Mas activistas de Greenpeace arrestados en protesta pacifica contra acuerdo nuclear

En un rápido movimiento los diputados de las comisiones de Relaciones Exteriores y de Energía habilitaron un dictamen para que sea tratado en el recinto en el día de hoy. Se trata del cuestionado e inconstitucional Acuerdo Nuclear con Australia que habilita el ingreso de residuos nucleares a la Argentina.

BUENOS AIRES, 16 de diciembre de 2004 (15.00).–



AMPLIAR FOTOCuatro activistas de Greenpeace han sido arrestados este jueves en el Congreso en una protesta pacífica contra la ratificación del Acuerdo Nuclear, que en estos momentos está siendo parte de la agenda a tratar en la sesión de hoy.

Los activistas arrestados fueron Juan Casavelos, Emilio Spataro, Ramiro García y Rosario Espina. Los militantes han sido trasladados en móviles policiales hacia la Comisaría 6ta, en Venezuela 1931.

El acuerdo nuclear, que lleva más de tres años de demoras en el Congreso, habilita la introducción de residuos nucleares de origen australiano a territorio nacional. Este aspecto es el origen de las polémicas y la fuerte oposición de distintos sectores de la sociedad argentina dado los riesgos que implica y por violar el artículo 41 de la Constitución Nacional, que prohíbe el ingreso de residuos nucleares al territorio argentino.

“Es claramente una maniobra que ha procurado pasar

desapercibida debido a la máxima atención que genera la COP10 entre las organizaciones ambientales argentinas y la prensa especializada”, explicó Juan Carlos Villalonga, director de campañas de Greenpeace Argentina. “Todo el proceso relacionado con este Acuerdo ha seguido la misma lógica, buscar el ocultamiento o evitar la mirada pública”, agregó.

“Esperamos que las diferentes opiniones que existen en el

Congreso se expresen y no sean inhibidas por la disciplina partidaria y que los diputados actúen acorde a la visión que expresan individualmente y se manifiesten de manera contraria al Acuerdo tal como mayoritariamente lo sostiene la población a la que representan”, manifestó el ambientalista.



AMPLIAR FOTO“Existe un claro doble discurso del Presidente, cuando en la COP10 afirmaba la necesidad de fortalecer el desarrollo de las energías limpias y renovables y al mismo tiempo sus Diputados intentaban aprobar un Acuerdo que prepara a la Argentina para convertirse en procesador de residuos nucleares extranjeros”, expresó Villalonga.

Según un informe realizado por el constitucionalista Daniel Sabsay, el Acuerdo con Australia “infringe de manera palmaria y manifiesta el claro texto del artículo 41 de la Constitución Nacional”.

“Este Acuerdo es un disparate: su Artículo 12 es inaceptable desde todo punto de vista; ninguna organización se opone a las exportaciones tecnológicas, lo que estamos pidiendo es un Acuerdo que no contenga ninguna cláusula que viole la Constitución ni abra las puertas a la introducción de residuos nucleares”, agregó Villalonga.

El acuerdo nuclear entre la Argentina y Australia respalda la

promesa realizada en Australia por la empresa rionegrina INVAP de aceptar traer a la Argentina residuos radiactivos para ser tratados en nuestro país.

Una coalición de más de 300 organizaciones de todo el país han expresado de manera conjunta que este Acuerdo abre las puertas a la basura nuclear australiana.

Las organizaciones reclaman “la anulación de toda iniciativa y

compromiso comercial, institucional o político, existente o

proyectado, que tenga por objetivo el ingreso al territorio argentino de residuos radiactivos conforme lo establece el articulo 41 de la Constitución nacional”.

Deja un comentario