Blogueando para la Corona

Según leo en el blog de la redacción del diario Perfil, el blog más comentado de todos los que publican es el que escribe el publicista Fernando Braga Menéndez que se titula “Blog Oficialista”

Su último post, por ejemplo, ya tiene 2648 comentarios, lo que para un blog político argentino es una cifra impresionante.

El estilo provocador de Braga despierta pasiones encontradas entre quienes odian al gobierno de los K y encuentran en el blog un lugar para hacer catarsis y quienes defiende el modelo Pingüino.

Otro K que bloguea es el legislador porteño Diego Kravetz. En su blog postea sobre su trabajo y sobre sus ideas.

Pero las nuevas tecnologías no son utilizadas sólo por el oficialismo. Justamente hoy, el diputado nacional Esteban Bullrich, otro bloguero, posteó en su Facebook una noticia publicada en Infobae que habla del tema a la que pueden acceder haciendo click aquí.

Era lógico que luego de la gran campaña que Obama realizó focalizandose mayoritariamente en los nuevos medios, los políticos locales quisieran probar, aunque sea un poco, las ventajas de la Web2.0

Sin embargo, la primera vez que sumé a un político en Facebook dudé sobre su identidad. Me parece una práctica muy interesante para ellos y para los ciudadanos. Ojalá puedan ir sumandose más y más políticos. Tener la posibilidad de una relación directa y no mediada con ellos es muy piola.

Veremos como resulta.

4 opinión por “Blogueando para la Corona

  1. Sebastian

    Hola Hernan,

    en mi caso escribi a Bullrich por facebook y luego de un tiempo me contesto. Sinceramente me sorprendio gratamente. Me parecio una gran forma de contactarme con personas que estan trabajando en la funcion publica, aunque luego me parecio que no era muy justo el que yo le consultara temas de gestion a traves de su vida “publica” en plataformas sociales. me quedo la duda si estaba bien.

  2. T.ao.

    Sebastian:

    Depende de como enfoquen los perfiles.
    Si lo hacen como un espacio personal, en el que buscan contactar a sus amigos, creo que lo más adecuado sería ser respetuoso de esa intimidad.

    Pero también hay que entender que una actividad abierta, como participar de una comunidad online, de una figura pública implica también la posibilidad de ser contactado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *