegada de nuevos depredadores.

  • Ecosistemas

Entre los efectos ya palpables del cambio climático en las especies, los científicos del IPCC destacan el adelanto de los procesos primaverales, como el brote temprano de hojas; la alteración en las migraciones de aves o la puesta de huevos; y el desplazamiento de especies vegetales y animales hacia niveles altos del ámbito geográfico.

En los océanos los impactos del calentamiento antropogénico también se perciben, como por ejemplo en el desplazamiento y variación de la abundancia de algas, plancton y peces en latitudes altas; y adelantamiento en las migraciones de peces.

Los arrecifes de coral son otro de los ecosistemas afectados por el calentamiento, y su situación se agrava con la sobreexplotación pesquera y la contaminación. El IPCC apunta a que el 30% de las especies aumentará su riesgo de extinción si la temperatura se incrementa un grado centígrado, que la mayoría de los corales se decolorarán y morirán y que el riesgo de incendios incontrolados asciende.

  • Alimentación

Al igual que los ecosistemas naturales, los cultivos también experimentan alteraciones por el calentamiento. Así, las plantaciones de semillas tienen que realizarse antes y hay daños en zonas forestales por incendios y plagas en el hemisferio norte, según los expertos de la ONU.
El aumento de las temperaturas provoca una disminución de la disponibilidad de recursos hídricos, mayor sequedad en los suelos y por lo tanto mayor demanda de agua para el riego. En esta línea, los científicos del IPCC advierten de la tendencia a una bajada en la productividad de cereales en latitudes bajas.

Los recursos pesqueros también sufren el impacto del cambio climático por alteraciones de las rutas migratorias, lo que afecta a su disponibilidad de alimentos y por lo tanto a su reproducción. El aumento del termómetro del océano afecta a la supervivencia de numerosas especies, incluidas a las pesqueras, y su situación se agrava con la contaminación marina por vertidos y la sobreexplotación.

  • Costas

Los daños en el litoral por el aumento del nivel del mar son ya tangibles en países como Tuvalu, que empieza a contar con los primeros refugiados ambientales. Además los datos muestran la desaparición de ecosistemas costeros, la pérdida de humedales y de manglares, un creciente deterioro del litoral por inundaciones y la intrusión de la cuña salina en deltas. Uno de los impactos más destructivos es la llegada de ciclones y huracanes a las costas. En EEUU llegaron en 2008 por primera vez en la historia seis ciclones tropicales de forma consecutiva, y también por primera vez, tres huracanes de gran intensidad llegaron a Cuba, según los datos de la Organización Meteorológica Mundial.

Además, el año pasado en EEUU fue uno de los diez primeros por el número de víctimas mortales, 123 en total, causadas por tornados desde que empezaron a efectuarse registros fiables en 1953; y de enero a agosto de 2008 se contabilizaron 1.489 tornados, lo que supone un récord con respecto a todas las cifras registradas desde 1953.

  • Salud

Muchas de las enfermedades más mortíferas son sensibles a los cambios climatológicos. Las temperaturas cambiantes pueden modificar las áreas de distribución de los vectores biológicos causantes de la transmisión de las enfermedades.
Algunas de las repercusiones sanitarias del cambio climático ya son manifiestas: aumento del número de muertos por olas de calor, variaciones de la incidencia de enfermedades transmitidas por vectores y alteraciones de la distribución de los desastres naturales.
Estas repercusiones afectarán de forma desproporcionada a las poblaciones vulnerables, tales como los niños pequeños, los ancianos, los enfermos, los pobres y las poblaciones aisladas.

El Mejor Testamento: Energías Limpias


Cuando se quieren hacer las cosas bien, las ideas nacen solas. Incluso hasta las más extrañas.

En Santa Coloma de Gramenet, una ciudad cercana a Barcelona, la municipalidad buscando tomar acciones concretas contra el cambio climático instaló 462 paneles solares sobre las tumbas del cementerio local. La energía que producen puede alimentar a 60 hogares del pueblo.

La producción de esta energía renovable supone una reducción de 62 toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2).

“El mejor tributo que podemos ofrecer a nuestros antepasados, más allá de la religión que profese cada uno es generar la energía limpia para las nuevas generaciones. Ése es nuestro leitmotiv, ” dijo Esteve Serret, director Conste-Live Energy, compañía española administra el cementerio en Santa Coloma y también trabaja en energías renovables.

“Una parte de la población del mundo, la que está por debajo de la línea de pobreza, está sufriendo mucho las consecuencias del cambio climático"

Entrevista a Cecilia Ugaz, experta en Economía y Desigualdades sociales del Programa de las Naciones.

Fuente: Agencia CyTA-Instituto Leloir. Por Claudia Mazzeo

Las imágenes de televisión no dejan espacio para las dudas. Los efectos del cambio climático castigan a la población mundial de manera despareja y son los países pobres quienes se ven más afectados por la acción de fenómenos como huracanes, inundaciones y sequías, los que asolan cada vez con más frecuencia e intensidad.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) publicó un informe sobre Desarrollo Humano 2007-2008, denominado “La lucha contra el cambio climático: Solidaridad frente a un mundo dividido’ en el que advierte que el mundo avanza hacia un “punto de inflexión” que podría atrapar a los países más pobres y a sus ciudadanos más vulnerables en condiciones de desventaja, cada vez peores, y dejar a millones de personas enfrentadas a la malnutrición, a la escasez de agua, a amenazas ecológicas y a pérdidas irreparables en sus medios de vida.

Los datos revelados en el informe indican que entre los años 2000 y 2004, 262 millones de personas resultaron afectadas por desastres climáticos; más del 98% de ellas vivían en países en desarrollo.

En los países pertenecientes a la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), uno de cada 1500 habitantes ha sido afectado por un desastre climático, mientras que para los habitantes de los países en desarrollo la proporción es de uno cada 19.

“El cambio climático representa una amenaza para toda la humanidad. Pero son los pobres, que no tienen responsabilidad alguna por la deuda ecológica que estamos acumulando, quienes enfrentan los costos humanos más graves e inmediatos”, señala en el informe Kemal Derviþ, administrador del PNUD.

El estudio, que es fruto del trabajo de varios grupos de especialistas, subraya, asimismo, las extremas desigualdades en cuanto a las capacidades de adaptación que presenta la población mundial. Mientras los países ricos invierten grandes sumas en sistemas de protección contra el cambio climático y sus gobiernos desempeñan un rol fundamental en estas actividades, en los países en desarrollo “los pobres del mundo, con sus escasos recursos, tienen como única alternativa nadar o hundirse”, sostiene en el trabajo Desmond Tutu, Arzobispo Emérito de Ciudad del Cabo.

Esta situación crea un “mundo de apartheid” en materia de adaptación. Pero no todo es desesperanza. El cambio climático brinda también al mundo una oportunidad: la oportunidad de unirse para dar una respuesta común.

“Si el mundo reacciona hoy será posible mantener durante el siglo XXI el aumento de la temperatura mundial dentro del umbral de los 2°C por encima del nivel de la época preindustrial. Lograr esto requerirá un elevado nivel de liderazgo y cooperación internacional sin precedentes”, afirma el estudio del PNUD.

Para conocer más sobre la importancia del informe del PNUD, “La lucha contra el cambio climático: Solidaridad frente a un mundo dividido’, la Agencia CyTA entrevistó a Cecilia Ugaz, doctora en economía, subdirectora y editora del informe “La lucha contra el cambio climático: Solidaridad frente a un mundo dividido. La entrevista tuvo lugar en el marco del seminario sobre cambio climático, organizado por InfoSud y la red internacional de periodistas Media 21, en Ginebra, Suiza.

– A su juicio, ¿qué es lo más importante de informe, ‘La lucha contra el cambio climático: Solidaridad frente a un mundo dividido’? ¿La información recabada o que se logre mayor conciencia sobre las implicancias del cambio climático?

Lo que a mi me da mayor satisfacción de ese trabajo es tener la oportunidad de poner en claro, con datos concretos, que existe una gran desigualdad frente al cambio climático y que nosotros los ciudadanos tenemos que ser muy concientes de ello. Hay una parte de la población del mundo que está sufriendo muchísimo y que no tiene voz y creo que nosotros, con ese informe, somos un poco la voz de ellos. Es la gente que sabemos que está viviendo bajo la línea de pobreza, que está sufriendo los efectos del cambio climático ahora, y en adelante, ellos y sus hijos. No tienen quien presente su caso y nosotros estamos, de algún modo, haciéndolo.

-¿Cuál es el próximo paso, luego de la publicación del informe?

Es seguir presionando, sobre todo a nivel político. Estamos tratando, por todos los medios, de lograr influenciar lo más posible a los gobiernos, a nivel del parlamento. A nivel nacional actúa el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) dentro de su parte programática, y trabajando a nivel país, pero creo que también está el área de derecho internacional, de tratar de hacer los vínculos con los otros regímenes que existen, como el régimen de los derechos humanos. Creo que eso puede dar todavía mucha más fuerza a todo el proceso de cambio que se necesita para poder evitar las consecuencias catastróficas del cambio climático.

-¿Cree que es importante que el cambio climático sea vinculado con los derechos humanos a nivel de los organismos internacionales? El agua ha sido definida como un derecho básico en ese contexto, pero ¿ha cambiado algo?

Ya se consiguió que el cambio climático sea considerado un aspecto de los derechos humanos. Lo importantes es cómo dar contenido a ese concepto, cómo incluirlo en las políticas a fin de lograr evitar que se produzca una violación de los derechos humanos. Sin duda tenemos que trabajar en las políticas. Pero sin el marco normativo no es posible.

Creo que los aspectos políticos y normativos deben ir de la mano. Para que un ciudadano pueda exigirle a su gobierno el cumplimiento de sus obligaciones, estás tienen que estar explicitadas.

De lo contrario, ¿cómo exigir? Puede entonces parecer, sobre todo al principio, una declaración de intención. Y como decimos “el camino del infierno está lleno de buenas intenciones”. Pero creo que el marco normativo es importante y no nos podemos quedar allí. Eso también es parte de la batalla. Tenemos el derecho establecido, ¿ahora qué hacemos para que se cumpla? No disponemos de un sistema de rendición de cuentas, y eso tenemos que ponerlo como una piedra angular.
A partir de allí, debemos movernos en términos de políticas para poder exigir que esas políticas se cumplan.

-¿A quiénes cree que hay que implicar verdaderamente para que el cambio climático, la contaminación, la deforestación, la desertificación sean en verdad tomadas en cuenta. ¿Qué es necesario primero? ¿La conciencia social o el cambio político?

Lo primero es el nivel político. Creo que los políticos antes que nada tienen que darse cuenta que ellos también son ciudadanos, no somos esferas separadas. Ellos tienen la posibilidad de decidir. Desafortunadamente en este momento el cambio climático se ve como una cosa tan lejana según nuestros horizontes de tiempo, que parece que en nuestra vida útil nunca va a pasar nada, y que además poco podemos hacer.

Porque las decisiones que tomamos ahora en términos de energía, de consumo, son decisiones que van a tener muchas repercusiones en el futuro, a mediano y largo plazo. Entonces creo que hay que comenzar por la esfera política y hacerles saber que los costos, aunque parezcan enormes desde el punto de vista económico, no lo son en realidad.
El costo de no actuar es cinco veces mayor que el actuar. Eso está medido, ha sido probado.

– ¿Sigue aún vigente el concepto de que los países pobres no pueden darse el lujo de pensar en el cuidado del ambiente?

Lo que parece un ahorro ahora, va a ser un costo enorme después. Y hay daños que son irreparables. La vida humana es irremplazable. No se cuenta en términos de 1, 2 o 4 millones. Una vida cuenta. Entonces eso es lo que tenemos que fijarnos. Eso también es el enfoque de derechos y de desarrollo humano. Una persona cuenta. Y en la medida en que haya una sola persona que sufra la violación de sus derechos humanos esa persona nos tiene que importar a todos. Tenemos que evitar el error de hablar en abstracto. De considerar únicamente números agregados, cifras promedios, datos globales.

-Sobre ese cambio de actitud que menciona que debe producirse entre los políticos, ¿qué papel estima que juega la sociedad civil?

Un papel importantísimo. Creo que el mundo actual está centrado en el conocimiento y la comunicación. Así es el siglo XXI. Y siento que de alguna manera hemos heredado taras de la Edad Media. Que somos un grupo de elegidos, que sabe, que entiende, que ha estudiado, y que se comunica las novedades entre ellos, transmitiendo al resto lo que más le conviene, en el momento que quiere.

