Amsterdam

Amsterdam

Primera vez en Europa. Viajé por laburo a una convención de Greenpeace.

Subir en Buenos Aires y bajar en la Estación Central de Amsterdam encontrando la ciudad más linda que vi en mi vida.

Cultura en cada calle, libertad que se respira en el respeto a la diferencia.

Trabajar con colegas de todo el mundo fue realmente enriquecedor, sobre todo por intercambiar experiencias con gente de Fiji, Papua y Nueva Guinea o Polonia.

Europeos que me preguntaban, realmente interesados, por Argentina y que se sorprenden

con mis respuestas.

No pueden entender como teniendo lo que tenemos, siendo lo que somos, vivimos como vivimos.

Me di cuenta que tratar de explicar Argentina es casi una tarea imposible, por eso cuando me pidieron que explicara el peronismo me reí, y los invité a tomar otra cerveza.

Estando afuera se extraña el 1 a 1, pero se entiende el por que pagamos tan caro la ilusión de habernos creido del Primer Mundo.

Museos todos. Primero Van Gogh, después el resto.

Pero el que más me impresionó fue el de Anna Frank. Habiendo leido su libro a la misma edad en que ella sufría en un campo de concentración nazi, estar en su casa fue muy movilizador.

Zona Roja y Coffe Shops, por supuesto. Pero nunca lo más difundido es lo mejor.

Los edificios y los canales me invitaron a caminar horas y horas sin parar.

En resumen, uno de los viajes más interesantes de mi vida.

Muchas sensaciones, muchas ideas nuevas. Aprender en cada momento. Enseñar algo. Y por sobre todo, compartir.

Encontrar que en cada parte del mundo, existen personas valiosísimas, luchando por lo que uno lucha y dispuestos a ayudarnos, y a dejarse ayudar es increible.

Para mí, ya no existen las fronteras.

Desde el silencio del ciberespacio el grito desgarrador de Hernán Pablo Nadal

3 opinión por “Amsterdam

  1. Anonymous

    Eso del “afuera se extraña el 1 a 1” ¿es un sinónimo de que preferías a Menem o que preferías vivir en la ilusión de que la Argentina era un país que podía soportar ese tipo de cambio?

    Eso de “explicar” un país es sólo porteño. En Formosa, Misiones, Tucumán o Chaco no se trata de “explicar” la Argentina. No hay nada que explicar de la Argentina salvo esa extraña obsesión por sentirse en centro del mundo, por sentirse con un pie dentro y otro fuera. Lo único que debería de explocarse es cómo se permitió a los empresarios argentinos aprovechar el 1 a 1 para vender sus empresas y sacar el dinero del país. O cómo se permite que aún pueda morirse gente de hambre mientras K. dice que todavía no es el momento para repatriar los 600 millones de dólares (más intereses) que cobró cuando era gobernador de Santa Cruz de Repsol y que depositó cuidadosamente en Suiza. Eso es lo que hay que explicar. Eso, y el por qué la gente maldice a Menem y, sin embargo, obtiene casi un 22% de votos en una elecciones. Quizá sea por eso del “extraño el 1 a 1”

  2. Tao

    Ni lo uno,ni lo otro.
    Si seguís leyendo mi post, verás que concuerdo con lo que decís.
    Lo de “1 a 1” fue solo una ironía.
    Cuando digo “el por que pagamos tan caro la ilusión de habernos creido del Primer Mundo” digo lo mismo que vos, pero más resumido. Lo que decís es cierto. Solo que me pareció demasiado evidente para explicitarlo.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *