Che-Tos

Martín ya no hacia el cortito, pero todavía se lo pedían. Su incontinencia de golpes lo llevaba a desparramar amor a trompadas. Y los pibes se lo agradecían con aplausos y gritos, pidiéndole su famoso golpe, o abucheando a sus rivales.

William Bu todavía es puteado por las calles. Mantiene su barriga y su corte de pelo que tantas veces fue imitado por los rugbiers de la high, como símbolo de su decadente distinción aristocrática.

El 60 se llena de cachorros de burgueses. Salen del cine.

– ¿Viste que buena estaba la rubia de la cuarta fila? El colectivo se llena más en la siguiente parada.

Toman gaseosa en latita y comen golosinas del País del Norte. Un hombre deja su bolso gastado en el piso. Se duerme parado. Tomado del pasamanos. Es increíble lo que un día de trabajo en la construcción podía lograr. Tenía poco tiempo para descansar y cada momento libre era bueno. Un ciclista se cruzó. EL colectivero, también habituado a la ciudad y sus constantes regularidades de irregulares situaciones, alcanzó a frenar.

El ciclista no escuchó las puteadas del chofer. Sus únicas preocupaciones eran que Boca perdía de nuevo y que El Diego no podía jugar.

El colectivo frenó. Todos escucharon la bocina, las puteadas y la frenada y trataron de aliviar el golpe. Pero el hombre y su bolso no. Estaban durmiendo. Cayeron sobre los cachorros burgueses.

Negros de mierda. Siempre lo mismo. Salen del laburo y se chupan. No ves que son cabezas? Bah…. anda a saber si laburan estos villeros, que lo parió, encima me manchó todo… repetía y repetía la puteada una y otra vez mirándose el pecho, puteando al negro que le había arruinado su nueva remera del Che Guevara

Che-Tos
Che-Tos

Bono pide y Bush se hace el boludo

(AP) – WASHINGTON (AP) _ Basándose en citas tomadas de textos islámicos, judíos y cristianos, el astro del rock Bono retó el jueves al gobierno de Estados Unidos a que destine un 1% adicional del presupuesto federal a los pobres del mundo.

Dirigiéndose al presidente George W. Bush y a los integrantes del congreso estadounidense durante el Desayuno Nacional para la Oración, el líder de la banda U2 afirmó que es injusto que las personas pobres no puedan vender sus productos en una economía mundial que pregona los méritos del libre mercado; que los niños deban pagar las deudas de sus abuelos, y que se retengan medicamentos que podrían salvar vidas.

“Dios no aceptará eso”, declaró. “El mío no lo hará. ¿Y el de ustedes?”, preguntó.

Bono distribuyó en cada mesa brazaletes de plástico blancos que forman parte de la campaña para luchar contra el sida y la pobreza llamada “The ONE Campaign to fight AIDS and poverty”.

La senadora Hillary Clinton y otros legisladores tomaron el brazalete entre sus dedos mientras Bono pronunciaba su discurso.

Bono agradeció al mandatario estadounidense por su ayuda en la batalla en contra de la malaria el y el sida.

En respuesta, Bush elogió a Bono por ser “alguien que hace las cosas”, pero no se refirió a la propuesta hecha por el cantante.

“Lo que hay que resaltar de este buen ciudadano del mundo es que ha utilizado su posición para lograr que las cosas se hagan”, dijo Bush.

“Eres un tipo increíble, Bono. Que Dios te bendiga”, expresó.

Bono dijo que Estados Unidos destina menos del 1% de su presupuesto a los pobres del mundo. El 1% del presupuesto del año pasado equivaldría a unos 26.000 millones de dólares.