Carta de Noemí Cruz desde Salta (Campaigner de Bosques de Greenpeace)

Aunque estoy de vacaciones, me quedé en Salta, por eso, y porque por suerte Hernán (Giardini) me cuenta, sé lo que sucede en la campaña todo el tiempo y aunque me hubiera ido de aquí, de alguna manera, lo sentiría lo mismo, porque uno se lleva dentro suyo toda la realidad del lugar de donde es.

Anoche le estuve contando a mucha gente allegada que tenemos ya la media sanción, todos comparten el entusiasmo, porque en realidad son muchos los que han cooperado con nosotros para mantener y lograr esto. Me dormí, pensando que hoy, tal lo prometido ayer, le debo poner flores a Shiva, un dios hindú que permite todo lo que los otros dioses no permiten.

Por eso salí temprano a comprar pan y buscar flores. Aquí amaneció lloviendo y aun no encontré ninguna vendedora cerca. Lo que sí encontré fue un tipo que iba en taxi y gritó: “atorrantes vayan a trabajar”. El Tribuno, también nos trata de “cuatro atorrantes”, no sé quien era el tipo, pero, como era delgado, a menos sé que no era el ex diputado Aparicio, (desmontador/narco, imputado por el crimen de Liliana Ledesma) que anda prófugo de la justicia, asi que éste no me asusta ni me preocupa. (Si fuera el otro, ahora estaría bajo cuatro llaves)

Si no hubiera pasado tan rápido, le podría haber dicho que yo estoy de vacaciones.

En fin. pareciera ser que esta lluvia suave ha venido para llevar nuestra noticia de alegría al monte, a los ríos y a los últimos jaguares que lo recorren. Tantas almas, tantas pasiones, tantas vidas son las que esperan que todo siga bien: trinos, raíces, semillas, rugidos, gritos de hombres y mujeres del campo celebran y acompañan este logro.

Sigamos resistiendo y reclamando por la libertad del monte, sobre todo el aquí condenado, trabajando por su vida, porque además de todo lo que vale, él y sus habitantes nos quieren muchísimo. Yo anduve ayer por su costado en las rutas, y por eso lo sé.

Un fuerte abrazo y gracias a todos, Noe

Deja un comentario