Campaña de ASDRA por el Día Mundial del Síndrome de Down

Campaña “Insultos”.

Ya próximos al Día Mundial del Síndrome de Down -21 de marzo-, tenemos el agrado de presentarles en formato audiovisual y gráfico la campaña Insultos, que realizamos con el apoyo de la Agencia Quintana Comunicación.

Insultos busca generar conciencia en el conjunto de la sociedad acerca del uso de la palabra mogólico. El modo en que utilizamos las palabras importa y mucho- en la construcción del lenguaje. Y reflexionar sobre esto es clave, ya que a partir de aquél creamos escenarios para las relaciones con nuestros semejantes. Cuando las palabras, además, encierran un significado peyorativo respecto del que tenían en sus orígenes pueden dañar la dignidad no sólo de las personas a quienes se las dirige, sino, y sobre todo, la de aquellas a quienes hacen referencia de manera despectiva.

Para lograr este objetivo, y siendo que el eje principal de nuestra comunicación son las palabras, consideramos que el tema debía plantearse de manera clara, directa y con fuerte impacto, evitando todo tipo de eufemismos. Y dejando bien asentada la idea de que la utilización del término mogólico, a modo de insulto, constituye en sí mismo un acto de discriminación.

Estamos seguros de que esta llamada de atención respecto del modo en que se suele emplear la palabra mogólico es, en rigor, un primer paso muy importante para comenzar un proceso de concientización de la opinión pública acerca de la importancia de hablar bien y con respeto, como herramienta indispensable de la eliminación de las barreras y prejuicios que hay sobre las poblaciones vulnerables (en este caso, las personas con síndrome de Down).


Fuente: ASDRA

9 opinión por “Campaña de ASDRA por el Día Mundial del Síndrome de Down

  1. Catriel

    Acá la cuestión no es la palabra mogólico.El problema es la clase de valor que le damos a la inteligencia.Aunque también es problemático que el resto de la gente discriminada pueda pensar más y armar otra clase de argumentos.

  2. marcela martinengo

    soy mama de una niña de 2 años con síndrome de down y a menudo escucho ese insulto y en ese momento siento como una puñalada en el pecho. creo que hay que insistir mas en ese tipo de campañas para mejorar la integración y descartar la discriminación. los felicito adelante y gracias por la ayuda que nos brindan

  3. Mauro Fernández

    Lo mismo que Hernán. Si bien desde mi punto de vista pueden existir problemas con el valor que se le da a la inteligencia -como si fuese una variable mesurable y absoluta- como dice Catriel, la connotación negativa e insultante de la palabra que define a una enfermedad, es parte intrínseca del problema.

    No olvidemos que el hombre se erige como tal sobre los cimientos de la dialéctica que le permiten comprender al mundo como tal; no podemos pretender, por tanto, la integración, mientras llamemos “mogólico” a la primera persona que haga algo que, según nuestro criterio, no es del todo acertado o “inteligente”.

    Ojo, tampoco caigamos en los poco acertados eufemismos como el “capacidades diferentes” para una persona discapacitada. Una cosa es el respeto y la valoración, y otra hacer sopa de letras y ver qué medidas políticamente correctas adoptamos para ganarnos a tal o cual sector de la población.

  4. Luis Alberto Caballero Arauz

    yo trabajo con jóvenes con síndrome de down, y lo principal es unirnos y construir mejores oportunidades integrándolos a la vida social en todo el sentido de la palabra. Cuando yo escucho la palabra mongolito me hierve la sangre, pero recuerdo que tengo que calmarme y con buenas maneras le hago ver a la persona, ya sea nino o adulto del término inapropiado. Yo tengo una tía y un sobrino con este síndrome y trabajo en campanas que engrandecen a estas personas…Amigos la unión hace la fuerza!!! Panamá

  5. Norma- Formosa- Argentina

    Dicen que un grano de arena unida a otras hace la playa. Que esto que se inicia sea el primer granito para muchas playas y que la humanidad entienda de una vez que si fueramos un “poquito mogolicos” habria paz en todos los rincones de la tierra y conoceriamos mas de seguido la felicidad, porque no conozco a ninguna persona con esa discapacidad con almas venenosas. Imitémolos mas …De corazón ..Felicidades.

  6. Andrea Cano

    Hola: soy la feliz mamá de Fabricio, mi angel de casi 18 años. Creo que hay que tomar con un poco de humor la vida!!! Mi hijo me dice a mí cuando hago algún lío: ¡¡¡ qué Mongui!!! la verdad es que nos reimos mucho y con el corazón les digo que no me importa mucho la estupidez humana, hubo, hay y habrá gente necia o ignorante, de nosotros depende el querer avivarlos en tiempo y forma, pero sin ofensas. Dios me premió con Fabri, sí padece síndrome de down, como yo padezco tantas limitaciones. Me ocupo de darle las mejores herramientas como a mis otros tres hijos para su futuro, para su independencia, para que sean buena gente y que tengan el corazón abierto a los actos nobles. Otra de Fabri: cuando lo miran intensamente los enfrenta y les pregunta: ¿qué mirás?…Fá se maneja en forma independiente, cocina muy ricas lasagnas, mila y muchas cosas más!!! Cuando no tiene clases y yo debo trabajar, llego a casa y la encuentro preciosa!!! Cuida mucho a sus mascotas, es responsable, hace las compras, se ocupa muy cuidadosamente de sus cosas. En ninguna oportunidad le recuerdo que debe hacer las tareas porque ni bien llega de la escuela, sólo se pone a hacerlas. prepara su merienda y mi mate. Es un Sol!! a mí francamente la mirada del otro con maldad o ignorancia no me preocupa. Tengo mucha fé en Dios, nuestro Papá Celestial, la Mamá Virgen María, a Ellos escucho. Ah!!! Fabri también va a la Escuela de Música, estudia Batería y el sábado hace todos los deportes que le gustan. Es un capo. Creo que debemos relajarnos más y disfrutar loa vida con nuestra familia, padezcan lo que padezcan!!! Un beso enorme de esta Mamá Feliz!!! hasta pronto

  7. Hernan

    Hola andrea.

    Gracias por lo que nos contas de Fabricio. Ojalá que cambie la vision que algunos que no saben ver tienen de los chicos con el síndrome.
    Un abrazo

  8. Mauro

    De acuerdo con Hernán, muchísimas gracias por compartir tu experiencia, tu visión y la hermosa forma que supieron encontrar junto a Fabricio para su relación.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *