Un 8 de Diciembre en Nueva York.

Mi amigo personal y ex Greenpeace, Alberto Amarilla, me manda su relato desde N. York, y de su presencia en el acto homenaje a uno de los músicos más importantes de la Historia: el gran John Lennon.


Se acerca Navidad. Y es LA época para estar en Nueva York.

No mucho se puede agregar de una la ciudades que más centimetraje ha hecho rodar en cientos y miles de escritos, canciones, peliculas, etc….pero …este es mi pequeño relato….

Una ciudad tremenda. Para agregar dos apreciaciones: cortitas y al pie.

Se viene navidad y hace frío.

Hace frío y mucho pero esa no es la razón por la cuál cualquier ser humano entre a todos y cada uno de los locales, negocios o lo que sea donde se “vende” algo.

Cada negocio, cada vidriera esta tan perfectamente decorada. Una estética exacta, una a música y volumen adecuado, provoca que uno disfrute el potencial consumo y espectáculo y vaya por toda la ciudad mirando las vidrieras con una cara que refleja un no se qué …pero que lo puedo clasificar como una sensación… “estúpidamente divertida”.

Otro tema.

Será porque el destino lo quiso así…pero me toco , y doy gracias por ello, haber estado para el aniversario del asesinato de John Lennon.

Fue grandioso y emocionante , brutal para alguien como yo que lleva a Lennon literalmente puesto…

Unas 80 personas brindamos tributo. cada uno con lo suyo , pensando en lo suyo a quien es un referente de la paz misma. Todo mística.

Si quieren saberlo, aquellos que me conocen….si me han pedido fotos y si, también me dijeron …sos la reencarnación.




Deja un comentario