Sandro – Muchacho

Una joya imperdible del cine nacional.
Un fragmento de la película “Muchacho” interpretada por el interminable misterio de Roberto Sanchez.

Noten la mirada “matadora” de Sandro luego de que una chica le pregunta su punto de vista sobre el amor y comprenderán porque señoras de 60 años le siguen arrojando bombachas en sus recitales.

Gracias Flor por la colaboración.
Para más info, pueden visitar el perfil que tiene en MYSPACE, “El Hombre de la Rosa”

Esculturas

Siempre posteo esculturas u obras de arte extrañas.

En este caso una serie de esculturas realizadas integramente con naranjas.







En Francia cerca de Mónaco en la ciudad de Mentón se celebra un carnaval, que tiene una relación directa con las naranjas y los limones, y por ello celebran la Fiesta del Limón (La Fête du Citron).

Estamos en la costa azul y desde mucho tiempo ha sido zona turística por excelencia de toda Europa, por ello en 1895 los hoteles propusieron al Ayuntamiento crear un desfile de carnavales para animar a la ciudad en el invierno.

Desde 1896 el Caranval de Mentón ha cautivado a los habitantes de la población como un rito del invierno.

La zona posee un microclima y por ello reyes, princesas y artistas siempre han frecuentado la zona construyendo grandes mansiones, ya en 1882 la Reina Victoria en los carnavales terminaron con grandioso castillo de fuegos artificiales en su honor.

Noche de Música y Psicodelia

Ver a Waters.
La espera de tanto tiempo.
El estadio lleno y una comunión de almas que Roger invita a volar.

Las letras que superan la barrera del idioma.
Las imagenes seleccionadas con impecable detalle y el sonido que envuelve creando esta atmosfera que sólo puede alcanzarse en la luna.

Ayer, vimos a Roger Waters en el Estadio de River.

Les dejo el video y la letra de la “Leaving Beirut” para que disfruten.

——–

————————–

Leaving Beirut

So we left Beirut Willa and I
He headed East to Baghdad and the rest of it
I set out North
I walked the five or six miles to the
last of the street lamps
And hunkered in the curb side dusk
Holding out my thumb
In no great hope at the ramshackle procession
of home bound traffic
Success!
An ancient Mercedes ‘dolmus ‘
The ubiquitous, Arab, shared taxi drew up
I turned out my pockets and shrugged at the driver
” J’ai pas de l’argent “
” Venez! ” A soft voice from the back seat
The driver lent wearily across and
pushed open the back door
I stooped to look inside at the two men there
One besuited, bespectacled, moustached,
irritated, distant, late
The other, the one who had spoken,
Frail, fifty five-ish, bald, sallow,
in a short sleeved pale blue cotton shirt
With one biro in the breast pocket
A clerk maybe, slightly sunken in the seat
“Venez!” He said again, and smiled
“Mais j’ai pas de l’argent”
“Oui, Oui, d’accord, Venez!”

______________________

Are these the people that we should bomb
Are we so sure they mean us harm
Is this our pleasure, punishment or crime
Is this a mountain that we really want to climb
The road is hard, hard and long
Put down that two by four
This man would never turn you from his door
Oh George! Oh George!
That Texas education must have
fucked you up when you were very small

______________________

He beckoned with a small
arthritic motion of his hand
Fingers together like a child waving goodbye
The driver put my old Hofner guitar
in the boot with my rucksack
And off we went
” Vous etes Francais, monsieur? “
” Non, Anglais “
” Ah! Anglais “
” Est-ce que vous parlais Anglais, Monsieur? “
“Non, je regrette”
And so on
In small talk between strangers,
his French alien but correct
Mine halting but eager to please
A lift, after all, is a lift
Late moustache left us brusquely
And some miles later the dolmus slowed at a crossroads
lit by a single lightbulb
Swung through a U-turn and
stopped in a cloud of dust
I opened the door and got out
But my benefactor made no move to follow
The driver dumped my guitar and rucksack at my feet
And waving away my thanks returned to the boot
Only to reappear with a pair of alloy crutches
Which he leaned against the rear wing of the Mercedes.
He reached into the car and lifted my companion out
Only one leg, the second trouser leg neatly
pinned beneath a vacant hip
” Monsieur, si vous voulez, ca sera
un honneur pour nous
Si vous venez avec moi a la maison
pour manger avec ma femme “

______________________

When I was 17 my mother, bless her heart,
fulfilled my summer dream
She handed me the keys to the car
We motored down to Paris,
fuelled with Dexedrine and booze
Got bust in Antibes by the cops
And fleeced in Naples by the wops
But everyone was kind to us,
we were the English dudes
Our dads had helped them win the war
When we all knew what we were fighting for
But now an Englishman abroad is just a US stooge
The bulldog is a poodle
snapping round the scoundrel’s last refuge

______________________

“Ma femme”, thank God! Monopod but not queer
The taxi drove off leaving us in the
dim light of the swinging bulb
No building in sight
What the hell
“Merci monsieur”
“Bon, Venez!”
His faced creased in pleasure,
he set off in front of me
Swinging his leg between
the crutches with agonising care
Up the dusty side road into the darkness
After half an hour we’d gone maybe half a mile
When on the right I made out
the low profile of a building
He called out in Arabic to announce our arrival
And after some scuffling inside a lamp was lit
And the changing angle of light
in the wide crack under the door
Signalled the approach of someone within
The door creaked open and there,
holding a biblical looking oil lamp
Stood a squat, moustached woman,
stooped smiling up at us
She stood aside to let us in and as she turned
I saw the reason for her stoop
She carried on her back a shocking hump
I nodded and smiled back at
her in greeting, fighting for control
The gentleness between the
one-legged man and his monstrous wife
Almost too much for me

______________________

Is gentleness too much for us
Should gentleness be filed along with empathy
We feel for someone else’s child
Every time a smart bomb does
its sums and gets it wrong
Someone else’s child dies
and equities in defence rise
America, America, please hear us when we call
You got hip-hop, be-bop, hustle and bustle
You got Atticus Finch
You got Jane Russell
You got freedom of speech
You got great beaches, wildernesses and malls
Don’t let the might,
the Christian right, fuck it all up
For you and the rest of the world
______________________

They talked excitedly
She went to take his crutches in routine of care
He chiding, gestured
We have a guest
She embarrassed by her faux pas
Took my things and laid them gently in the corner
“Du the?”
We sat on meagre cushions in one corner
of the single room
The floor was earth packed hard and by
one wall a raised platform
Some six foot by four covered by a
simple sheet, the bed
The hunchback busied herself with
small copper pots over an open hearth
And brought us tea, hot and sweet
And so to dinner
Flat, unleavened bread, + thin
Cooked in an iron skillet over the open hearth
Then folded and dipped into the soft insides
of female sea urchins
My hostess did not eat, I ate her dinner
She would hear of nothing else, I was their guest
And then she retired behind a curtain
And left the men to sit drinking thimbles full of Arak
Carefully poured from a small bottle with a faded label
Soon she reappeared, radiant
Carrying in her arms their pride and joy, their child.
I’d never seen a squint like that
So severe that as one eye looked out the other
disappeared behind its nose

______________________

Not in my name, Tony, you great war leader you
Terror is still terror,
whosoever gets to frame the rules
History’s not written by
the vanquished or the damned
Now we are Genghis Khan,
Lucretia Borghia, Son of Sam
In 1961 they took this child into their home
I wonder what became of them
In the cauldron that was Lebanon
If I could find them now, could I make amends?
How does the story end?

______________________

And so to bed, me that is, not them
Of course they slept on the floor behind a curtain
Whilst I lay awake all night on their earthen bed
Then came the dawn and then their quiet stirrings
Careful not to wake the guest
I yawned in great pretence
And took the proffered bowl
of water heated up and washed
And sipped my coffee in its tiny cup
And then with much “merci-ing”
and bowing and shaking of hands
We left the woman to her chores
And we men made our way back to the crossroads
The painful slowness of our progress accentuated
by the brilliant morning light
The dolmus duly reappeared
My host gave me one crutch
and leaning on the other
Shook my hand and smiled
“Merci, monsieur,” I said

—————-

Para ver todos los videos del Sábado hacé click aquí

Carta de Noemí Cruz desde Salta (Campaigner de Bosques de Greenpeace)

Aunque estoy de vacaciones, me quedé en Salta, por eso, y porque por suerte Hernán (Giardini) me cuenta, sé lo que sucede en la campaña todo el tiempo y aunque me hubiera ido de aquí, de alguna manera, lo sentiría lo mismo, porque uno se lleva dentro suyo toda la realidad del lugar de donde es.

Anoche le estuve contando a mucha gente allegada que tenemos ya la media sanción, todos comparten el entusiasmo, porque en realidad son muchos los que han cooperado con nosotros para mantener y lograr esto. Me dormí, pensando que hoy, tal lo prometido ayer, le debo poner flores a Shiva, un dios hindú que permite todo lo que los otros dioses no permiten.

Por eso salí temprano a comprar pan y buscar flores. Aquí amaneció lloviendo y aun no encontré ninguna vendedora cerca. Lo que sí encontré fue un tipo que iba en taxi y gritó: “atorrantes vayan a trabajar”. El Tribuno, también nos trata de “cuatro atorrantes”, no sé quien era el tipo, pero, como era delgado, a menos sé que no era el ex diputado Aparicio, (desmontador/narco, imputado por el crimen de Liliana Ledesma) que anda prófugo de la justicia, asi que éste no me asusta ni me preocupa. (Si fuera el otro, ahora estaría bajo cuatro llaves)

Si no hubiera pasado tan rápido, le podría haber dicho que yo estoy de vacaciones.

En fin. pareciera ser que esta lluvia suave ha venido para llevar nuestra noticia de alegría al monte, a los ríos y a los últimos jaguares que lo recorren. Tantas almas, tantas pasiones, tantas vidas son las que esperan que todo siga bien: trinos, raíces, semillas, rugidos, gritos de hombres y mujeres del campo celebran y acompañan este logro.

Sigamos resistiendo y reclamando por la libertad del monte, sobre todo el aquí condenado, trabajando por su vida, porque además de todo lo que vale, él y sus habitantes nos quieren muchísimo. Yo anduve ayer por su costado en las rutas, y por eso lo sé.

Un fuerte abrazo y gracias a todos, Noe

Diputados dan media sanción a la Ley de Bosques Impulsada por Greenpeace

Greenpeace consideró hoy que la media sanción de la ley de bosques constituye un paso fundamental en la protección de los bosques nativos que deberá ahora ser refendado por el Senado Nacional, en concordancia con las prioridades ambientales establecidas por el presidente Néstor Kirchner en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias.

Esta noche, luego de un fuerte debate, la Cámara de Diputados le dio media sanción esta tarde al proyecto de Ley de Bosques, a pesar de la férrea resistencia de algunos diputados de las provincias con más alta tasa de deforestación del país, como Salta y Formosa, finalmente la Ley de Bosques ya cuenta con media sanción.

La Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, que fuera aprobada en general a fines del año pasado, fue tratada esta noche artículo por artículo hasta lograr la media sanción. La norma, tal como fue aprobada, establece una moratoria a los desmontes por un año o hasta que cada provincia desarrolle un ordenamiento territorial en sus bosques nativos, para que el territorio sea utilizado de manera racional, compatibilizando las necesidades sociales, económicas y ambientales.

La Ley de Bosques fue impulsada por Greenpeace y otras organizaciones ambientalistas y cuenta con el apoyo de numerosas organizaciones campesinas e indígenas como la Federación Agraria Argentina, el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE) y la Organización de Naciones y Pueblos Indígenas en Argentina (ONPIA).

“Estamos muy cerca de lograr algo esencial para el futuro de nuestros últimos bosques nativos, ya que el ordenamiento ambiental que propone la ley es un instrumento de política ambiental nacional fundamental, cuyo objetivo es regular el uso del suelo y las actividades productivas, con el fin de lograr la protección del medio ambiente a partir del uso sustentable de los bosques nativos, tras una evaluación de las unidades presentes en cada provincia”, explicó Juan Carlos Villalonga, director Político de Greenpeace Argentina.

La norma establece diez criterios ecológicos y categorías de conservación que apuntan a planificar las actividades forestales, agrícolas y ganaderas evitando la fragmentación y degradación del bosque nativo, y establece como prioritarios cuidar a los bosques que actualmente ocupan y utilizan comunidades indígenas y campesinas.

“Hoy se dio un primer paso muy importante para detener los desmontes irracionales que son cada vez más frecuentes en el norte de nuestro país y producen pérdida de biodiversidad, desertificación e inundaciones. La ley además protegerá a cientos de campesinos e indígenas que permanentemente son desalojados por las topadoras. Esperamos que los senadores también aprueben la ley para terminar con este desastre ambiental y social”, señaló Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Biodiversidad de Greenpeace Argentina.

En la Argentina, por año, se desmontan 250 mil hectáreas de monte nativo, principalmente en el Chaco Seco, donde se produce el 70% de la deforestación anual por culpa de la expansión agrícola (en la mayoría de los casos soja transgénica) y ganadera. El Chaco Húmedo y la selva pedemontana de las Yungas forman parte también de la lista de áreas amenazadas. La Selva Misionera alberga la más alta biodiversidad del país, pero sólo queda un 7% de la superficie original, y la mayor parte se encuentra en nuestro país, ya que en Paraguay y Brasil ha sido prácticamente destruida. A la destrucción del bosque para conversión en tierra de cultivo se le suma el reemplazo de selvas por forestaciones implantadas, para uso industrial.

El Gobierno Nacional, en su Informe Geo Argentina 2004, consideró que “la Argentina se encuentra en estado de emergencia forestal y si se mantiene la meta de llegar a los cien millones de toneladas de producción de granos, tendría que extenderse la frontera agropecuaria entre 12 y 15 millones de hectáreas, con lo que en los próximos años estaríamos convirtiendo a la actividad agropecuaria el 50 por ciento de la actual cobertura de bosques nativos”.

“De los bosques obtenemos una serie de bienes y servicios indispensables para nuestra supervivencia: alimentos vegetales y animales, maderas y medicamentos; y juegan un papel fundamental en la regulación climática, el mantenimiento de las fuentes y caudales de agua y la conservación de los suelos. Por ello, las selvas y demás bosques son posiblemente el patrimonio natural más importante pero también el más amenazado y depredado por la mano del hombre. Por eso debemos detener los desmontes para poder planificar las actividades productivas sin hipotecar el futuro”, agregó Giardini.

Tailandia – Mi primer viaje a Oriente

Regresé a Baires.

Pero el viaje a Tailandia fue toda una experiencia.

Un viaje de 30 horas, con 4 escalas en 2 continentes difererentes dejan su huella y llegar a Bangkok con un clima extremadamente húmedo y caluroso hizo que al entrar al cuarto del hotel, duerma 12 horas seguidas.

Bangkok es ante todo una ciudad exageradamente llena. Está colmada de gente, autos, negocios callejeros, motos, humo, mugre, ruido, carteles y cables.

El turismo sexual es tan evidente que choca en cada esquina. Cientos de europeos y americanos casi ancianos paseando de la mano con tailandesas que apenas pasan la mayoría de edad.

En Bangkok, si te agarra un semáforo, preparate a dormir: tardan siglos en cambiar de estado. Por eso casi todos los taxistas tienen un televisor LCD en el auto.
Hacer 10 cuadras en el centro puede demorar casi 20 minutos. Los embotellamientos son constantes en la capital tailandesa. Tanto humo de los autos, colectivos y motos provoca que casi todos los que trabajan en la calle (hay cientos de puestos callejeros y vendedores ambulantes) usen barbijos durante todo el día.

Además de Bangkok, me di una vuelta por la isla de Ko Samet, ubicada a 4 horas de micro de Bangkok, en la provincia de Rayong. Es un parque nacional con unas muy lindas playas con arena muy fina y blanca, agua transparente y caliente y unas vistas increibles.

En cuanto a la reunión de trabajo por la que fuí fue muy productiva. Compartí las experiencias de trabajo con los colegas de las oficinas del Sudeste Asiático. Además en la reunión estuvo Nick Allen, fundador y CEO de Donor Digital. Fue muy importante contar con su presencia ya que es una de las personas que más conoce del trabajo de Recaudación de Fondos en Internet y cuenta con una experencia de más de 25 años en el mercado de las ONG en EEUU.

Les dejo algunas fotos ilustrativas del viaje para que conozcan algo de este país tan distinto al nuestro.

Un abrazo

Greenpeace Sudeste Asiático.

Con Nick Allen, CEO de Donor Digital
En el Templo del Buda de Jade

Grand Palace

Grand Palace
Grand Palace
Grand Palace
Grand Palace

Skytrain en Bangkok

Ko Samet


Reportando desde Kuala Lumpur, Malasia

Después de hacer escala en Ciudad del Cabo y Johanesburgo, estoy en mi tercera y última escala: Kuala Lumpur.

Este aeropuerto enorme, que me permite conectarme al Wifi sin garpar un mango, tiene un trencito que te traslada de una terminal a otra, similar al de Miami.

Lo diferente en este caso, fue que en mi viaje en el trencito fui acompañado por unos 30 monjes. Hombres y mujeres descalzos, de cabeza rapada y solo vestidos con unas túnicas naranjas, marrones, rojas que durante los 15 o 20 minutos que estuvieron cerca mio, no emitieron palabra alguna.

Esto de viajar en contra de las horas, es complicado. Se pierde noción total del tiempo. No sé que hora es acá ni en Buenos Aires, ni cuanto tiempo estuve dentro del avión. Las noche llegó muy rapido dos veces mientras yo comía un pollo que tenía gusto a plasticola.

Ver África desde el cielo fue todo un espectáculo.
La macana que no vi ni un león.

Fotos no tengo. Se me rompió la digital y vine con una de las viejas a rollo. Veré si me compro una.

Un abrazo a todos.