Más sobre desmontes…


Les adjunto un email que envió Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de Bosques de Greenpeace, desde Salta.

Noe, es una mina de fierro, que lucha desde Salta, contra el desmonte y por la naturaleza, en condiciones muy jodidas de laburo, rodeada de los lacras socios del gobernador Romero, que cada vez que pueden le tratan de complicar la vida.

Sin embargo, ella se la banca. Y consigue grandes resultados.

Les dejo su carta:

Me hace muy feliz que nuestras cosas salgan bien.

Nuestras cosas, que en realidad, no son solo nuestras, sino de una enorme cantidad de gente y otros tantos que no clifican para gente.

La defensa de los bosques, no sólo es dar esperanza a los que sufren el desmonte, el desarraigo y el desconcierto. Es, para muchos la diferencia entre vida y la muerte. La línea entre la nueva burguesía y el desposeído. Para unos, es el “buen vivir” y para otros el seguir malviviendo.

El desmonte es un acto muy injusto y violento. Simplemente el desmonte ocurre porque con las leyes actuales, las personas no tienen derechos. Por eso, no debemos ceder la libertad de la tierra, de los agricultores, de los consumidores, de los animales, de las semillas.. Es un deber moral, mas que un trabajo, una causa.

La libertad de la tierra consiste en que el pequeño agricultor sobreviva, que el último jaguar muera de viejo y no acorralado y de hambre, que los pobres tengan derecho a alimentarse.

Hace un tiempo, fuimos con Hernán a una aldea Mbya Guaraní, que en realidad son parte de mi familia. Y alli, deberían verlo: las cosas sucedieron tan rápido, que ya casi no hay selva, ni jaguares, ni alimentos (en los ultimos 4 años, se perdió el 20% de mi gente). Pese a todo, ellos nos contaron sus planes sencillos para vivir mejor, los niños nos llenaron de sus cantos, sus collares y su exquisita comida de harina y aceite.

Para mi, salvar lo que queda, es una buena razón para seguir trabajando y salirle indefectiblemente al sol de la mañana, porque sé que tenemos una alternativa.

También entiendo que no hay tiempos de victoria o derrotas, sólo están los que siguen o se bajan.

Un abrazo, Noe

Nuevo informe de Greenpeace: "Greenpeace S.A."

Franco Macri, Victorio Gualtieri, Eduardo Eurnekian, y las sociedades anónimas Liag y Madera Dura del Norte desmontaron una vez y media la superficie de la ciudad de Buenos Aires, solamente en un período de 10 años.

En el informe se detalla como todos estos empresarios estan asociados a prácticas de desmontes en las provincias de Salta, Santiago del Estero, Chaco y Formosa, en actividades orientadas a la siembra de soja y algodón, extracción de madera, ganadería y otras prácticas productivas incompatibles con el desarrollo sustentable y la preservación de los bosques

Descargá el informe completo haciendo click aquí


Los Dinosaurios nos rodean. ¿Vivos? Sí, Vivos.

No es una joda rememorando al interés de Susana Jiménez por los dinosaurios ¿vivos? del museo de Ciencias Naturales. Lamentablemente en lo próximo que vas a leer no hay nada bromas, ni chistes, solo el dolor de saber que todo está un poco peor de lo que debería ser.

Cuando escuchamos por primera vez a Charly cantarnos que “Los dinosaurios van a desaparecer” parecía que esas ansias nunca se cumplirían. Años después, pensamos que era posible el cambio. Que se había prendido la luz. Que esos años de silencio, picana y sangre habían terminado. Que la verdad podía decirse una y otra vez sin miedo.

Pero hoy sabemos que no.

Jorge Julio López está desaparecido hace más de un mes. Grupos de tareas armados que secuestran, torturan y arrojan (A pocas cuadras de mi casa) a hijos de desaparecidos que luchan por la justicia contra quienes mataron a sus padres.

Y Argentina, sigue, de nuevo y en silencio. Un par de marchas, unas notas en los diarios, declaraciones de algunos y compromisos que no se cumple.


El asco de ser parte de esa masa que no lucha ni reclama por la vida de un tipo que lo único que hizo fue contar la verdad.

Mientras Argentina discute si Sofovich fue muy duro con los participantes de “Bailando con un sueño” o si tal o cual modelo estuvo con Robbie Williams, el futuro de nuestro país está en juego.

En las acciones de los próximos meses veremos si finalmente sostenemos la verdad y luchamos por defenderla, o si aceptamos el Pan & Circo que nos ofrecen y miramos para otro lado.

Por hoy, sufiente.

Se murió un grande de la tele. Adios a William Boo


William Boo, el polémico y recordado árbitro de “Titanes en el ring“, murió esta madrugada en el Instituto Dupuytrén.

Su nombre real era Héctor Oscar Brea. Fue una de las leyendas del ciclo de lucha libre creado por Martín Karadajián por sus “controvertidas” e “injustas” decisiones que perjudicaban a buenos y favorecían a los malos.

Triste por su muerte, les dejo un cuentito mio del 98, cuando William todavía estaba vivo.

Secuestran y golpean por más de 2 horas a militante de HIJOS


Parece mentira. No lo es.
Parece un relato del pasado. Pero tampoco lo es.
Parecería que estas cosas estaban superadas y enterradas con los 30.000 desaparecidos.
Y que los juicios a las Juntas habían sido el final.
Pero no.

Estos hijos de putas siguen ahí. Acechando. Esperando su momento.
Y atacando desde la sombra.
Como siempre.

Los más cagones de todos, que nunca se van y siempre repiten su modo operandi.

Lo que sigue es el comunicado de la agrupación HIJOS.

SECUESTRAN Y GOLPEAN DURANTE MAS DE 2 HORAS A MILITANTE DE HIJOS

Siendo las 23.45 aproximadamente cuando un compañero de la agrupación estaba por llegar a su casa en el barrio Villa del Parque, en Nazca al 1600, cuando es interceptado por un vehículo polo color rojo con cuatro hombres civiles de aproximadamente de 45 a 50 años, portando armas automáticas.

Luego de hacerlo ingresar al auto ejerciendo la fuerza y a punta de pistola fue secuestrado por el término de dos horas donde se le ejerció violencia física como así también violencia verbal, le mostraron fotos de compañeros para que los reconociera y le tomaron huellas digitales de ambas manos.

Durante todo el tiempo repetían que se dejara de joder el y sus compañero porque los iban a matar.
Por último lo hicieron bajar en las proximidades de Liniers bajo amenaza y apuntándole con un arma diciéndole que corriera y no mirara atrás.

Luego que los secuestradores se fueron del lugar el compañero pudo llegar a un remis y regresar a su casa.

Por todo lo expuesto en el día de la fecha la agrupación HIJOS hará la denuncia judicial pertinente ante la Cámara Penal.

Desapariciones, secuestros y torturas de militantes populares: Es la política de Estado del Gobierno de Kirchner.

HIJOS

NO OLVIDAMOS – NO PERDONAMOS – NO NOS RECONCILIAMOS – REIVINDICAMOS LA LUCHA REVOLUCIANARIA DE NUESTROS PADRES Y SUS COMPAÑEROS.
Para mayor información: 15-53208081 (Julio Talavera)

Pendeja de mierda


Arriba no estaba.

Esa pendeja de mierda otra vez cuestionándolo.

Desafiando su autoridad. ¿Quién mierda pensaba que era? Ya no lo soportaría más. Encima que la mantenía. Con lo vaga que es. Siempre con esos parásitos.

Él, que nunca había roto una promesa, ni quebrantado la ley de SU palabra.

Sin embargo, esta vez desoiría su propia voz, y la llevaría con su tía. Dos años antes había prometido a María que cuidaría de su hija, pero luego de su muerte todo fue muy difícil. Sentir el desprecio de esa pequeña asquerosa. Pero todo tenía un límite.

Y la noche anterior, cuando llegó borracha y con el sucio que la acompañaba y que la desnudaba sobre el sillón del comedor fue el fin de su paciencia.

Los dos sopapos al negro ese volvieron las cosas al orden, cuando vio salirlo casi como arrastrándose y en silencio. Y ella llorando encerrada en su cuarto, sin hablarle, ni mirarlo.

Ya casi dos días.

Pero cuando apareciera, tendría que preparar todo para irse. En su casa, él es quien manda.

Las últimas palabras de algunos famosos.

Una selección de las últimas palabras que dijeron algunos famosos al momento de estirar la pata.
Muchachos, vayan pensando las palabras que dirán uds en ese momento.
Nunca se sabe cuando llegará.
🙂
Buena salud!

# Don’t let it end like this. Tell them I said something.
Francisco (“Pancho”) Villa

# I’ll be in Hell before you start breakfast!
“Black Jack” Ketchum, notorious train robber

# Now, now, my good man, this is no time for making enemies.
Voltaire (attributed), when asked by a priest to renounce Satan

# Get these fucking nuns away from me.
Norman Douglas

# Don’t worry…it’s not loaded…
Terry Kath, rock musician in the band Chicago Transit Authority as he put the gun he was cleaning to his head and pulled the trigger.

# Is someone hurt?
Robert F. Kennedy, to his wife directly after he was shot and seconds before he fell into a coma.

# Die, my dear? Why that’s the last thing I’ll do!
Groucho Marx

# Go on, get out! Last words are for fools who haven’t said enough!
Karl Marx, asked by his housekeeper what his last words were

# I have a terrific headache.
Franklin Delano Roosevelt, who died of a massive cerebral hemorrhage

# I’d hate to die twice. It’s so boring.
Richard Feynman

# Drink to me!
Pablo Picasso

# I have not told half of what I saw.
Marco Polo, Venetian traveller and writer

# Since the day of my birth, my death began its walk. It is walking towards me, without hurrying.
Jean Cocteau

# Dammit… Don’t you dare ask God to help me.
Joan Crawford. This comment was directed towards her housekeeper who began to pray aloud.

# Lord help my poor soul
Edgar Allan Poe

# Thank God. I’m tired of being the funniest person in the room.
Del Close, improvisor, teacher and comedian, died 1999

# I have tried so hard to do right.
Grover Cleveland, US President, died 1908

# I don’t have the passion anymore, and so remember, it’s better to burn out than to fade away. Peace, Love, Empathy. Kurt Cobain.
Kurt Cobain (in his suicide note), Lead singer for American grunge band Nirvana, referencing a song by Neil Young.

# In keeping with Channel 40’s policy of bringing you the latest in blood and guts and in living color, you are going to see another first — attempted suicide.
30-year-old anchorwoman Christine Chubbuck, who, on July 15, 1974, during technical difficulties during a broadcast, said these words on-air before producing a revolver and shooting herself in the head. She was pronounced dead in hospital fourteen hours later.

# It’s very beautiful over there.
Thomas Edison

# Now why did I do that?
General William Erskine, after he jumped from a window in Lisbon, Portugal in 1813.

# Don’t worry, relax!
Rajiv Gandhi, Indian Prime Minister, to his security staff minutes before being killed by a suicide bomber attack.

# No! I didn’t come here to make a speech. I came here to die.
Crawford Goldsby, aka Cherokee Bill, when asked if he had anything to say before he was hanged.

# I really need a therapist’
Christopher Grace, an actor who killed himself during a matinee performance of Greece

# I know you’ve come to kill me. Shoot, you are only going to kill a man.
Che Guevara

# I’m tired of fighting.
Harry Houdini

# I see black light.
Victor Hugo

# LSD, 100 kilograms I.M.
Aldous Huxley To his wife. She obliged and he was injected twice before his death.

# Let me go to the Father’s house
Pope John Paul II

# I’m bored with it all.
Winston Churchill, before slipping into a coma and dying nine days later.

# I know not what tomorrow will bring.
Fernando Pessoa, Portuguese poet

# Jesus, I love you. Jesus, I love you.
Mother Teresa

# Don’t disturb my circles!
Archimedes

# I hope the exit is joyful and hope never to return.
Frida Kahlo

# Dear World, I am leaving you because I am bored. I feel I have lived long enough. I am leaving you with your worries in this sweet cesspool – good luck. (suicide note)
George Sanders, Actor

# They couldn’t hit an elephant at this distance.
General John Sedgwick, Union Commander in the U.S. Civil War, who was hit by sniper fire a few minutes after saying it

# Dying is easy, comedy is hard.
George Bernard Shaw

# I’m losing.
Frank Sinatra

# Crito, I owe a cock to Asclepius. Will you remember to pay the debt?
Socrates

# My wallpaper and I are fighting a duel to the death. One or the other of us has to go.
Oscar Wilde

Fotos copadas: Los mejores Stencils

“National Killing Asociation”
Lugar: Buenos Aires.
Keywords: USA, US, sport, american National Killing Asociation, soldier, death, kill, Irack, Afganistan,Libano, Beirut, Bagdad.

“Cárcel”
Lugar: San Pablo, Brasil
Keywords: jail, corruption, cárcel, corrupción, políticos

“Sabotage”
Lugar: Londres
Keywords: Sabotage, sabotaje, londres, UK.

“Killing in the name of GOD”
Lugar: Dinamarca.
Keywords: Killing in name of GOD, EEUU, USA, Guerra, Estatua, Libertad.

“Hombre Araña”
Lugar: Stavanger, Noruega
Keywords: norway, stavanger, rpm, nuart, hombre, araña

“Frankie”
Lugar: Jujuy, Argentina.

Keywords: fankie frankenstein jujuy argentina munsters

Ministry of Peace
Keywords: tank, tanque, guerra, paz, ministerio


“Don Ramón”.
Lugar: Colombia.
Keywords: DON RAMON, EL CHaVO, CHaNFLE, Bolaños

“Revolución”.
Lugar: Miami, EEUU
Keywords: Revolución, Bush, Mono

“Goodbye Kitty”
Lugar: Miami, EEUU
Keywords:
Goodbye, Kitty

¿Hubo un escape en Atucha I? (del newsletter Ambiente y Medio de Sergio Federovisky)

Pésima noticia para el gobierno, no sólo porque en sí mismo es malo que se produzca un incidente en una central atómica. También se convierte en peor noticia al conocerse semejante situación en medio del esfuerzo oficial por ofrecer a la energía nuclear como opción válida para salir en el futuro de la crisis de generación de electricidad que tiene el país.

Justamente, hace apenas dos semanas, y sin que nadie se sonrojara de anunciarlo en el mismo año en que se cumplen dos décadas de la catástrofe de Chernobyl, el gobierno informó del lanzamiento de un nuevo plan nuclear o del relanzamiento del histórico, que naufragó en la incompetencia, la corrupción y la mala imagen que tiene esta opción energética. Algunos dicen que el gobierno escucha demasiado a Aldo Ferrer, un adalid de un desarrollismo sesentista que hoy se revela negador de la globalización, ingenuo e inoperante. Días atrás, Ferrer decía que no había crisis energética y que se solucionarían los problemas coyunturales con la incorporación de más centrales nucleares (la finalización de Atucha II, monumento a la corrupción atómica), el alza de la cota de Yacyretá y más centrales de ciclo combinado a combustible fósil, es decir todas opciones que eran válidas hace cuarenta años porque suponían independencia tecnológica pero que hoy son desaconsejadas –ambiental y económicamente- por todos los organismos internacionales.

En ese contexto, aparece la información preocupante. Primero, que Atucha I había salido de servicio, lo que implicaba una baja del 3 por ciento de la generación de energía eléctrica, cosa de por sí inquietante a poco tiempo del verano y con las versiones de crisis energética circulando por doquier. Como si se tratara de un secreto militar –o quizás como resabio de esa cualidad inédita e incalificable de la energía atómica en la Argentina- se mantuvo en secreto durante días la salida de servicio de Atucha I y cuando se conoció casi ningún diario, los mismos que días antes se preguntaban por la crisis energética, se atrevió a publicarlo claramente.

Luego, circuló fuertemente la versión de que el desperfecto que finalmente condujo a la detención y salida de servicio de la central atómica fue producto de la vetustez de la planta y significó una pérdida de material radiactivo. Un escape pequeño pero escape al fin.

La empresa Nucleoeléctrica Argentina S.A. (de sigla pomposamente igual a la NASA) le habría ocultado al ministro de Planificación Julio De Vido el desperfecto durante el martes pasado. El problema, según lo que la empresa Nucleoeléctrica Argentina habría admitido finalmente, habría sido causado por micro escapes en los dispensores de temperatura por falta de mantenimiento.

Una fuente vinculada a la energía atómica, insospechada de ser antinuclear o militante de Greenpeace, le dijo al autor de este informe que sin ninguna duda el desperfecto se produjo en cañerías que llevan treinta años de uso, el tiempo aproximado a la vida útil de la central. Indudablemente, ni el gobierno ni los ingenieros de la Comisión Nacional de Energía Atómica admitirán que la situación encarna un riesgo de desastre nuclear ni mucho menos. Para ellos, desde la mirada de que una central nuclear es algo similar a una usina térmica, que sólo puede observarse como un ámbito de producción de electricidad, es apenas un desperfecto que habrá que reparar.

Sin embargo, cabría preguntarse si los 500 millones de dólares que el gobierno acaba de destinar a la NASA están bien invertidos. Y si corresponde proponerse la culminación de Atucha II (con un costo total de 4000 millones de dólares) y la construcción de una cuarta central atómica en un país que no puede garantizar el funcionamiento de la actual.

Recordemos en ese sentido lo ocurrido en la Central nuclear de Embalse en Córdoba, según los documentos de la Fundación de Defensa del Ambiente: “La central nuclear de Embalse (Córdoba), provista con un reactor canadiense Candú, estuvo cerca de tener un gravísimo accidente al comenzar sus operaciones en junio de 1983. En septiembre de 1989 sufrió una pérdida de agua pesada al lago de Embalse. En diciembre de 1989 dejó de funcionar por problemas en sus válvulas. En diciembre de 1995 registró daños en tubos de presión y pérdida de agua pesada. La central alcanzó un accidente grado 2 en la escala del INES. Además, en octubre de 2003 Embalse tuvo un problema en uno de los generadores de vapor y se produjo fuga de agua pesada al lago de Embalse”.

¿Tiene sentido?

El hombre común

Por Eduardo Pavlovsky.
Autor, director y actor teatral.

W. Reich en las postrimerías de su vida escribió un artículo que denominó “Discurso al hombre común”. Lo escribió en 1946, sin intención de que se publicara jamás. Pero se publicó. Algo de ese artículo –de la música de ese artículo– me involucró para intentar pensar ciertas cosas de nuestra realidad actual. Me refiero al poco conocimiento que tenemos del pensamiento del “hombre común” de nuestro país. Conocemos poco de la subjetividad del ciudadano común. El que no se “mete” en política. Sólo vota. Que tiene su merecida y respetuosa “vidita”. Los “millones” que configuraron la complicidad civil. Los tucumanos que votaron a Bussi represor es un buen ejemplo. Fue atacada y diezmada solamente la militancia activa, que comprendía desde la lucha armada y los militantes pertinentes a las numerosas organizaciones que trabajaban en las villas, organizaciones de derechos humanos y todo tipo de organizaciones sociales. Es decir, el hombre comprometido con el destino de una vida más justa socialmente para su país y donde la desigualdad no fuera obvia y natural. Recursos humanos para todos. Ese sector fue brutalmente aniquilado por la dictadura y perseguido hasta sus últimos escondites. Sindicalistas, delegados de fábricas y gremialistas comprometidos. El 40 por ciento de los desaparecidos eran obreros. Tortura, robo de bebés, arrojo de prisioneros desde aviones al Río de la Plata, robo de propiedades, allanamientos diarios, vejaciones y tormentos de todo tipo. Un Terrorismo de Estado organizado y entrenado por los militares franceses que combatieron en la guerra de Argelia. Hubo hasta un alto grado de sofisticación en la represión cultural. Dentro de ese sector 30.000 desaparecidos. Detenidos, exilios y exilios interiores que vivieron con terror esos años de plomo. Pero fuera de ese sector esquilmado, muerto y perseguido existía una franja enorme de millones de personas que permanecieron indiferentes o no afectadas directamente en su vida diaria o desconociendo las desapariciones y asesinatos.

Ultimamente nos sorprendió la manifestación de Blumberg que convocó a decenas de miles de personas en reclamo por una nueva doctrina de seguridad nacional. Siempre nos sorprendemos del fascismo agazapado y latente. ¿Cuántos millones apoyaban esa marcha por TV? Hoy comienzan a aparecer. A tomar cuerpo. A hacerse visibles. En todas sus formas. Desde la desaparición de López hasta las cartas amenazantes. Y pareciera que ya están organizados para alguna marcha reivindicatoria de la Otra justicia. Sin lugar a dudas la profundización de los juicios los va a envalentonar. La señora Pando no es la señora Siro, “estábamos mejor con los militares, mis hijos podían salir a bailar, había seguridad en las calles, estábamos bien económicamente” (por Radio 10). Hace pocos días la manifestación de las organizaciones de derechos humanos molestó a un hombre que gritaba: “prefiero la dictadura al caos de esta democracia” (subjetividad del hombre común de W. Reich).

El apoyo del Presidente a todas las organizaciones de derechos humanos no deja de ser un fenómeno minoritario dentro de este punto de vista. La increíble epopeya de las Madres y Abuelas desde 1976 conmovía sólo a un sector del país. Sólo a un sector minoritario (no más de un millón). No nos engañemos, la mayoría silenciosa, la masa gris astizforme, eran millones. Desde el Gobierno se realizaron importantes manifestaciones culturales y políticas.

La película de Renán La fiesta de todos –sobre el glorioso triunfo en el campeonato del ’78 y la felicidad del pueblo argentino– y el cierre de Félix Luna explicando por qué fue eso, una fiesta de todos. Tampoco nos olvidemos de la salida de Galtieri al balcón en Plaza de Mayo durante la invasión a Malvinas. Hay que ver ese noticiario y ver los brazos en alto de la multitud cuando apareció el dictador de turno. En el ’76-’77 jamás escuché hablar en las tribunas de las canchas de fútbol del gobierno y de los desaparecidos. Y no era por miedo. Era un problema de otros. Perón decía que un sector de los militares, muy minoritario, era inteligente y culto; otro sector era en cambio bruto, cerrado e inculto y, en el medio, había un gran sector volátil que no pensaba pero estaba siempre atento a moverse hacia los sectores del poder. Olían el poder. Eran los peores. Queremos a veces pensar que el pueblo sufrió la dictadura en su conjunto. Y es un tremendo error. Solo el sector más radicalizado y pensante la sufrió. La mayoría vivía indiferente. Esa gran complicidad civil es la que sostuvo el Terrorismo de Estado. El famoso 2×1 de las compras de la clase media.

Se puede creer que el fenómeno de la desaparición de López involucra a la población. Es una herida institucional tremenda que afectará a futuros testigos. Pero al hombre común –tomando a W. Reich– no le afecta el problema, aun cuando esté bombardeado por los medios. La subjetividad del ciudadano común –aquel que no se mete en política– es la que desconocemos. Además es volátil (usando los términos de Perón). De la misma manera que hoy apoya masivamente al Presidente, podría dejar de hacerlo mañana. Sabemos poco. Aun sabiendo que las circunstancias hoy son diferentes no nos olvidemos de que el pueblo votó tres veces a Menem como presidente. Hoy ya lo olvidó. Se corrió de lugar. Ya Menem no gana ni en La Rioja. El hombre común lo olvidó. No existe.

Realizamos un mal diagnóstico de situaciones porque desconocemos la subjetividad del hombre común. Esto es peligroso, porque esa mayoría hoy no tan silenciosa tiene la fuerza de la sorpresa, de su organización. Son millones de “indiferentes”. Cuando Videla inauguró el mundial en River, hubo tímidos silbidos y aplausos concertados. Videla les había regalado la fiesta y no fue repudiado. Yo estuve en 1956 viendo desde la tribuna cómo Argentina le ganaba a Italia 2 a 0. Cuando entró Aramburu, 50.000 personas silbaron simultáneamente. Fue la música más ensordecedora que he escuchado en mi vida. Era silbido de odio. No de indiferencia. Había policías dentro de la tribuna. Me consta. Pero qué se podía hacer: ¿prohibir silbar a 50.000 almas?

Los piqueteros y sus marchas y las “molestias del ciudadano común”. Los piqueteros eran el retorno de lo reprimido. El otro país. Los cuerpos desperdiciados. El ciudadano común es indiferente a los 10.000.000 de argentinos que viven con el subdesarrollo de los recursos humanos. Pero, en cambio, puede acompañar a Blumberg en sus marchas porque tiene miedo. Siempre tuvo miedo. Es su característica singular. El miedo a perder algo. Por eso lucha por una nueva doctrina de seguridad nacional. Con penas mayores para los menores. Ni siquiera relacionan la pobreza con la inseguridad. Con una buena doctrina de seguridad se termina todo. Piensa además, como dice Bauman, “culpar a la biografía del sujeto a conseguir empleo, y el sujeto juvenil se siente culpable de no poder estudiar o trabajar”. Todo se transforma en un problema individual. Un ciudadano común me dijo en Alemania que “si uno no era judío y no criticaba a Hitler se pasaba bien” (subjetividad del hombre común de W. Reich). Bergoglio dijo en Luján que tenemos que terminar la discordia entre hermanos argentinos. Y de esta manera se agrava la polémica entre la Iglesia y el Gobierno.

Yo hubiera preferido que se refiriera a la desaparición del hambre y la indigencia. Esa es su misión pastoral. La de Jesús, a la que pertenece.

Me cabe una reflexión, ya que los juicios a los militares recién empiezan. Yo no dudo de que se deben realizar. Pero el Gobierno debe prevenirse con diagnósticos políticos y sociales de lo que puede avecinarse. Un buen diagnóstico situacional de lo que puede ocurrir. En ese sentido López podría ser la punta del iceberg.

Minifalda

Como muchos de uds saben hace poco viajé a Rumania.

Parece que mi visita fue ejemplificadora y colaboré con la nueva conformación cultural post comunista de este interesante país.

Si no imaginan de que estoy hablando por favor leean el siguiente artículo extraído de Yahoo Noticias.

Médicos rumanos exigen que las enfermeras utilicen minifaldas

Los doctores de un hospital ubicado en un pequeño pueblo rumano quieren que todas las enfermeras vistan minifaldas.

Los galenos del municipio de Iasi, situado en el noreste de Rumania, escribieron una carta a la Casa Nacional de Seguridad Sanitaria exigiendo que las ayudantes usen faldas cortas. Además, protestaron contra los uniformes, a los cuales consideran que están “fuera de moda”.

Mientras la demanda está siendo estudiada por la institución, el doctor Iulian Serban, autoridad médica local, esgrimió su punto de vista: “creo que todas las enfermeras y médicas deberían usar minifaldas. Eso sería más elegante”.

Tags: Rumania, minifalda, Europa del Este, noticias, Iasi, medicina