Habitos de la Felicidad



¿Puede enseñarse la Felicidad?

Matthieu Ricard, es un monje budista, fotógrafo y escritor que nos explica como podemos entrenar nuestra mente para alcanzar estados de felicidad cada día de nuestra vida.

La charla está en inglés y dura 20 minutos pero recomiendo verla con paciencia. Vale la Pena.

Ahorrando Energía en Publicidad

Vía: The Cool Hunter

Cada día más empresas se suman al compromiso de reducir el consumo energético y a implementar políticas de eficiencia energética.

En este sentido, Philips lanzó una original campaña publicitaria para subtes en la cual sus posters están hechos con tinta que brilla en la oscuridad, con lo cual evitan el derroche eléctrico que implicaría una campaña de avisos tradicionales.

El lavado de cerebros en libertad es más eficaz que en las dictaduras

Una entrevista del Le Monde al lingüista norteamericano Noam Chomsky.

DM: Empecemos por el asunto de los medios de comunicación. En Francia, en mayo del 2005, con ocasión del referéndum sobre el tratado de la Constitución Europea, la mayor parte de órganos de prensa eran partidarios del “sí”, y sin embargo 55% de los franceses votaron por el “no”. Luego, la potencia de manipulación de los medios no parece absoluta. ¿Ese voto de los ciudadanos representaría también un “no” a los medios?

NC: El trabajo sobre la manipulación mediática o la manufactura del consentimiento hecho por Edgard Herman y yo no aborda la cuestión de los efectos de los medios en el público[1]. Es un asunto complicado, pero las pocas investigaciones que profundizan en el tema sugieren que, en realidad, la influencia de los medios es más importante en la fracción de la población más educada. La masa de la opinión pública parece menos tributaria del discurso de los medios.

Tomemos, por ejemplo, la eventualidad de una guerra contra Irán: 75% de los norteamericanos estiman que Estados Unidos debería poner fin a sus amenazas militares y privilegiar la búsqueda de un acuerdo por vías diplomáticas. Encuestas llevadas a cabo por institutos occidentales sugieren que la opinión pública iraní y la de Estados Unidos convergen también en algunos aspectos de la cuestión nuclear: la aplastante mayoría de la población de los dos países estima que la zona que se extiende de Israel a Irán debería estar completamente despejada de artefactos de guerra nuclear, comprendidos los que poseen las tropas norteamericanas de la región. Ahora bien, para encontrar este tipo de información en los medios, es necesario buscar mucho tiempo.

En cuanto a los principales partidos políticos de los dos países, ninguno defiende este punto de vista. Si Irán y Estados Unidos fueran auténticas democracias en cuyo interior la mayoría determinara realmente las políticas públicas, el diferendo actual sobre lo nuclear ya estaría sin duda resuelto. Hay otros casos así.

En lo que se refiere, por ejemplo, al presupuesto federal de Estados Unidos, la mayoría de norteamericanos desean una reducción de los gastos militares y un aumento, por el contrario, en los gastos sociales, créditos otorgados a las Naciones Unidas, ayuda económica y humanitaria internacional, y por último, la anulación de las bajas de impuestos decididas por el presidente George W. Bush a favor de los contribuyentes más ricos.

En todos estos asuntos la política de la Casa Blanca es totalmente contraria a los reclamos de la opinión pública. Pero las encuestas que revelan esta oposición pública persistente raramente son publicadas en los medios. Es decir, a los ciudadanos se les tiene no solamente apartados de los centros de decisión política, sino también se les mantiene en la ignorancia del estado real de esta misma opinión pública.

Existe una inquietud internacional relativa al abismal “doble déficit” de Estados Unidos: el déficit comercial y el déficit presupuestal. Ahora bien, estos solo existen en estrecha relación con un tercer déficit: el déficit democrático, que no deja de ahondarse, no solamente en Estados Unidos, sino de modo más general en el conjunto del mundo occidental.

Cada vez que se le pregunta a un periodista estrella o a un presentador de un gran noticiero televisivo si sufre de presiones, si le ha pasado que lo censuren, él contesta que es completamente libre, que expresa sus propias convicciones. ¿Cómo funciona el control del pensamiento en una sociedad democrática? En lo que respecta a las dictaduras lo sabemos.

Cuando se les pregunta a los periodistas, responden inmediatamente: “Nadie me ha presionado, yo escribo lo que quiero.” Es cierto. Solamente, que si tomaran posiciones contrarias a la norma dominante, ya no escribirían sus editoriales. La regla no es absoluta, desde luego; a mí mismo me sucede que me publiquen en la prensa norteamericana, Estados Unidos no es un país totalitario tampoco. Pero cualquiera que no satisfaga ciertas exigencias mínimas no tiene oportunidad alguna de alcanzar el nivel de comentador con casa propia.

Es por otra parte una de las grandes diferencias entre el sistema de propaganda de un Estado totalitario y la manera de proceder en las sociedades democráticas. Exagerando un poco, en los países totalitarios, el Estado decide la línea que se debe seguir y luego todos deben ajustarse a esta. Las sociedades democráticas operan de otro modo. La “línea” jamás es enunciada como tal, se sobreentiende. Se procede, de alguna manera, al “lavado de cerebros en libertad”. E incluso los debates “apasionados” en los grandes medios se sitúan en el marco de los parámetros implícitos consentidos, los cuales tienen en sus márgenes numerosos puntos de vista contrarios.

El sistema de control de las sociedades democráticas es muy eficaz; instila la línea directriz como el aire que respira. Uno ni se percata, y se imagina a veces estar frente a un debate particularmente vigoroso. En el fondo, es mucho más rendidor que los sistemas totalitarios.

Tomemos por ejemplo el caso de Alemania a comienzos de los años 30. Tenemos tendencia a olvidarlo, pero era entonces el país más avanzado de Europa, estaba a la cabeza en materia de arte, de ciencias, de técnicas, de literatura, de filosofía. Después, en muy poco tiempo hubo un retroceso completo, y Alemania se volvió el Estado más mortífero, el más bárbaro de la historia humana.

Todo aquello se realizó destilando temor: de los bolcheviques, de los judíos, de los norteamericanos, de los gitanos, en síntesis, de todos aquellos que, según los nazis, amenazaban el corazón de la civilización europea, es decir los “herederos directos de la civilización griega”. En todo caso era lo que escribía el filósofo Martin Heidegger en 1935. Ahora bien, la mayoría de medios de comunicación alemanes que bombardearon a la población con mensajes de este género usaron las técnicas de marketing puestas a punto… por los publicistas norteamericanos.

No olvidemos cómo se impone siempre una ideología. Para dominar, la violencia no basta, se necesita una justificación de otra naturaleza. Así, cuando una persona ejerce su poder sobre otra -trátese de un dictador, un colono, un burócrata, un marido o un patrón-, requiere de una ideología que la justifique, siempre la misma: esta dominación se hace “por el bien” del dominado. En otras palabras, el poder se presenta siempre como altruista, desinteresado, generoso.

Cuando la violencia de Estado no basta

En los años 30, las reglas de la propaganda nazi consistían, por ejemplo, en escoger palabras simples, repetirlas sin descanso, y asociarlas a emociones, sentimientos, temores. Cuando Hitler invadió los Sudetes (en 1938), fue invocando los objetivos más nobles y caritativos, la necesidad de una “intervención humanitaria” para impedir la “limpieza étnica” sufrida por los germanófonos y para permitir que todos pudieran vivir bajo el “ala protectora” de Alemania, con el apoyo de la potencia de más avanzada del mundo en el campo de las artes y de la cultura.

En materia de propaganda, si de cierta manera nada ha cambiado desde Atenas, ha habido por lo menos cantidad de perfeccionamientos. Los instrumentos se han afinado mucho, en particular y paradojalmente en los países más libres del mundo: el Reino Unido y Estados Unidos. Es allí, y no en otro lado, donde la industria moderna de relaciones públicas, es decir la fábrica de la opinión, o la propaganda, nació en los años 1920.

Efectivamente, esos dos países habían progresado en materia de derechos democráticos (voto de las mujeres, libertad de expresión, etcétera) a tal punto que la aspiración a la libertad ya no podía ser contenida solo por la violencia del Estado. Viraron, pues, hacia las tecnologías de la “manufactura del consentimiento”. La industria de las relaciones públicas produce, en sentido literal, consentimiento, aceptación, sumisión. Controla las ideas, los pensamientos, los espíritus. En relación al totalitarismo es un gran progreso: es mucho más agradable sufrir una publicidad que encontrarse en un cuarto de torturas.

En Estados Unidos la libertad de expresión está protegida hasta un grado que me parece desconocido en cualquier país del mundo. Es muy reciente. En los años 1960 la Corte Suprema alzó la barra muy alto en materia de respeto de la libertad de palabra, lo que expresaba, según mi opinión, un principio fundamental establecido desde el siglo XVIII por los valores de la Ilustración. La posición de la Corte fue que la palabra era libre, teniendo por única limitación la participación en un acto criminal. Si, por ejemplo, cuando entro a una tienda para desvalijarla, uno de mis cómplices tiene un arma y yo le digo “¡Dispara!”, ese fin no está protegido por la Constitución. Por lo demás, el motivo debe ser particularmente grave para que se cuestione la libertad de expresión. La Corte Suprema reafirmó este principio a favor del Ku Klux Klan.

En Francia, en el Reino Unido y me parece que en el resto de Europa, la libertad de expresión es definida de manera más restrictiva. Para mí, la cuestión esencial es: ¿el Estado tiene el derecho de determinar lo que es la verdad histórica y el de penar a quien se aparta de ella? Pensar en ello termina ajustándose a una práctica propiamente estalinista.

A los intelectuales franceses les cuesta admitir que esa es su inclinación. Sin embargo, en el rechazo de una aproximación así no deben haber excepciones. El Estado no debería tener medio alguno de castigar a cualquiera que pretendiese que el sol gira alrededor de la Tierra. El principio de la libertad de expresión tiene algo muy elemental: o se le defiende en el caso de opiniones que se detesta, o no se le defiende para nada. Incluso Hitler y Stalin admitían la libertad de expresión de los que compartían su punto de vista…

Yo agrego que hay algo preocupante e incluso escandaloso en discutir estos temas dos siglos después de Voltaire, quien, como se sabe, declaraba: “Yo defendería mis opiniones hasta la muerte, pero daría mi vida para que ustedes pudieran defender las suyas.” Adoptar una de las doctrinas fundamentales de sus verdugos, es hacerle un triste favor a la memoria de las víctimas del holocausto.

En uno de sus libros, usted comentaba la frase de Milton Friedman: “Producir ganancias es la esencia misma de la democracia”…

A decir verdad, las dos cosas son de tal modo contrarias que ni siquiera hay comentario posible… La finalidad de la democracia es que la gente pueda decidir su propia vida y hacer las elecciones políticas que le atañen. La realización de ganancias es una patología de nuestras sociedades, adosada a estructuras particulares. En una sociedad decente, ética, esta preocupación por la ganancia sería marginal. Tomemos mi departamento universitario (en el Instituto Técnico de Massachussets MIT): algunos científicos trabajan duro para ganar mucho dinero, pero se les considera un poco como marginales, gente perturbada, casi casos patológicos. El espíritu que anima a la comunidad académica es más bien el de tratar de hacer descubrimientos por interés intelectual pero también para el bienestar de todos.

En la obra que se le dedica en las Éditions de L’Herne, Jean Ziegler escribe: “Ha habido tres totalitarismos: el totalitarismo estaliniano, nazi y ahora es Tina (iniciales de There is no alternative, no hay alternativa), propuesto por Margaret Thatcher planteando el carácter ineluctable del capitalismo neoliberal, que no es otra cosa que un posible forma de globalización). ¿Compararía usted esos tres totalitarismos?

Yo no los pondría en el mismo plano. Enfrentarse contra “Tina” es afrontar una empresa intelectual que no se puede asimilar a los campos de concentración ni al gulag. Y, de hecho, la política de Estados Unidos suscita una oposición masiva a escala planetaria. Argentina y Venezuela han expulsado al Fondo Monetario Internacional (FMI). Estados Unidos debió renunciar a lo que era la norma todavía hace veinte o treinta años: el golpe militar en América Latina. El programa económico neoliberal que se ha impuesto a la fuerza a toda América Latina en los años 1980 y 1990, hoy día es rechazado en el conjunto del continente. Se encuentra esta misma oposición contra la globalización económica a escala mundial.

El movimiento por la justicia, que está bajo los fuegos de los proyectores mediáticos durante cada Forum Social Mundial, trabaja en realidad todo el año. Es un fenómeno muy nuevo en la historia, que marca quizás el comienzo de una verdadera Internacional. Su principal caballo de batalla está en la existencia de una solución alternativa. Por otro lado, ¿qué mejor ejemplo de globalización diferente que el Forum Social Mundial? Los medios hostiles llaman a los que se oponen a la globalización neoliberal los “antimundialistas”, cuando en realidad ellos combaten por otra globalización, la globalización de los pueblos.

Se puede observar el contraste entre unos y otros porque en el mismo momento, tiene lugar en Davos, el Forum Económico Mundial, que trabaja para la integración económica planetaria, pero en el único interés de los financistas, de los bancos y de los fondos de pensión. Potencias que controlan también los medios de comunicación. Es su concepción de la integración global, pero al servicio de los inversores. Los medios dominantes consideran que esta integración es la única que merece, de algún modo, la denominación oficial de globalización.

He aquí un buen ejemplo del funcionamiento de la propaganda ideológica en las sociedades democráticas. Es eficaz hasta tal punto que incluso los participantes en el Forum Social Mundial aceptan a veces el calificativo malintencionado de “antimundialistas” (o “antiglobalistas”). En Porto Alegre, intervine en el marco del Forum, y participé en la Conferencia Mundial de los Campesinos. Ellos solos representan la mayoría de la población del planeta…

A usted se le ubica en la categoría de los anarquistas o de los socialistas libertarios. En la democracia tal como usted la concibe, ¿cuál sería el lugar del Estado?

Vivimos en este mundo, no en un universo imaginario. En este mundo existen instituciones tiránicas, esas son las grandes empresas. Es lo que hay más cercano a las instituciones totalitarias. Estas no tienen, por decirlo así que rendirle cuentas al público, a la sociedad; actúan a la manera de depredadoras cuyas presas serían otras empresas. Para defenderse de ellas, las poblaciones sólo tienen un instrumento: el Estado. Ahora bien, este no es un escudo muy eficaz, pues, en general, está estrechamente ligado a los depredadores. Con una diferencia no desdeñable: mientras que, por ejemplo, General Electric no tiene que rendir cuentas, el Estado debe a veces explicarse ante la población.

Cuando la democracia se haya ensanchado al punto que los ciudadanos controlen los medios de producción y de intercambio, participen en el funcionamiento y en la dirección del marco general en el cual viven, entonces el Estado podría desaparecer poco a poco. Será reemplazado por asociaciones voluntarias situadas en los lugares de trabajo y donde vive la gente.

¿Los soviets?

Eran los soviets. Pero la primera cosa que Lenin y Trotski destruyeron inmediatamente después de la revolución de Octubre, fueron los soviets, los consejos obreros y todas las instituciones democráticas. Lenin y Trotski a este respecto fueron los peores enemigos del socialismo en el siglo XX. En tanto que marxistas ortodoxos, estimaron que una sociedad retardataria como la Rusia de su época no podía pasar directamente al socialismo antes de ser precipitada a la fuerza en la industrialización.

En 1989, al momento del hundimiento del sistema comunista, yo pensé que este hundimiento, paradójicamente, representaba una victoria par el socialismo. Pues el socialismo tal como yo lo concibo, o por lo menos lo respeto, implica el control democrático de la producción, de los intercambios y de las otras dimensiones de la existencia humana.

De todas maneras, los dos principales sistemas de propaganda se han puesto de acuerdo para decir que el sistema tiránico instituido por Lenin y Trotski, después transformado en monstruosidad política por Stalin, era el “socialismo”. Los dirigentes occidentales no podían sino estar encantados por este uso absurdo y escandaloso del término que les ha permitido durante décadas difamar el socialismo auténtico.

Con idéntico entusiasmo, pero de sentido contrario, el sistema de propaganda soviético ha intentado explotar en su provecho la simpatía y el compromiso que suscitaban para muchos trabajadores los ideales socialistas auténticos.

¿No es cierto que todas las formas de autoorganización según los principios anarquistas han terminado hundiéndose?

No hay “principios anarquistas” fijos, una suerte de catecismo libertario al se le debería prestar fidelidad. El anarquismo, por lo menos como yo lo entiendo, es un movimiento del pensamiento y de la acción humanas que busca identificar las estructuras de autoridad y de dominación, pedirles que se justifiquen y, dado que son incapaces, lo que sucede con frecuencia, intentar superarlas.

Lejos de haberse “hundido” el anarquismo, el pensamiento libertario, está floreciendo. Está en la fuente de numerosos progresos reales. Formas de opresión y de injusticia que casi no se reconocían, y menos aun combatían, ya no se admiten. Es un logro, un avance para el conjunto del género humano, no un fracaso.

Publicidad No Tradicional

Siempre que voy a trabajar veo una maravilla de la publicidad callejera que no puedo dejar de compartir.

Y hoy, como traía mi máquina de fotos, aproveché y le saqué unas desde el auto para que el mundo conozca al genio redactor de Chacarita.

Directores Creativos Amigos: Si necesitan un copywriter, ya saben. Encontraron al indicado.

Me mata la que dice “El mal articular atrofia la Mente”. ¡Es genial!



Matt Stuart: Fotógrafo de anécdotas

Siguiendo con mi interés por la fotografía, les dejo unas obras del británico Matt Stuart que me gustaron mucho.

Este fotógrafo logra tomas únicas basadas en la fuerza más grande que tiene esta disciplina: “congelar el tiempo”. Y aprovechando esta cualidad podemos disfrutar de momentos únicos que sorprenden a veces por su humor, y otras por la rareza de las composiciones logradas.















Ley de Bosques Argentina: Los Senadores la aprobaron ayer.

Después de años de trabajo conseguimos estar muy cerca de salvar los últimos bosques nativos de nuestro país.

Ayer los Senadores aprobaron la Ley que incluye una moratoria a los desmontes y ahora solo falta que los diputados la sancionen.

Estamos a un paso.

Quiero agradecer como miembro de Greenpeace y especialmente de los que diseñamos la campaña “1 millón de votos por la Ley de Bosques” el apoyo de más de 1.500.000 personas que se sumaron a este pedido.

Se imaginarán lo contento y emocionado que estoy con esta noticia, sabiendo la potencia de esta medida y de la importancia que tiene para la biodiversidad de nuestro país, y sobre todo para las comunidades indígenas y campesinas que cada día son desalojadas en nombre del progreso sojero.

Les dejo un vídeo de mi amigo Hernán Giardini, Coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace Argentina, donde explica y agradece por este logro.

Muchas Gracias. (Iba a decir “Gracias Totales”, pero eso ya lo escuché en otro lado)

Dedo Japonés

Este dedo corresponde a una protesta que 70 manifestantes hicieron hoy frente al ministerio de Justicia de Japón, debido a que este país intensificó el registro de los extranjeros con la puesta en práctica de un nuevo sistema que incluye la toma de huellas dactilares y fotografías para evitar el ingreso de terroristas, informaron las autoridades.

Tokio apoya las operaciones militares en Irak y Afganistán, lo cual despierta el temor de que Japón pueda ser atacado. Japón es el segundo país después de Estados Unidos que adopta el sistema, dijo Takumi Sato, funcionario de la Oficina de Inmigración.

Takumi, tené cuidado, porque esta protesta fue un aviso. La próxima vez el dedo va a ser usado. No hace falta ser muy creativo para imaginar como.

Antonio Dal Masetto – Crónicas Argentinas

Antonio Dal Masetto es uno de los escritores contemporáneos que más disfruto leer.
He leído algunos de sus libros y algunos artículos periodísticos y siempre me han parecido de gran calidad.

Una escritura muy accesible que se concentra en contar historias directas pero con una profunda carga que se nace paradójicamente de esa simpleza.

Ayer terminé de leer “Crónicas Argentinas”, un libro que recopila una serie de cuentos humorísticos breves basados en la “malaria” que vivimos los argentinos durante la crisis del 2001 y como nos adaptamos.

Lo recomiendo. Si tienen tiempo, leanlo. La van a pasar bien. Si quieren comprarlo Hagan click Acá..

Si son mis amigos, pidanmelo.

Chuck Norris da esperanza a la farándula local.

Muchas veces nos quejamos de la farándula local por sus comentarios tontos o fuera de lugar.

Pero siempre, desde el centro del imperio los gringos nos demuestran que siempre hay esperanza. Más allá de los estúpidos que nos podamos sentir, ellos siempre pueden ser un poquito más que nosotros.

En este caso, una propaganda de Chuck Norris, el karateka que nos divertía de pibes, impulsando una campaña a favor de que la enseñanza de la biblia como interpretación literal del mundo en todas las escuelas públicas de EEUU. Por más cómico que nos parezca esto va en serio.

Cualquier parecido con Cha Cha Cha, es pura coincidencia.

Ballena en el Amazonas

Sorpresa en pleno Amazonas por la aparición de una ballena.

En un hecho insólito, el animal de la especie minke fue encontrado encallado en el río Tapajós, en plena selva amazónica y a unos 1.600 kilómetros del océano Atlántico.

El cetáceo fue liberado por rescatistas, aunque horas después se perdió su rastro en las aguas fluviales.

Y bueno, tanto la persiguen los balleneros japoneses que buscaron algún lugar para pasar desapercibidas. 😉

Energía solar VS Guerra de Irak

La vieja frase de “una imagen vale más que mil palabras” podría adaptarse en “un gráfico comparativo vale más que mil excusas”.


En este gráfico se muestra comparativamente lo que Estados Unidos invirtió en investigación y desarrollo de energía solar (y otras energías) y lo gastado en la Guerra de Irak.

EEUU sigue sin ratificar el protocolo de Kyoto. Para quienes les interese mayor información sobre la energía solar, pueden buscar en Solar Power Rocks, sitio donde encontré este gráfico.

Ley de Bosques Argentina: ¡Llamá a los Senadores!

Hacé click aquí, buscá a los Senadores de tu provincia y llamalos para exigirles que en la votación en particular de la semana próxima respeten el espíritu de la Ley de Bosques aprobada en diputados y apoyada por más de un millón de argentinos, que incluye una moratoria a los desmontes.

La moratoria es necesaria para evitar procesos especulativos, como el que está ocurriendo en Salta, donde, este año se solicitaron autorizaciones para desmontar más de 355 mil hectáreas de bosques.

Chávez también quiere su plantita nuclear


Desde este blog, he defendido algunas de las posturas de Hugo Chávez, pero esta vez, seguro que la está pifiando.

Elegir la energía nuclear nunca es una buena idea, aunque sea para una utilización pacífica basada en la producción de energía. Y en un país que está sentado sobre una de mas las mayores reservas de petróleo del mundo, es totalmente innecesario.

Pero Huguito, en vez de usar sus petrodolares para incentivar la investigación y desarrollo de energías limpias, caerá en una tecnología sucia, peligrosa y obsoleta.

Ley de Bosques Argentina

Greenpeace reclamó la inclusión de la moratoria en la votación en particular.

Greenpeace reclamó este miércoles al Senado Nacional, que aprobó esta tarde en general la ley de Presupuestos Mínimos para la Protección de los Bosques Nativos, que garantice la moratoria para detener los desmontes en la votación en particular que tendrá lugar la semana próxima.

La Ley de Bosques fue aprobada esta tarde en general y el tratamiento en particular pasó para la semana próxima debido a la fuerte presión ejercida por el lobby sojero de las provincias del Norte que intentó hasta última hora desvirtuar la moratoria que detiene los desmontes.

“La decisión de no aprobar por completo la ley demuestra las fuertes diferencias que hay en el bloque oficialista sobre este tema. Sabemos que hay presiones para desvirtuar la moratoria e instalar una ley contraria al proyecto original que establecía la detención de los desmontes hasta que cada provincia realice el ordenamiento territorial de sus bosques nativos, lo que resulta vital para que la norma sea efectiva”, declaró Juan Carlos Villalonga, Director Político de Greenpeace.

Después de varios días de negociaciones, el Senado finalmente incluyó en el temario la Ley de Bosques, pese a las presiones de las provincias que intentaron licuar el espíritu de la norma. “Para nosotros, es un paso adelante que los senadores hayan acusado recibo de la presión de más de un millón de personas y que hayan decidido tratar la Ley.

Sin embargo, las organizaciones vamos a seguir de cerca la discusión para garantizar que se apruebe un texto que respete el espíritu de la ley aprobada en diputados y apoyada por más de un millón de argentinos. La moratoria es necesaria para evitar procesos especulativos, como el que está ocurriendo en Salta, donde, este año se solicitaron autorizaciones para desmontar más de 355 mil hectáreas de bosques”, aseguró Hernán Giardini, Coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace.

La Ley de Presupuestos Mínimos para la Protección de los Bosques Nativos fue presentada el año pasado en la Cámara de Diputados por el Diputado Miguel Bonasso e impulsada por Greenpeace y otras organizaciones ambientalistas y contó con el apoyo del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE) y la Organización de Naciones y Pueblos Indígenas en Argentina (ONPIA) y la Asociación Forestal Argentina (AFOA).

A fines de 2006, se trató por primera vez en Diputados y en el mes de marzo de 2007, luego de una larga sesión, la Cámara Baja le otorgó la media sanción y la giró para su discusión a seis comisiones del Senado: Presupuesto y Hacienda, Legislación General, usticia y Asuntos Penales, Industria y Comercio, Ambiente y Desarrollo Sustentable y Agricultura, Ganadería y Pesca.

La fuerte presión ejercida por los representantes de las provincias del norte, que se oponen a distintos artículos de la Ley impidió que se discutiera en las comisiones y que llegara a ser tratada en el recinto. A esto se sumó el parate en el que estuvo en Congreso durante el tiempo que duró la campaña electoral. Debido al retraso en el tratamiento de la Ley, Greenpeace, junto a distintas organizaciones ambientalistas de todo el país, entre quienes se encuentran Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) y Fundación Vida Silvestre impulsó la campaña Un millón de firmas por los bosques, con el objeto de sumar las adhesiones de los ciudadanos para exigir a los senadores el tratamiento de la Ley. El número previsto inicialmente se vio ampliamente superado y más de 1.300.000 personas ya sumaron su respaldo.

A principios del mes de octubre las organizaciones entregaron en el Senado las planillas que contenían las firmas junto con un petitorio formal para exigir la aprobación de la Ley de Bosques.

La presión de la gente hizo que, una semana más tarde, el presidente del bloque oficialista de la Cámara Alta, Miguel Ángel Pichetto junto con la Secretaria de Ambiente y Recursos Naturales, Romina Picolotti dieran una conferencia de prensa en la que el oficialismo se comprometió a tratar la Ley en la primera sesión posterior a las elecciones del 28 de octubre.

La Ley de Bosques establece diez criterios ecológicos y categorías de conservación que apuntan a planificar las actividades forestales, agrícolas y ganaderas evitando la fragmentación y degradación del bosque nativo, y establece como prioritarios cuidar a los bosques que actualmente ocupan y utilizan comunidades indígenas y campesinas.

La Noticia en los Medios Nacionales:

Aprobada en general, ahora debatirán cada artículo. (Clarín)

La Ley de Bosques sigue seca (Página 12)

Sigue la discusión por la Ley de Bosques (La Nación)

Steve Vai en Argentina

Con Sol fuimos a ver a Steve Vai en el Gran Rex. Fue impresionante.

Una banda solidísima con la inclusión de dos violinistas que soleaban a la par de Vai.

Acá les dejo algunas fotos que saqué en el recital.







Videos no hice pero los que quieran ver un tema de Vai, les dejo un video de Sol tocando “Windows of your Soul” uno de los mejores temas de Steve.

Juguetes

Si bien una vez, ya les presenté los juguetes para niños con alma de asesinos seriales, no me quedé tranquilo y seguí buscando nuevos elementos para divertir a “niños especiales”. Así encontré un listado con los juguetes más raros del mundo.

Acá les muestro algunos:

“El Jesus Robot”
Para que tus niños puedan utilizar sus horas de juego en servicio de nuestro salvador Jesucristo.

“Muñecas con Pito”
Sin comentarios.

“Playmobil con residuos tóxicos”
Para que los niños vayan aprendiendo a que se enfrentan en un mundo cada vez más amenazado por los distintos tipos de contaminación

“Muñecas con Piernas de F15”
Para que las niñas sueñen desde pequeñas con ser piloto de un avión de combate

“Peluche guarda USB”
Me gustaría ver las instrucciones para sacarles el USB del estómago a los pibes.

“Entrenador para usar Inodoros”
Al presionar los botones lanza frases de aliento para los niños que dan sus primeros “Pasos” con el Inodoro.

“Inodoro expulsa Caca”

“Aprendiendo a cortar un pez”
Si tu pibe tiene 3 años y queres que se prepare para ser un Sushi man, este es el regalo adecuado.

“Golf Peneano”

“Sorete y Gota de Meo”La mejor dupla de peluches. O al menos, la más original.

“Virus de Peluche”

Otro juguete educativo para criar futuros hipocondríacos.

Acción de Greenpeace en Valencia contra el Cambio Climático


Quince activistas de Greenpeace han desplegado una pancarta de 400 metros cuadrados con el mensaje “Peligro: salvemos el clima ya” en l’Umbracle de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Valencia), en el mismo lugar donde comienza hoy la 27ª reunión plenaria del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC).

El próximo mes de diciembre se celebrará en Bali (Indonesia) la 13ª Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y la tercera Reunión de las Partes del Protocolo de Kioto, en la que se negociará el futuro de este Protocolo. Estas importantísimas negociaciones fueron aplazadas a la espera de que el Informe de Síntesis del IPCC estuviera terminado.

“Dentro de tres semanas, los representantes de los gobiernos de todo el mundo se reunirán en Bali para decidir cuál es el camino que debemos seguir para proteger el clima. La recomendación científica de urgencia debe ser la prioridad en sus planteamientos y debe dirigir sus decisiones”, ha añadido Stephanie Tunmore.