Creo que precisamente el rol de la sociedad civil, y de los medios de comunicación en particular, es democratizar el conocimiento. Siento que la ignorancia es un lujo que no nos podemos permitir. No es humano, no es justo y es extremadamente inigualitario. Todos tenemos la obligación de bajar al llano y decir lo que sabemos sobre lo que va a pasar; hasta el premio Nóbel debe hacerlo. Tenemos que ser capaces de comunicarnos de una forma simple.
Porque hoy parece que hay que tener un doctorado hasta para leer un recibo de la luz. ¿Qué es lo que me pasa? Yo misma leo mi recibo de la luz y no entiendo nada. No puede ser. Creo que está puesto a propósito de modo complicado para que nadie entienda. Y como no se entiende, la gente no tiene tiempo, cada vez corremos más, y entonces no hay reclamo. Ha llegado el momento en de democratizar el conocimiento y la información y eso tiene que ser patrimonio de todos, es un bien público.

¿No cree que hay un discurso, disociado en los hechos, que alcanza a científicos y políticos por igual, sobre la importancia que tiene la comunicación en la vida diaria?

Se menciona con mucha frecuencia la necesidad de informar, pero no se ven iniciativas tendientes a sumar comunicadores a los grupos de investigación o a las áreas de trabajo relacionadas con la política. Es cierto. Hay todavía una cuestión muy elitista según la cual, el conocimiento le pertenece sólo a unos cuantos.

Creo que también hace falta empujar en ese sentido. La comunicación debería ser parte de la estructura curricular de toda disciplina, fuera la que fuere. Para ello, es necesario tener un concepto muy claro de por qué es importante la comunicación y de que eso también es parte del aprendizaje.

Porque de lo contrario, me pregunto, la investigación ¿para quién la haces? ¿Para ti y para tus colegas? ¿O la estás haciendo porque realmente tienes una intención de cambiar el mundo? Todos tenemos que estar concientes de que el mundo tiene que cambiar. Para ello, tenemos que cambiar todos individualmente. El fenómeno del cambio climático nos da la oportunidad de saber que no basta con producir modificaciones a nivel local. El cambio real requiere de la participación de todos.

Publicidades contra el cambio climático

Una buena campaña publicitaria de la filial de Kuala Lumpur de la agencia McCann Erickson.

Hacé click sobre las imágenes para verlas en tamaño más grande y para ver como se aplican sobre elementos cotidianos a modo de relacionar directamente el cambio climático con las actividades que realizamos en nuestra vida todos los días.



Director Creativo: Szu-Hung Lee
Director de Arte: Jules Tan, Sonny Low
Copywriter: Allison Kiew, Szu-Hung Lee
Ilustradores: Sonny Low, Jules Tan, Yien-Keat Wong

Acción de Greenpeace en Valencia contra el Cambio Climático


Quince activistas de Greenpeace han desplegado una pancarta de 400 metros cuadrados con el mensaje “Peligro: salvemos el clima ya” en l’Umbracle de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Valencia), en el mismo lugar donde comienza hoy la 27ª reunión plenaria del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC).

El próximo mes de diciembre se celebrará en Bali (Indonesia) la 13ª Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y la tercera Reunión de las Partes del Protocolo de Kioto, en la que se negociará el futuro de este Protocolo. Estas importantísimas negociaciones fueron aplazadas a la espera de que el Informe de Síntesis del IPCC estuviera terminado.

“Dentro de tres semanas, los representantes de los gobiernos de todo el mundo se reunirán en Bali para decidir cuál es el camino que debemos seguir para proteger el clima. La recomendación científica de urgencia debe ser la prioridad en sus planteamientos y debe dirigir sus decisiones”, ha añadido Stephanie Tunmore.

Ahorrando Energía ¿Y Kirchner?


Mientras nuestro país la crisis energética se muestra cada vez con más fuerza (Y más industrias paradas) el gobierno hace caso omiso a las recomendaciones de eficiencia y ahorro energético y sigue negando la situación.

En otros lares, se impulsan medidas ingeniosas para reducir el consumo energético como medida eficiente de lucha contra el cambio climático.

Siguiendo los pasos marcados por Taiwan, la ciudad española de Sevilla ha trazado un ambicioso plan para sustituir los semáforos halógenos e incandescentes por LEDs.

El cambio hacia el nuevo sistema será realizado gradualmente y tendrá un coste aproximado de 2,3 millones de euros pero una vez llevado a cabo ahorrará un 85% de la energía consumida hasta la fecha. Sevilla se propone reemplazar 22.170 semáforos en total, lo que reducirá el consumo anual en 3,93 millones de KWh, o el equivalente a 800 hogares.

Sevilla no es la primera ciudad española que ha comenzado el cambio, así Zaragoza y San Sebastián iniciaron el proceso hace ya unos cuantos meses.

Argentina sigue buscando medidas que la saquen de esta crisis pero se encamina a peores consecuencias: depender más de la importación de petroleo y gas de otros países y recurrir a la energía nuclear (con los peligros y las consecuencias eternas que esto genera)

El cambio climático, más grave que el terrorismo

El científico británico Stephen Hawking, célebre por estar postrado en una silla de ruedas inmóvil desde hace treinta años y por haber escrito ese maravilloso best seller científico llamado “La Historia del Tiempo”, aseguró que el cambio climático es una amenaza para el planeta superior al terrorismo.

Su comentario se produjo mientras otros prominentes científicos adelantaban las manecillas del llamado Reloj del Juicio Final, para advertir al mundo que estamos más cerca de una hecatombe atómica o climática. Es la cuarta vez que los expertos de la revista Boletín de los Científicos Atómicos, patrocinada por Hawking, adelantan el gigantesco reloj, situado en la Universidad de Chicago.

Hawking advirtió que “como ciudadanos del mundo, tenemos el deber de alertar al público de los riesgos innecesarios con los que vivimos cada día, y de los peligros que prevemos si los gobiernos y las sociedades no actúan para inutilizar las armas nucleares y evitar un mayor cambio climático”.

Como científicos “comprendemos los peligros de las armas nucleares, pero estamos viendo cómo las tecnologías y actividades humanas están afectando al clima de forma que pueden cambiar para siempre la vida en la Tierra”, añadió.

El reloj fue adelantado dos minutos por los expertos del Boletín de los Científicos Atómicos, que deciden la posición de las agujas en consulta con su consejo de patrocinadores, del que forman parte 18 laureados con el premio Nobel. Antes marcaba las 23.53 y ahora pasó a las 23.55, lo que representa que estamos supuestos cinco minutos (en la medida del tiempo que se emplea como metáfora) de la hecatombe.

El anuncio del cambio de hora se efectuó en presencia de numerosos científicos ingleses y estadounidenses (justamente, este país tiene al presidente que más se opone a una política contra el calentamiento global, porque discute sus evidencias científicas). El presidente de la Royal Society de Londres y reconocido profesor de cosmología y astrofísica, Martin Rees, señaló que, aunque las armas nucleares siguen siendo “la amenaza más inmediata y catastrófica para la Humanidad”, el cambio climático “también tiene el potencial de acabar con la civilización tal y como la conocemos hoy”.

En términos similares se pronunció la directora del Boletín de los Científicos Atómicos, Kennette Benedic, al hacer un llamado a modificar la forma de pensar sobre el uso y el control de las nuevas tecnologías para “evitar una destrucción indescriptible y un mayor sufrimiento humano”.

El reloj, creado en 1947 por un grupo de científicos preocupado por el posible estallido de una guerra nuclear, del que formó parte Albert Einstein, marcaba inicialmente las 23.53 horas, a siete minutos de la medianoche del eventual día del Apocalipsis o del Juicio Final, y desde entonces se adelantaron o retrasaron 18 veces, incluida ésta.

El momento en que más cerca estuvieron las agujas del ‘desastre’ fue en 1953, cuando se colocaron a sólo dos minutos de las 00.00 horas tras la primera explosión de una bomba de hidrógeno por parte de EEUU.

Posteriormente, el reloj se retrasó a 12 minutos en 1972 después de firmarse el acuerdo de limitación de armas nucleares estratégicas (SALT), volvió a acercarse hasta los seis minutos en 1988 y dos años después se retrasó nuevamente a 10 ante los cambios en el Este de Europa.

La última ocasión en que se cambió fue en febrero de 2002, cuando se adelantaron las agujas dos minutos tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos. El denominador común de todos estos casos es evidente. Tras cada una de las acciones se encuentra la mano del hombre.