La Maquina para rezar

Si caminás por Nueva York, seguramente encontrarás muchas cosas que te llamen la atención.

Pero pocas te sorprenderán tanto como “La Máquina para Rezar”.



Vía

Sin embargo, está “máquina” no es parte del trabajo de los, tan numerosos, fanáticos religiosos de EEUU, sino la obra de Dylan Mortimer, un egresado de la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, que buscó reflejar como la fe privada se relaciona con el ámbito público.

Según Mortimer el objetivo es suscitar el diálogo acerca de un tema que a menudo se evita y que el mundo el arte contemponáneo trata de manera cínica.

El artista explica: “Yo empleo el lenguaje visual de los signos y los sistemas de información pública, utilizándolos como una forma contemporánea de los viejos sistemas de comunicación religiosa. Busco el equilibrio entre la seriedad y el humor, el sarcasmo y la sinceridad, como una manera de acercar un asunto que a menudo se presenta como pesado o difícil”.

11 opinión por “La Maquina para rezar

  1. Gonzalo Ibarra

    Hola amigo, vos ya conoces mi posición religiosa (cristiano hasta la médula) y mi opinión, sin caer en las descalificaciones, ni en los sarcasmos e ironías, creo que definitivamente esas “maquinitas”, son la antítesis de la fe que creo que debemos buscar: intima, sin exibisionismos y atemporal, es decir, en cualquier lugar y en cualquier momemento.

    Creo que muchos cristianos e incluso creyentes de otras corrientes religiosas han ayudado al desarrollo del secularismo y ateísimo de nuestra sociedad, caricaturizando la fé a través del uso de símbolos y rituales que nos hacen ver como personas ingenuas, cínicas y poco consecuentes.

    Por eso, creo que las maquinitas, son el reflejo de esa caricatura, nada más …

    un abrazo desde Chile

    Gonzalo

  2. Hernán Nadal

    Gonzalo:

    Con este post no busqué ofender ni reirme de ninguna creencia sino mostrar una expresión artística urbana relacionada a la fe que me pareció original.

    Un abrazo grande.

  3. Joshua Kullock

    Coincido con Gonzalo. En esa antitesis que deberiamos buscar, me parece interesante el planteo del artista quien creo da en la tecla justamente en aquello que marca nuestros tiempos, que incluso/gracias/a pesar de estar tan mediatizados, a veces perdemos toda posibilidad de verdadero contacto y comunicacion, no solo con Ds sino con aquellos que nos rodean.
    Como disparador me parece fabuloso.
    Saludos.

  4. Guty

    Con la fe no se juega…bueno sí 🙂
    Lo había visto hace un tiempo, está muy interesante la idea del artista, y un tanto polémico, como para generar el debate y algo de relevancia.
    Esto me recuerda a una máquina que hay en la catedral de Mardel, donde uno pone una moneda y se enciende una vela eléctrica (un foco, bah).

  5. Anonymous

    Me parece que son mucho más útiles los simples baños públicos.

    Salvador.

  6. Anonymous

    deme dos. Las pongo en la puerta de la iglesia, y cobro entrada. Mato a la competencia.

    Eduardo

  7. catsan

    Creo que a veces la suceptibilidad que puede dar a lugar esta maquinita a veces raya en la tonteria… tu fe religiosa no deberia a estar ligada a exhibirte o no en publico va mas alla de todo eso… podes ir todos los domingos a misa la gente oobserva esa supuesta devocion y en la vida privada sos de lo peor… dejemos la hipocresia de una buena vez… saquémonos la careta escudados por esa seudo devocion religiosa sea cual fuera tu ideologia…saludos!!!

  8. Jimena

    No estoy de acuerdo con Gonzalo, según lo atemporal la fe seguirá estando en un iglesia, una maquinita o en casa. Con ese concepto los exhibicionismos se dan tambien en los peregrinajes y fiestas religiosas.
    Y el secularismo y ateísimo pasa por otro lado mucho mas profundo que la simple caricaturización de la fe, un tema para debatir en otro tipo de foro.
    Creo que la idea de la maquinita no esta mal, le faltaría cierta inspiración religiosa (en vez del dibujito instructivo de uso) desde el punto de vista de la imagen, porque da la sensación de estar rezandole a un teléfono público.
    Dicho esto creo positivamente que invita a la gente en algún momento del día a desconectarse del medio y conectarse con su ser interior o superior o lo que fuere. Creo que es sano que criticable para estos tiempos que corren.
    Jimena

  9. Jimena

    No estoy de acuerdo con Gonzalo, según lo atemporal la fe seguirá estando en un iglesia, una maquinita o en casa. Con ese concepto los exhibicionismos se dan tambien en los peregrinajes y fiestas religiosas.
    Y el secularismo y ateísimo pasa por otro lado mucho mas profundo que la simple caricaturización de la fe, un tema para debatir en otro tipo de foro.
    Creo que la idea de la maquinita no esta mal, le faltaría cierta inspiración religiosa (en vez del dibujito instructivo de uso) desde el punto de vista de la imagen, porque da la sensación de estar rezandole a un teléfono público.
    Dicho esto creo positivamente que invita a la gente en algún momento del día a desconectarse del medio y conectarse con su ser interior o superior o lo que fuere. Creo que es sano más que criticable para estos tiempos que corren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *