La difícil transición hacia la industria 4.0

Mucho se habla en la actualidad de la Industria 4.0. Una definición de Wikipedia para el termino Industria 4.0 es “una nueva manera de organizar los medios de producción. El objetivo que pretende alcanzarse es la puesta en marcha de un gran número de « fábricas inteligentes » (« smart factories ») capaces de una mayor adaptabilidad a las necesidades y a los procesos de producción, así como a una asignación más eficiente de los recursos, abriendo así la vía a una nueva revolución industrial o Cuarta revolución industrial”.

Industria 4.0

Estoy en un todo de acuerdo poder hablar sobre el tema e intentar desarrollar esta industria, que no tengo dudas que va a ir todo para ese lado en no mucho tiempo. En esta época de transiciones cortas y cambios muy rápidos, todo va direccionado por ese camino.

Ahora bien, me queda algo pendiente que no puedo terminar de entender: hicimos la transición de la Era Industrial a la Era Digital (o nueva revolución industrial, como la llama la definición)?

A mi criterio nos queda pendiente un largo camino de adaptación de las organizaciones de cualquier porte y sector a los lineamientos básicos de la Era Digital. Y el punto que más describo cada vez que puedo es que hay que desarrollar un gran cambio en la forma en que se administran las organizaciones, es decir innovar en el management.

Considero que es una asignatura aún pendiente máxime en los países de Latinoamérica, que todavía se sigue administrando las organizaciones con el rígido criterio de la Era Industrial y no hay una intención definida de que ese cambio se haga en breve.

Concluyendo, estoy muy de acuerdo con comenzar a analizar las industrias 4.0 y su influencia en las nuevas reglas del mercado, pero para este tipo de industria, aunque no parezca lógico, todavía se deben humanizar, abrir y redefinir las organizaciones hacia un modelo de management acorde a esta época. Como bien dice Gary Hamel en su libro “Future of Management”: “la única forma de construir una empresa apta para el futuro es asegurarse que también sea apta para los seres humanos”. Creo que estamos pasando al 4.0 sin haber desarrollado una estrategia de management innovadora, lo que significa una revolución en el rol de las personas dentro de la organización.

Las organizaciones no están compuestas por “apps”, sino por personas cada vez más comunicadas e inteligentes, que son las que realmente llevan adelante el día a día en las empresas.

Espero sus comentarios

 

BIO: Lisandro Sosa es licenciado en Administración de Empresas. Consultor independiente, se especializa en estrategias de gestión de la innovación y cambio organizacional. Su página profesional es http://lisandrososa.blogspot.com.ar/ y su blog de opinión es http://innomanagement.blogspot.com.ar/

Redes sociales: twitter: @lisosa , Instagram: @lisosa22

Emprendedores: ¿Qué falta para dar el gran salto?

Las condiciones económicas de la región son las más favorables de los últimos años. Hay un avance tecnológico constante, al que tenemos acceso de forma mucho más rápida que antes, todo el mundo mira a Latinoamérica como parte de la solución a la crisis global, entonces: ¿qué es lo que falta para que los emprendedores (y los emprendimientos) de base tecnológica de la región den el gran salto?

Innovación

A mi criterio, hay condiciones que deberían darse para el gran despegue, estas serian algunas:

  • Ser conscientes del cambio de paradigma: la era industrial forma parte del siglo pasado, están dadas las condiciones para poder iniciar emprendimientos acordes al nuevo paradigma desde su inicio que conlleven conductas no solo tecnológicas, sino también de métodos, organización y gestión de recursos humanos acordes a la era digital. Los nuevos emprendimientos deben crecer como organizaciones agiles, innovadoras, centradas y basadas en el cliente y en sus propios recursos humanos. Si se inicia un nuevo emprendimiento con los lineamientos estructurales de la era industrial se estará perdiendo la gran ventaja competitiva que significa nacer adaptados al nuevo modelo de gestión, sin necesidad de sufrir en transiciones, que si deberá tener una empresa tradicional.
  • Promover la inversión en emprendimientos de base tecnológica: la persona o asociación que esté dispuesta a invertir debe estar informada sobre esta opción de inversión. Tradicionalmente las opciones de inversión más comunes eran inmuebles, plazo fijo y algunos audaces también invertían en acciones o títulos públicos, y lo siguen siendo en el día de hoy. Debe fomentarse la inversión en estos emprendimientos como una alternativa más. Obviamente, que los emprendimientos de base tecnológica son riesgosos pero el beneficio / resultado es mucho mayor comparado con otro tipo de inversión y el riesgo puede minimizarse con un buen asesoramiento y eligiendo bien el o los proyectos en los que participar e invertir.
  • Educación universitaria: las universidades deben ofrecer la opción del emprendimiento a sus alumnos. Actualmente, los egresados de una carrera universitaria tienen dos opciones: emplearse en relación de dependencia o ejercer como investigador. Todos los programas deberían incluir materias (obligatorias u optativas) relacionadas con emprendimiento para poder dar esta opción al egresado. Otro cambio fundamental en las universidades debería ser la actualización de los programas de estudio, estos deben ser acordes a la época, por ejemplo, en algunas materias de administración todavía se siguen estudiando las escuelas pertenecientes a la era industrial (Taylor, Weber) y no se estudia a los referentes de la era digital (Gary Hamel, por ejemplo) o se los menciona muy escuetamente. Estos programas de estudio deben adaptarse a la realidad y al entorno de negocios que reina en la actualidad.
  • Creación de ecosistemas: la unión de todas las partes intervinientes es fundamental para el fomentar un ambiente emprendedor. Universidades, inversores, emprendedores, gobierno, todos deben estar en comunicación y compartir recursos para que crezca el sector y la capacidad emprendedora. Los nuevos emprendimientos son los que traccionaran el crecimiento de la economía de la región y es imprescindible la creación de ecosistemas donde estos puedan crecer y madurar.

Seguramente hay mas condiciones ideales que todavía faltan para dar el gran salto. Pero
considero que comenzando con estas cuatro se podrá iniciar un crecimiento que desembocara
en un cambio de modelo e inclusión de los emprendimientos de la era digital en la economía
latinoamericana.


Tweet

Si querés recibir las actualizaciones de Listao en tu email hacé click aquí

 

La realidad de las redes sociales

¿Cúanto de lo que compartimos en las redes sociales es valioso para el resto? ¿Qué utilización hace la sociedad de estas poderosas herramientas de comunicación? Sobre este tema reflexiona Lisandro Sosa (1), experto en innovación.

social media

Este post nace como resultado de una reflexión y un cambio de ideas a través de Twitter que tuvimos con @hernannadal el sábado pasado.

Hernán afirmaba en su tweet que: “Las redes sociales tiene potencial revolucionario para cambiar el mundo sin embargo el 95% de las conversaciones son superficiales.”

Yo contesté que, “la interaccion de ese 5% es muy interesante, se aprende mucho via redes sociales”

“95% se va a reducir tambien, al igual que la regla del 90-9-1, cuando se mueven un poco esos parametros los cambios son grandes”

Como conclusión puedo contar mi propia experiencia que coindice bastante con lo que afirma Hernán.

La mayoría de la gente tiene cierto  escepticismo al hablarles del poder de las redes sociales. Los argumentos que estas personas utilizan para refutar mi teoría son siempre los mismos:

“Facebook es para mostrar a mis “amigos” fotos del cumpleaños, las vacaciones”

“Twitter son solo 140 caracteres, sirve para decir lo que uno está haciendo en el momento: ¿porque alguien debe saber que voy a comer, cuando salgo de casa, a quien le puede interesar eso y que se puede aprender?”.

Estas son respuestas que pueden dar el 95% de las personas a las que se refiere Hernan. No por desmerecer a las redes sociales, sino por el desconocimiento de su uso y de su real potencial.

Y cuando hablamos de un 95% de los usuarios, hablamos nada menos que del 95% de 1000 millones de personas (contando solo los 750M de Facebook y los casi 250M de Twitter).

Con estas cifras, además de afirmar que hay 50 M de personas en redes sociales que aportan información valiosa, vemos que hay un increíble potencial de 950M que, cuando aprendan la manera de utilizarlas, pueden aportar mucho.

Ahora bien, ¿qué argumentos podemos ofrecerles al 95% para que crean en la utilidad de las redes sociales?

Estas son algunas formas de comenzar a utilizar las redes sociales para aportar valor y contenido, que a mí me han dado resultado:

  • Crear ecosistemas: aceptar la amistad de gente que pueda aportar valor a nuestro timeline o muro. Si me dedico a innovación, por ejemplo, intentar seguir y tener amistad a personas o instituciones que se dediquen a ese tema para poder compartir información y tener dialogo fluido.

     

  • Compartir información interesante: toda página web tiene un vínculo a las redes sociales. Si encontramos información que puede interesar a nuestro “ecosistema” simplemente presionar el botón de Twitter o el Compartir de Facebook para que los demás también se enriquezcan con esa información.
  • No pensar que Twitter son solo 140 caracteres: si queremos compartir links muy largos existen acortadores especiales (el propio de twitter o bit.ly) que permiten hacerlo sin ningún problema.
  • Mantener conversaciones: cuando alguien hace una pregunta o una afirmación que nos resulte interesante, contestar u opinar al respecto es una buena forma de conocer y hacer conocer nuestro propio pensamiento,  lo que aumenta la confianza y apertura en la red.

Como conclusión y para complementar los “consejos” expresados anteriormente, puedo decir que gracias a la participación activa en las redes sociales me he mantenido informado, he conocido personas con las que interactúo casi diariamente, he aprendido más en los últimos 2 años que en el resto de mi vida laboral, estoy colaborando en proyectos nacionales e internacionales, pude llegar a contactarme con personas que de otra forma no hubiese llegado, he conocido profesionales brillantes que conocen muy bien la forma de comunicarse en los medios sociales y, fundamentalmente, he ingresado a un mundo en el que fluye la inteligencia colectiva, la colaboración constante y la actualización permanente.

Por esto y por mucho mas, considero que ese 95% se irá reduciendo gradualmente y que las redes sociales serán una actividad cotidiana más y una nueva forma de comunicarse para gran cantidad de personas, lo que conllevara a enriquecer la participación de todos.

(1) LISANDRO SOSA es Licenciado en Administración de Empresas. Postgrado en Dirección y Administración Estratégica. Entrepreneur + CEO/Founder de SQLConsultora, especializada en cambio organizacional y gestión de la innovación en organizaciones de todo sector y tamaño.

Miembro activo del Consejo Provincial de Ciencias Informáticas de la Provincia de Buenos Aires (CPCIBA).

Escribe para http://www.innovationmanagement.se , http://www.materiabiz.com y http:// americaeconomia.com/ y en su blog http://innomanagement.blogspot.com/

Sitio Web: http://sqlconsultora.com.ar/

Twitter: @lisosa

LinkedIn: http://ar.linkedin.com/in/lisosa



 

Si querés recibir las actualizaciones de Listao en tu email hacé click aquí