Cuatro principios claves para la innovación personal

En Innovation Tools encontré este artículo de Robert B. Tucker donde nos cuenta algunos de los consejos para mejorar la innovación a nivel personal que desarrolla en su libro Innovation is Everybody’s Business: How to Make Yourself Indispensable in Today’s Hypercompetitive World. (La Innovación es un negocio de todos. Cómo hacerte indispensable en el mundo hipercompetitivo de hoy).

Anne Mulcahy, la directora ejecutiva (CEO) que revivió a Xerox después de estar cerca de la bancarrota, fue consultada recientemente sobre cuales eran las diferentes cualidades que buscaba en candidatos para los puestos que debía cumplir la empresa en los últimos años.

“Buscamos la adaptabilidad y la flexibilidad”, respondió ella. “Tenemos que cambiar todo el tiempo. La gente que realmente resulta mejor son los que realmente sienten la necesidad de cambiar, y disfrutar de la falta de definición en torno a sus funciones y sobre lo que puede contribuir. “

Al preguntarle cómo reconoce si una persona tiene esas capacidades, explicó que Xerox ahora busca que “el apetito de un candidato interesado no solo en un plan de carrera vertical, sino también por lo que yo llamo experiencias horizontal”.  Y cuentan que también busca encontrar gente con deseo de aprender cosas nuevas,  incluso algunas no tradicionales.

El autor del libro propone conocer algunas capacidades no tradicionales que propone desarrollar.

Innovacion


Los cuatro principios que describe Tucker son:

  • La innovación no es algo que haces después de hacer su trabajo, es cómo hacés tu trabajo

    La innovación es la actitud de acercarse a su trabajo diario y a los desafíos que enfrenta con una mente abierta y creativa, con una mirada de “Yo puedo hacerlo”. Se trata de la búsqueda de soluciones no convencionales a los problemas que surgen. En el trabajo que hacés el buscar que cosas se pueden hacer mejor, en menos tiempo, con menos movimientos, de manera que agregue valor a los clientes internos y externos.


    En lugar de acercarse a una tarea en particular con la actitud, “Bien, ahora tengo que ser creativo,” los innovadores tienen esa actitud en todos los aspectos de su vida. En lugar de ver el “ser creativo” como algo que tiene que hacerse conscientemente, lo ven como algo que se hace inconscientemente, como la respiración.

    Se puede innovar en cualquier trabajo, cualquier departamento, o cualquier organización. La innovación es acerca de tomar acción.

    La gente común “innova” todos los días. Encuentran las maneras más fáciles de realizar y mejorar algunas tareas de rutina. Ellos descubrir nuevas formas de cerrar una venta, diseñar inteligentemente una presentación, aumentar la producción, o satisfacer el pedido de un cliente interno de una solución a un problema que nunca ha llegado antes.

    La lista sigue y sigue. Y a veces se dará cuenta de la oportunidad de toparse con algo con potencial, que es lo que le sucedió a un responsable de mantenimiento.

    Paulette I, una gerente de las instalaciones, recibió la llamada de un nuevo jefe para pedir ayuda en la transformación de una división. “Yo estaba trabajando en un gran banco, dando soporte a la cabeza de la división de tarjetas de crédito”, explica. “Él vino con el deseo de crear una nueva cultura. Me inspiró. Comencé a buscar la forma en que mi área de trabajo podría agregar valor a la cultura de la organización. Pensé mucho sobre lo que podría significar para mí como gestora de instalaciones. Mi conclusión fue que yo debía mirar más allá, anticipar nuestras necesidades en el futuro, y no esperar que la gerencia nos dijera lo que debíamos hacer. Necesitaba ir por ellos, y lo hice.”

    La función básica de un gerente de instalaciones es proporcionar un espacio para que la gente trabaje. “Mucha gente en esta profesión se queda en eso”, dice Paula. “Durante años en nuestra asociación profesional hemos hablado de ser más estratégicos. Eso a menudo significa la gestión del ciclo de vida de los edificios, en busca de mayor ahorro de costes e impulsar los edificios verdes. Para mí, ser estratégica es algo diferente. Esto significa innovar, encontrar nuevas y mejores formas de hacer las cosas “, explica. “No hay reglas estrictas y rápidas para hacer lo que hago. Las cosas están cambiando tan rápidamente que uno se está enfrentado a diario con los problemas y situaciones que nunca hemos enfrentado antes, y eso que he estado haciendo este trabajo durante 20 años “.

    La misma actitud de experimentación que impregna un laboratorio de investigación puede llenar todas las áreas de su pensamiento. Se trata de dar con las posibilidades y poner las ideas a trabajar para resolver problemas y generar oportunidades – para usted, su equipo, su empresa, y su carrera. No es algo que haces después de hacer su trabajo. Es la forma de hacer su trabajo.

  • La innovación es algo más que inventar nuevos productos, se trata de encontrar la manera de agregar valor en el lugar que uno esté.

    Cuando la crisis económica mundial golpeó, todo cambió. Un café con leche de 4 dólares de repente se convirtió en un lujo inalcanzable. McDonald’s atacó con McCafé. Dunkin ‘Donuts comenzó a servir café de primera calidad. Starbucks se vio obligado a cerrar 800 tiendas, despedir a 5.000 empleados, recortar U$S 500 millones en costes, ofrecer descuentos, promociones y buscar formas de ser aún más eficientes. La innovación es algo más que la innovación en nuevos productos. Es entender donde usted puede agregar el máximo valor posible en el lugar en el que está.

  • Se puede innovar en cualquier trabajo, en cualquier departamento, en cualquier organización

    Muchas veces escuchamos gente que dice “Mi empresa no quiere que yo sea creativo. Simplemente quieren que hagamos nuestro trabajo. “La cuestión no es si la empresa quiere o necesita la innovación, sino dónde y cuándo tendrá lugar. 

    “Como un auditor novato, no me siento alentado a ser innovador”, se queja Jonathan A., en una firma de contabilidad de Los Angeles. “Se nos da una gran cantidad de trabajo tedioso y se nos pide que lo completemos con la mayor precisión y rapidez posible. Ellos no quieren que seamos creativos. Mis compañeros y yo a menudo sentimos que podríamos mejorar los procedimientos, pero se desaconseja. Quieren que escuchemos las instrucciones y completemos las cosas tal y como se nos dice, sin resistencia.”

    Una gran cantidad de trabajadores jóvenes, sin duda, repiten los lamentos de Jonathan. Es brillante, ambicioso, y con ganas de hacer cambios. También está en la fase de aprendiz de su carrera, por lo que la innovación no es apropiada por el momento. Ser un buen aprendiz significa buscar dominar cómo se hacen las cosas en su organización y permitirse sorprenderse de que funcionen tan bien como lo hacen.

    Preste atención cuando un empleado veterano o gerente le explica por qué se hacen las cosas de un modo particular. Ciertamente, escuche esa voz en su cabeza cuando imagine una manera mejor de hacer algo. Y luego explore esas nuevas ideas.


    En el curso de nuestra conversación, Jonathan mencionó que muchas veces tiene que “comerse horas.”: “Digamos que me dan un documento de trabajo para completar y diez horas de mi presupuesto para terminarlo. Por más que trabaje como loco, me lleva 12 horas para completar la tarea. Puedo reservar 12 horas de mi trabajo y ver que sale, o sólo 10 para quedar bien. Si elijo presupuesta 12 horas en ese proyecto, mi jefe me preguntará. De recursos humanos querrán saber por qué me tomó tanto tiempo. Tendría que escribir una nota explicando todas las cuestiones. Es mucho más fácil aguantarsela y comerse las horas.”

    “¿Alguno de tus colegas también se comen horas?”, le pregunté. Jonathan respondió que “los innovadores aquí son los trabajadores más eficientes, eliminando pruebas innecesarias, descubriendo métodos más rápidos para terminar los documentos de trabajo, probando varias cosas a la vez, etc.”

    Ciertamente existen puestos de trabajo en el que, a primera vista, la innovación parece ser asunto de nadie. Por ejemplo, no queremos ningún pensamiento innovador de los pilotos de avión, ¿verdad? Queremos que sigan las reglas, se ajusten a los procedimientos, que nos lleven a salvo a nuestro destino.

    Pero ¿qué pasa cuando el piloto no está volando avión? ¿No sería él o ella sea capaz de aportar ideas para aumentar la seguridad, la reducción del consumo de combustible, o reduciendo el tiempo de respuesta en los aeropuertos? En el contexto equivocado, la desviación de los procedimientos establecidos para probar una idea nueva sería una violación grave de la política de empresa. Pero en el contexto adecuado, cualquier trabajo en cualquier departamento de cualquier organización puede utilizar una inyección de creatividad – siempre y cuando se haga en el contexto apropiado, en el momento oportuno.

    Si no hubiera investigado la situación de Jonathan aún más, habría llegado lejos convencido de que había encontrado uno de ellos. A medida que continuó hablando, explicó: “La empresa nos pide que aprendamos a hacer las cosas a su manera durante los primeros años. Una vez que somos promovidos, somos capaces de tratar las cosas a nuestra manera, haciendonos responsables de nuestras pruebas. “

  • La innovación consiste en llevar las cosas a la acción

    La enfermera Sue Kinnick estuvo a cargo del seguimiento y la reducción de errores médicos en el Hospital de veteranos de Topeka, Kansas. Sue investigó y mostró que los errores de medicación, dar al paciente la medicina incorrecta, una dosis incorrecta, o una reproducción de dosis, eran muy comunes. Una estimación es que 770.000 errores de medicación se produjeron cada año en los hospitales de EE.UU., mientras que los casos no denunciados son incalculables. 

    En un viaje a Seattle, vio como un agente de alquiler de coches escaneaba un código de barras en su acuerdo y emitió luego un recibo, un pensamiento le vino a la cabeza de Sue: “Si pueden hacer esto con los coches de alquiler, ¿por qué no podemos hacer esto con medicamentos? “Ella estaba tan entusiasmada con la idea que casi perdió su vuelo.
    Cuando llegó a su oficina, Sue ya estaba convencida que había que crear un sistema de código de barras porque tenía el potencial de reducir considerablemente los errores médicos y salvar muchas vidas. Un beneficio adicional es que el proceso para la entrega de medicamentos recetados a los pacientes sería más eficiente. Sue y su equipo se apasionaron por el nuevo método, lograron el capital inicial de 50.000 dólares y construyeron un prototipo, trabajaron con el fabricante del escáner para desarrollar una pantalla más grande, y colaboró con los desarrolladores de software. Se puso a prueba el sistema en una sala de terapia de 30 camas a largo plazo de un año y luego se extendió al todo el hospital de Topeka.

    En el hospital de Topeka, donde trabajó Sue, los errores relacionados con la medicina o con dosis equivocadas se han reducido en dos tercios. Errores relacionados con el paciente equivocado o la medicación dada en el momento equivocado se han reducido en más del 90 por ciento. A pesar de que el cáncer de mama redujo su corta carrera, Sue continuó su cruzada por el tiempo que pudo. El día de su muerte, reunió a sus colegas y les dijo que sigan buscando formas de reducir los errores de medicación y servir mejor a los veteranos.

    Al igual que todos nosotros, Sue podía haber tenido una buena idea y no haber seguido adelante con ella. Ella podría haber culpado a la burocracia. Ella se podría haber convencido a sí misma que innovar en un nuevo método estaba “más allá de su descripción de trabajo.” Ella podría haber pasado la idea a otra persona. Pero no lo hizo sino que entró en acción. Y se sobrepuso a los obstáculos y se negó a aceptar un “no” por respuesta. Sue Kinnick sabía que no basta con tener una buena idea. También hay que llevarla a la acción. Estos principios muestran que la innovación es un modo de pensar, no un puesto específico en un trabajo. Que la innovación significa agregar valor. Que la innovación es posible para todos. Y que la innovación es sobre la acción.


2 comentarios en “Cuatro principios claves para la innovación personal

Deja un comentario